Colón
Domingo 27 de Noviembre de 2016

Falta mayor contundencia

En 11 partidos, Colón apenas marcó nueve goles y su máximo artillero es Ismael Blanco con tres tantos, dos de ellos convertidos desde el punto del penal. Y además, en cuatro encuentros no pudo anotar, en lo que sin dudas se trata del principal déficit del equipo sabalero

La eficacia de Colón en el torneo bajó, tomando en cuenta que sumó dos derrotas consecutivas. Con 17 puntos sobre 33 en juego alcanza un porcentaje del 51,5%. Sin embargo, el rendimiento futbolístico creció y quizás ante Newell's jugó el mejor partido del campeonato en virtud del rival que tuvo enfrente.

Es cierto que con Arsenal ganó e incluso le quedó corto el resultado, pero si uno compara la jerarquía del elenco rosarino con el del Viaducto las diferencias saltan a la vista. Y eso precisamente hace que el Sabalero, pese a perder el sábado por consistencia de juego fue de lo mejor que se le vio en el campeonato.

Parece un contrasentido, pero cuando mejor juega más le cuesta obtener resultados. El ejemplo es el encuentro frente a la Lepra, pero también los anteriores cotejos con Estudiantes y Arsenal. Frente al Pincha la derrota fue justa pero en el segundo tiempo se le plantó y estuvo a punto de empatarle con aquel penal que Daniel Sappa le atajó a Pablo Ledesma.

Y con Arsenal mereció en el primer tiempo al menos convertir tres goles, no pudo hacerlo con dos tiros en los palos y luego terminó sufriendo no por lo que hizo el rival, sino por lo exiguo del marcador.

El partido que supo ganar con mayor comodidad fue ante Atlético de Rafaela por 2-0, e incluso en el final tuvo la posibilidad de aumentar el resultado. Pero es verdad que desde el juego no fue muy superior a la Crema, pero su virtud fue pegar en los momentos justos.

A la hora de mensurar los fríos números se podrá decir que de los últimos seis partidos, Colón perdió cuatro y eso marca una señal de alerta, pero luego de caer con Vélez y Patronato, se recuperó con dos triunfos y posteriormente cayó con dos equipos que están arriba en la tabla y de manera ajustada.

Por lo cual el balance no es malo, ya que antes de esta doble fecha complicada, se podía pensar que Colón dejara puntos. Obviamente que la derrota más dolorosa fue ante Newell's por jugar como local y el contexto en el que se dio. Ya que de ninguna manera el conjunto sabalero mereció quedarse con las manos vacías.

No obstante, a la hora de encontrar algunas explicaciones respecto a este momento de Colón es indudable que los pocos goles a favor que tiene conspiran para una mejor posición en la tabla. Nueve tantos en 11 partidos es una cifra muy escasa y allí radica el principal déficit que tiene el elenco conducido por Paolo Montero.

Ismael Blanco con tres goles es el máximo anotador, pero dos de ellos los convirtió desde los 12 pasos y el restante fue en la primera fecha ante Aldosivi. Lo que indica que el rendimiento del Sungui fue de mayor a menor. Es evidente que al Sabalero le falta potencia en la ofensiva y en ese sentido no tiene demasiado recambio.

Blanco fue titular en todos los partidos del torneo a excepción del choque ante Vélez por lesión, en cambio los otros delanteros no lograron afianzarse y es por eso que fueron ingresando y saliendo de la formación titular.

En el arranque del torneo el entrenador eligió jugar con un solo delantero y con volantes que lleguen por los costados, luego al modificar el esquema se inclinó por Nicolás Silva como socio en el ataque del Sungui. Pero después varió el sistema y eligió a Tomás Sandoval. Y frente a Newell's mandó a la cancha a Nicolás Leguizamón.

Ante la Lepra en un momento jugaron Leguizamón, Sandoval y Juan Bauza, tres productos de las inferiores y eso indica que no cuenta con demasiado recambio. Luego ingresó Diego Lagos que anotó un gol en el debut con Aldosivi pero que no tuvo demasiada continuidad.

Y lo de Diego Mayora a esta altura está muy claro que el entrenador no lo tiene en cuenta y es por eso que sigue sumando minutos en la división Reserva.

Resulta un caso particular, dado que la dirigencia encabezada por José Vignatti adquirió su ficha en un dinero importante y tan solo jugó algunos minutos en la tercera fecha frente a Talleres. Por lo cual, está claro que en el receso Colón irá a buscar un delantero.

Encima otro de los refuerzos que llegó para esta temporada como es el caso de Walter Acuña no es tenido en cuenta por cuestiones disciplinarias y está claro que no continuará en la institución. Así las cosas se requiere de otras alternativas para reforzar el ataque.

Pese a los dos goles en contra que sufrió ante Newell's, en defensa el equipo está balanceado y no le llegaron demasiado. Es difícil observar al bloque defensivo mal parado, la excepción fue justamente el gol de Maxi Rodríguez en su afán por ir a buscar el partido y estar muy adelantado.

Pero es un escenario poco habitual ya que en estas 11 jornadas lo mejor de Colón fue la solidez defensiva. De hecho con seis tantos en contra es junto a Lanús, Talleres e Independiente el equipo menos batido. Por lo cual le queda ajustar la puntería en los metros finales.

Comentarios