Economía
Jueves 21 de Abril de 2016

Fracasaron las negociaciones y los bancarios completan el paro de 48 horas

Estuvieron más de cinco horas reunidos con las cámaras empresarias privadas y públicas. Sólo avanzaron en la revisión de los despidos en los bancos Central y Provincia.

Las negociaciones entre las cámaras empresarias privadas y públicas y la Asociación Bancaria (AB), sufrieron esta noche un nuevo fracaso y mañana el gremio concretará su segunda jornada de paro nacional, lo que ocasionará serios inconvenientes en la operatoria financiera y en la provisión de dinero en los cajeros automáticos durante el fin de semana.

Al término de una reunión que se prolongó por espacio de más de cinco horas, el titular del gremio bancario, Sergio Palazzo indicó que “ratificamos el paro de mañana porque no se ha podido avanzar en la oferta salarial y consideramos insólita la actitud que tienen los representantes de la banca privada como así también algunos de la banca pública, que deberían esmerarse un poco más en cuidar a los ciudadanos para que tengan bancos y no confrontar con el sindicato”.

No obstante, Palazzo admitió que sí hubo avances con el reclamo por “la reincorporación de los trabajadores despedidos en los bancos Central y Provincia, con intervención inclusive del presidente del Banco Central con un compromiso de revisar esa situación”.

Acerca de cuánta es la diferencia para llegar a un acuerdo, el gremialista puntualizó que “la propuesta de ellos está en el orden del 26 por ciento y nosotros sostenemos que tiene que estar por arriba del 30 por ciento y además quieren partir el aumento salarial y nosotros insistimos en que tiene que ser de enero a diciembre”.

Sobre el rol desempeñado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para destrabar el conflicto, Palazzo destacó la labor que “tanto el titular de la cartera laboral como el presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, tuvieron en el tema de los despedidos, pero no así en el tema salarial”.

Consultado sobre si existía alguna posibilidad de levantar la medida de fuerza mañana si aparecía alguna oferta superadora, el sindicalista bancario planteó que “no, la medida está ratificada para mañana y creemos que el ministerio recién el lunes nos convocará a un nuevo encuentro”.

Consideró como “una falta de repuesta lo que han hechos los representantes empresarios, porque estamos aquí desde las 15 horas sin ninguna propuesta, esperando que se ilumine algún cerebro mágico del gobierno como para que habilite la discusión”.

En ese sentido, el gremialista anunció que “de continuar y persistir esta actitud que tienen todas las cámaras, seguramente el lunes vamos a estar analizando una medida de fuerza por 72 horas para la semana que viene con movilización en todo el país”.

Asimismo, Palazzo advirtió al gobierno a que “presten atención, hay mucha bronca en la gente por todo lo que se está haciendo con el impuesto a las ganancias, con negar un salario acorde a lo que realmente ganan los bancos.”

“Presten atención -reiteró- porque la bronca cada vez es más grande y no sea cosa que esto termine en un espiral de cada vez más conflicto y después el conflicto se desmadre no por parte nuestra, si no por falta de ofertas que tengan que ver con la posición del gobierno y de las cámaras empresarias”.

Los resultados de las negociaciones realizadas esta tarde en la sede laboral de Callao 114 bajo la supervisión de la directora Nacional de Relaciones del Trabajo, Graciela Sosa y de la conciliadora Natalia Villalba Lastra, contrastó claramente con el optimismo que reinó este mediodía, incluso en la propia dirigencia sindical.

Por esa hora, el propio Palazzo había dicho que existían “expectativas de resolver el conflicto por la tarde”.

Los dirigentes gremiales calificaron al paro de hoy como “masivo” y una recorrida por la city financiera permitió corroborar que las entidades financieras no abrieron sus puertas y la medida de fuerza se cumplió con concurrencia de los empleados a sus lugares de trabajo.

Muchos de los trabajadores al pasar las columnas de manifestantes que recorrían la zona céntrica, se sumaron a las movilizaciones que llevaron a cabo miles de trabajadores.

El conflicto salarial y laboral ya lleva casi tres meses e incluye un acampe de 66 días frente a las puertas del Banco Central, sobre la calle Reconquista, en pleno microcentro porteño.
Fuente: La Capital

Comentarios