santafe
Miércoles 15 de Julio de 2015

Falta cemento en los corralones de la ciudad desde hace diez días

¿Especulación o demanda?.Lo confirmaron los comerciantes y la Cámara Argentina de la Construcción. Los fabricantes niegan inconvenientes. La escasez podría ser por una presión para lograr una suba en el precio del material

“Los proveedores no nos dejan porque no hay. La gente está desesperada porque no puede parar la obra y no consigue cemento en toda la ciudad”, dijo Mónica, la encargada de un corralón de venta de materiales de la construcción ubicado en Corrientes al 3900. La misma realidad contó Marcelo, el responsable de otro comercio de estas características, pero del norte de la ciudad, quien aseguró el desconocimiento sobre el porqué se produce esta escasez. Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción delegación Santa Fe, Roberto Pilatti, contó que hicieron las consultas necesarias a la empresa que fabrica este material y descartó algún tipo de inconveniente en la producción.
Desde hace diez días los socios de la Camarco vienen planteando a sus dirigentes los inconvenientes que había para conseguir cemento. Esto no solo ocurría en Santa Fe sino en muchas provincias del país. “A la inquietud se la planteamos también al Instituto del Cemento Portland Argentino y nos respondieron a través de una nota de manera oficial que la fábrica está produciendo normalmente y por lo tanto no debería haber faltante, pero la realidad es que no se consigue”, explicó a Diario UNO Roberto Pilatti.
Las especulaciones son muchas, pero no hay certezas. El fundamento que pisa fuerte es que se estaría por producir un aumento y es por eso que están guardando el material para lanzarlo con el nuevo valor. “No sabemos qué pasa porque si la fábrica dice que produce de manera normal, pero en los negocios no hay cemento, entonces hay algún problema o alguien miente. Se trata de precios cuidados y cada incremento tiene que estar autorizado por el gobierno nacional y tal vez utilizan esta forma para presionar en ese sentido, pero yo no lo puedo afirmar”, agregó el referente de la construcción.
En su momento, desde la Camarco pensaron también que podía ser por el corte de gas que en la época invernal es normal que se racione el suministro para las grandes industrias y como la fábrica produce con un horno podría ser una de las excusas, pero afirmaron: “Desde Portland no nos manifestaron nada, al contrario nos dijeron que están produciendo al 100 por ciento”. Que haya una mayor demanda podría ser otro de los fundamentos, pero aseguran que las compras y pedidos son normales.

Vendedores desesperados
Carina es responsable de un negocio ubicado al norte de la ciudad. Allí por ejemplo ayer no había cemento de albañilería, sí se conseguía el cemento Portland, pero ella anticipó que seguramente hoy tampoco haya del segundo tipo. Confirmó que esto se viene dando en los últimos días y que es una cuestión relacionada con el proveedor. “El de albañilería no hay y el cemento sí. Mañana (por hoy)llega un camión, pero se vende como pan caliente y capaz que en 24 horas se termina”, dijo la encargada y fundamentó esto al decir: “Los compradores recorren todos los negocios y hay colegas que no tienen, entonces donde hay arrasan”.
De todas maneras, los negocios optaron por racionalizar y vender en menor cantidad a un cliente para poder darle a otro que también necesita. Cabe recordar que el cemento de albañilería de la conocida marca Plasticor de 40 kilos hoy se la consigue entre 74 y 78 pesos; mientras que el cemento Portland de 50 kilos está entre 98 y 106 pesos. El primero está compuesto por una parte de arena, cal y cemento; y el otro es cemento puro. Estos materiales tienen distintos usos en las construcciones.
Por su parte Mónica, de un corralón de calle Corrientes al 3900, aseguró que la realidad en su comercio es la misma. “Vendí a un cliente, cobré y ahora voy a tener que devolverle la plata porque no hay. Viene el camión y nos dice que no tomemos más compromisos porque no hay. No se sabe por qué, nadie nos da explicaciones. Algunos dicen que es por falta de materia prima y otros que es porque está por aumentar, lo cierto es que la gente está desesperada porque recorre toda la ciudad y no consigue”, explicó a Diario UNO.
Tanto Marcelo, como Carina y Mónica aseguran que “los galpones están vacíos” y esto es porque los proveedores desde hace más de 15 días no cumplen con el pedido y dejan menos, entonces no se pudo hacer un stock y se terminó más rápido lo guardado. Entre los colegas se consultan y envían clientes, pero ahora tampoco pueden hacer eso porque la situación los afecta a todos por igual. 
“No nos queda otra más que esperar, no sabemos qué pasa y sobre todo qué va a pasar, por qué estamos viviendo esta situación. Hace 15 días que estamos haciendo malabares y no se puede sostener más. En realidad es de hace más tiempo, pero de esta manera hace unas dos semanas. No podemos vender y encima no podemos suplantar este material tan necesario para la construcción”, concluyó Mónica.

Afecta a la obra pública
En relación a la obra pública, el representante de la Cámara de la Construcción en Santa Fe dijo que “de seguir esta situación se verá afectada” y agregó: “Las plantas de hormigón armado, porque hoy por hoy se compra elaborado y al faltar cemento no se puede hacer, entonces eso retrasa las obras, no solo las públicas sino también las privadas”. De todas maneras, Pilatti dijo que hasta el momento no hubo denuncias de paralización de obras, pero sí recibieron “quejas de la provisión de algunos materiales”.
Ante la consulta sobre si desde la Camarco pedirán una audiencia con el gobierno nacional para lograr algún tipo de intervención al respecto, Pilatti dijo: “Lo que estaba a nuestro alcance se hizo que era consultar a Portland”. Y luego agregó: “La semana que viene habrá una reunión en Buenos Aires entre todos los integrantes de la Cámara y así conoceremos la realidad de cada provincia y ahí veremos qué podemos hacer”.

Comentarios