pais
Jueves 02 de Abril de 2015

Fantasmas en la escuela de policías: la muerte de algunos cadetes podrían explicar las apariciones

Al parecer, la historia que esconde esa institución guarda un misterio sobre fallecimientos de manera extraña y accidental. Una de esas leyendas coincide con la aparición del abanderado decapitado.

Luego del ataque que denunció haber sufrido la cadete María Florencia Ledesma dentro de la escuela de oficiales de la Policía Federal "Comisario General Juan Ángel Pirker", otros efectivos que pasaron por allí afirmaron que durante su formación vieron aparecer fantasmas, los cuales podrían estar vinculados a muertes violentas ocurridas dentro de ese centro de formación.

De acuerdo a lo publicado en el blog Policiales Ahora, se determinó que entre 1978 y 1982 fallecieron cadetes de manera accidental y uno de esos fallecimientos podría tener relación con la aparición del "abanderado decapitado".

Un comisario inspector retirado de la Policía Federal contó al blog que en 1978, mientras él estudiaba dentro de la escuela que entonces se llamaba "Ramón Falcón" había un joven de 20 años que estaba a punto de egresar con el mejor promedio y por ende era el abanderado.

"En la escuela, los 20 mejores promedios tienen un cargo simbólico de la carrera de suboficiales, más allá que egresábamos como oficiales. Este chico era sargento primero abanderado, mientras que había otros dos sargentos primero que eran los escoltas. Luego venían los sargentos, los cabos primero y los cabo repartidos entre los restantes 17 mejores promedios de la promoción, que tenía unos 150 estudiantes a punto de egresar", comenzó relatando este uniformado.

El hombre contó que el joven abanderado "regresaba a la escuela luego del franco otorgado a los cadetes y al estar cerca de su destino sacó la cabeza por la ventanilla del colectivo 7, no vio el poste de luz y pegó la cabeza".

"Falleció de inmediato y quedó decapitado por el terrible golpe. Este sería el mismo joven que años después se les empezó a aparecer a los cadetes. Algunos dicen que aparece todos los 20 de junio a la madrugada, pero por el comentario de oficiales ya egresados, a muchos se les apareció en distintas fechas y siempre en el salón de actos", explicó.

A muchos estudiantes de promociones posteriores les pareció que era un mito la muerte de este abanderado, pero este comisario inspector ya retirado de la fuerza hace algunos años afirmó que fue un hecho real y que provocó conmoción dentro del establecimiento, al tiempo que indicó que ese joven, de haber podido egresar y seguir la carrera dentro de la Federal, en la actualidad "sería comisario general y quizá forme parte de la cúpula de la fuerza".

Esta muerte puede explicar la aparición que muchos oficiales cuentan del abanderado decapitado, pero luego se sucedieron otras muertes que también causaron conmoción y tal vez guarden relación con esas apariciones misteriosas dentro de la escuela Pirker.

En 1981 se registraron varias muertes accidentales, como la de los cuatro cadetes que salían de franco y murieron luego de un choque cerca de la escuela policial de Villa Lugano. Estos jóvenes hoy serían comisarios inspectores recién ascendidos.

Sin embargo, la muerte más traumática fue la de un estudiante, Walter O., quien estaba a punto de recibir la guardia y a su compañero se le escapó un tiro que impactó en la cabeza. De haber hecho la carrera a fin de este año ascendería a comisario inspector, contó un comisario mayor de la fuerza que prefirió no revelar su nombre

Si bien aún sigue la investigación por el presunto ataque de un fantasma sobre la cadete Ledesma, algunas apariciones que vieron estudiantes años atrás parecen empezar a tener alguna explicación o vinculación con muertes de colegas, aunque para otros es mero producto de la imaginación o de alucinaciones por el encierro y la presión que pueden sentir los jóvenes durante su formación policial. (Minuto Uno).

Comentarios