informacion_general
Miércoles 12 de Agosto de 2015

Futbolistas: La profesión más estresante

¿Cómo juega el factor emocional a la hora del éxito deportivo? La Universidad Siglo 21 realizó un estudio sobre las emociones que transitan los jugadores de fútbol durante un partido comparándolas con un grupo de empleados administrativos.

Un estudio realizado por la Universidad Siglo 21 reveló que los futbolistas de alto rendimiento antes o después de un partido tienden a sentirse “siempre” o “casi siempre” temerosos (17.9%), intranquilos (34.1%), nerviosos (31.8%), hostiles (32.9%), asustados (23.5%) e irritables (29.4%). 
Cabe destacar que al comparar estos resultados con una muestra de más de 400 trabajadores se observó que menos del 15% de los trabajadores promedio tiende a experimentar niveles semejantes de temor u hostilidad. Es decir que el 85% de los trabajadores nunca ha experimentado niveles semejantes de emociones negativas. 
Estos datos reflejan que los futbolistas se encuentran más expuestos a emociones negativas que el trabajador promedio. Asimismo es importante destacar que el mismo resultado se obtuvo con respecto a las emociones positivas. 
Concretamente se observó que los futbolistas profesionales tienden a experimentar “siempre” o “casi siempre” emociones de excitación (47.1%), entusiasmo (78.9%) y orgullo (68.3%). Estos valores son superiores a los comunicados por otros trabajadores, observándose que sólo el 25% experimenta niveles de emociones positivas semejantes.
El estudio realizado por la Universidad Siglo 21 comparó el nivel de emociones negativas experimentadas por futbolistas profesionales tomando como referencia las emociones que experimentan habitualmente los trabajadores de otras profesiones. 
Para realizar dichas mediciones se utilizó el “Positive and Negative Affect Schedule”, un test psicológico de amplio uso en la investigación psicológica internacional.  Al comparar los resultados se observan diferencias estadísticamente significativas entre los futbolistas profesionales y el resto de los trabajadores. Este fenómeno caracterizado por la sensación simultánea de emociones positivas y negativas se denomina co-activación emocional.  
Aunque los estados de co-activación emocional se caracterizan por ser inestables, desagradables y discordantes, diferentes estudios sugieren que aquellas personas que logran un balance óptimo de emociones negativas y positivas logran un afrontamiento más exitoso de los estresores. Sin embargo al ser estados emocionales complejos exigen un buen manejo de las propias emociones para que estas no interfieran con el desempeño y la salud psicológica de los futbolistas. 
Investigaciones de este tipo demuestran la importancia de los factores emocionales para comprender el comportamiento deportivo. Cada vez más estudios revelan que para desempeñarse de manera óptima los futbolistas no solo requieren de destrezas físicas, sino también emocionales. Las altas presiones a las cuales se suelen ver expuestos generan estados emocionales de mayor complejidad que exigen altas capacidades de regulación emocional para que estos no deterioren el rendimiento deportivo. 
“Los futbolistas que tengan mayor capacidad para manejar las ambiguas implicaciones que tiene la co-activación emocional sobre el comportamiento, tendrán mayores probabilidades de superar exitosamente los estresores a los que se ven expuestos y alcanzar un desempeño óptimo. Un panorama menos alentador existiría para los futbolistas que no logren soportar la tensión de sentir ambos tipos de emociones”, explicó el Lic. Leonardo Medrano, de la Secretaría de Investigación de la Universidad Siglo 21.    
En los últimos años se ha verificado que las emociones juegan un papel clave en el comportamiento deportivo, ya que inciden en el desempeño y en otros factores que pueden afectar la continuidad en la competición, como por ejemplo la frecuencia y recuperación de lesiones.  Los deportistas de alto rendimiento se ven expuestos a una serie de demandas que pueden llevar a que éstos experimenten emociones más intensas y con mayor frecuencia que el promedio de los trabajadores. 
Acerca de Universidad Siglo 21
Es la institución educativa de nivel superior privada más elegida por los argentinos, según datos oficiales del Anuario de Estadísticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación. Fue creada en 1995 por Juan Carlos Rabbat y Cristina Schwander y, actualmente, se encuentra celebrando sus 20 años de trayectoria. Tiene sede en la ciudad de Córdoba y presencia en las 24 provincias argentinas, a través de más de 250 Centros de Aprendizaje Universitario (CAUs). En Universidad Siglo 21 estudian más de 40.000 alumnos y cuenta con más de 10.000 egresados. Dicta 24 carreras de grado, 12 de pregrado y carreras de posgrado y formación continua a través de las modalidades Presencial, Senior, Distribuida y Distribuida Home, lo que la convierte en la universidad líder en Argentina en el desarrollo y dictado de programas de educación online y de diplomaturas que incentivan la formación personal de las personas.

Comentarios