Femicidio
Lunes 10 de Octubre de 2016

Femicidio de Esperanza: la familia de la víctima ya es querellante en la causa

Tribunales. A través del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), los familiares de Nadia Schachner, asesinada a puñaladas por su expareja, participarán en el proceso judicial

El femicidio de Nadia Gisela Schachner, ocurrido el 23 de julio en un pelotero de la ciudad de Esperanza, sumó un nuevo actor al proceso judicial que tiene como imputado a la expareja de la victima, Adrián B. (38), el cual se encuentra detenido como prisión preventiva desde el 27 de julio por orden del juez Héctor Candioti.
Desde el viernes, la familia de la víctima, logró constituirse como querellante de la causa a través del Centro de Asistencia Judicial (CAJ). Todo se dio a raíz de una audiencia llevada a cabo en la Sala I de los tribunales penales de Santa Fe, donde la jueza de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sandra Valenti, homologó el acuerdo establecido entre la fiscal, Cristina Ferraro -ver aparte- y los abogados del CAF, Zulema Rivera y Federico Lombardi. Por su parte, el Defensor particular del imputado, Claudio Torres Del Sel, no se opuso y permitió que se realice la constitución sin la presencia del acusado.

Estrategia o enfermedad mental
En la actualidad, el caso se encuentra con el imputado detenido pero se aguardan los resultados de los exámenes médicos ordenados por el juez Jorge Patrizi, luego de que Torres Del Sel, solicite en una audiencia previa que su defendido sea trasladado de un centro de detención hacia una clínica psiquiátrica de la ciudad de Santa Fe.
Dicho pedido surgió el pasado 31 de agosto y tuvo como objetivo revisar la salud mental de Adrián B., ya que expuso una serie de antecedentes clínicos que comprobarían que el imputado sufre un presunto desorden psíquico a causa del consumo de estupefacientes y que ello lo habría llevado a cometer el brutal asesinato.
En tal sentido, el magistrado de aquella audiencia ordenó que se constituya una junta medica para que analice el estado psiquiátrico del acusado para así determinar si se encuentra en condiciones de quedar preso dentro de una cárcel o terminar siendo internado en una clínica psiquiátrica, tal como lo había propuesto su defensa.
Al respecto, Zulema Rivero del CAJ sostuvo que "en este caso no se darían las condiciones para una inimputabilidad, a pesar de que aún se aguardan los resultados de los análisis médicos". No obstante, la funcionaria se mostró motivada por la constitución de la Querella ya que significa "dar un paso importante porque ahora el CAJ queda habilitado para poder ejercitar ampliamente su rol", indicó.

Salvaje y a la vista de todos
Nadia Gisela Schachner (37) murió en la tarde del 23 de julio a causa de 21 puñaladas que le realizó su expareja. El hecho tuvo lugar en un pelotero de calle Colonizadores al 300 de la ciudad de Esperanza y sucedió cuando se desarrollaba un cumpleaños por lo cual hubo más de 15 personas que presenciaron el salvaje ataque -entre ellos, varios menores-.
Luego de cometer el brutal femicidio, Adrián B., buscó atravesar la puerta de ingreso al pelotero -la cual estaba toda vidriada- y terminó desplomado en el suelo con una gran cantidad de cortes en todo su cuerpo y debió ser trasladado hacia el hospital José María Cullen en calidad de detenido. Días después, se realizó en el nosocomio la audiencia de prisión preventiva, donde el juez Héctor Candioti ordenó la medida cautelar a pedido de la fiscal del departamento Las Colonias, Clelia Trossero. Esta solicitud se amparó en que existen ciertos riesgos procesales debido a que el imputado buscó profugarse tras cometer el crimen, hecho que se vio frustrado. Además, la funcionaria justificó la necesidad de mantener la seguridad de los testigos del hecho, por lo que afirmó que podría surgir un entorpecimiento probatorio de parte del imputado con las personas en caso de quedar en libertad.

Comentarios