Santa Fe
Sábado 30 de Julio de 2016

Frío y calor: un especialista explica el fenómeno de las "temperaturas"

¿Por qué cuando asoma el sol la temperatura siempre baja? ¿No debería subir? Son algunas preguntas que responde José Luis Macor, responsable del Centro de Informaciones Meteorológicas de UNL

Aunque se padece o disfruta a diario, la gente pocas veces se pregunta de qué factores depende que exista el frío o calor, o cómo se producen. Pasa todos los inviernos. Cualquier santafesino que madrugue sabe que cuando asoma el sol la temperatura siempre baja. ¿Pero es ilógico? ¿no debería subir? "El fenómeno tiene una explicación: durante la noche la Tierra se enfría debido a la falta de radiación solar, pero ese proceso de enfriamiento tiene una cierta inercia, por lo cual la temperatura continúa descendiendo aún cuando el sol ya salió. Este es un saber del que se ocupan, entre otros, los meteorólogos", dijo José Luis Macor, responsable del Centro de Informaciones Meteorológicas (CIM) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas (Fich) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).
El especialista define a la temperatura como una "magnitud física", al calor como "forma de energía". Su estimación tiene una gran importancia en meteorología. "El calor interviene, por ejemplo, en casi todos los fenómenos del ciclo hidrológico, siendo el sol la fuente de esa energía. En las fases de cambio de estado del agua en la atmósfera hay intercambio de calor latente que es suministrado por el sol para mantener el equilibrio térmico de una misma sustancia. Teniendo en cuenta su alta capacidad calórica, el agua resulta un fuerte moderador del clima a través de las corrientes oceánicas. Esta característica del agua es importante en la circulación general de la atmósfera y en fenómenos de gran escala como «El Niño y La Niña», ya que constituye un proceso de transferencia de calor desde el Ecuador hacia los polos", explicó.
Sin embargo, la temperatura no depende solamente de la radiación solar (radiación electromagnética de onda corta), existen otros factores: por ejemplo, la cobertura. "La nieve y el hielo de los glaciares y casquetes polares reflejan fuertemente la radiación del sol, por lo que las superficies son frías. En cambio, los suelos oscuros y los océanos absorben radiación, que luego es reemitida a la atmósfera como radiación de onda larga, lo cual influye en las temperaturas", destacó.
Macor agregó que al ser la temperatura una medida del calor, resulta de interés meteorológico la medición de la temperatura ambiente a nivel del suelo, al igual que la variación de la temperatura con la altura que junto con otras variables meteorológicas permiten inferir las condiciones del tiempo. "La temperatura del suelo es de interés agronómico, mientras que la medición de la temperatura del mar es de interés hidrográfico, sobre todo en estudios de las corrientes marinas o de fenómenos de gran escala como los mencionados de El Niño o La Niña".

"Es sensación"
Otro de los fenómenos asociados a la temperatura, y que se menciona continuamente, es el de la sensación térmica, que no es una variable meteorológica, sino un índice que trata de reflejar la sensación que percibe el cuerpo humano frente a la temperatura ambiente, aclaró. "Este índice no depende solo de la temperatura ambiente, sino también, y principalmente, de la humedad ambiente y de la velocidad del viento. La determinación de la sensación térmica no es por medición directa, sino que surge de complejas expresiones matemáticas establecidas por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) a partir de estudios específicos realizados, inicialmente, en el ámbito militar", informó Macor.
El especialista contó que el CIM viene registrando datos de temperatura desde 1986 en Santa Fe, año en que se instaló la estación meteorológica de la Ciudad Universitaria. En ella se cuenta con termómetros de precisión de máxima y mínima, de bulbo húmedo y seco, termógrafo y teletermógrafo de suelo. "Los equipos de medición son contrastados y verificados periódicamente, los datos registrados en la estación meteorológica resultan confiables. Por tal motivo, diversos grupos de investigación de la UNL y organismos de Conicet solicitan información meteorológica específica para sus proyectos", apuntó Macor. La información que recaba el CIM puede ser encontrada en http://fich.unl.edu.ar/cim/.



Comentarios