Colón
Domingo 13 de Noviembre de 2016

"Ganamos una batalla, pero no la guerra"

José Vignatti charló mano a mano con Ovación y se refirió al presente de Colón en el torneo. "Estoy conforme en lo deportivo porque el rendimiento del equipo nos está dando un respiro, en ese aspecto es evidente que dimos un paso adelante y que por lo menos estamos bien encaminados. Estamos bien, pero la realidad es que queremos estar mejor", aseguró el máximo directivo sabalero

A cinco meses de haber asumido como presidente de Colón, José Vignatti recibió en sus oficinas a Ovación para charlar del presente del equipo, pero también se refirió a la situación financiera de la institución y a lo que viene sucediendo en el contexto del fútbol nacional. En una extensa entrevista, el máximo dirigente rojinegro habló absolutamente de todo. Pasen y vean...
—¿Qué balance se puede hacer de la gestión en estos cinco meses?
—Estoy conforme en lo deportivo porque la performance del equipo nos está dando un respiro, obviamente que se ganó una batalla pero no la guerra, pero por lo menos estamos bien encaminados. Tenemos un plantel profesional y un cuerpo técnico que es al cual nosotros aspirábamos dentro de nuestras limitaciones económicas. Por lo cual en ese aspecto es evidente que dimos un paso adelante.
—¿Cuál es hoy la situación financiera y económica del club?
—En realidad es muy ajustada porque lo que teníamos previsto cobrar en AFA no estuvo de acuerdo a lo pronosticado, más que pronosticado lo que estaba prometido no se cumplió y estamos haciendo un gran esfuerzo para mantener la casa en orden y tener el plantel al día que eso no es poco. Esperemos seguir en esa línea buscando recursos y aguardar lo que suceda en la segunda etapa que se avecina en enero próximo en donde no podemos prever lo que va a pasar.
—¿Qué opinión tiene acerca de la creación de la Superliga y de que se produzcan descensos masivos como por ejemplo seis en una temporada?
—Si nosotros tomamos como referencia los otros países evidentemente Argentina es el torneo que cuenta con más equipos de Primera División y resulta casi ilógico. Yo creo que hay adaptarse un poco y más teniendo en cuenta que ahora la televisación al ser privada va a poner una serie de exigencias y para eso hay que estar preparado. El tema es que sepamos resolver si existe una reducción de equipos y hacerlas de tal manera que podamos sobrellevarlo.
—¿Considera un exceso tener un torneo de 30 equipos?
—Pienso que 20 o 22 equipos sería lo ideal y jugar en un año un torneo a dos ruedas, porque se daría la oportunidad de tener a todos los equipos jugando en Santa Fe. En cambio en este momento hay equipos que en todo el año no los podemos ver como local porque se juega a una sola rueda.
—¿Piensa que debiera haber elecciones antes de fin de año?
—Particularmente creo que antes de fin de año tendría que haber elecciones, pero si tenemos en cuenta que faltan 40 0 45 días veo difícil que suceda. Pero lo ideal sería que haya elecciones y que los candidatos sean personas que tengan un liderazgo, que traigan ideas innovadoras y que sean respetados. Pero fundamentalmente que tengan la capacidad de organizar, porque si no hay un liderazgo no se puede manejar entre varios la situación. Debemos buscar una figura representativa que tenga las condiciones necesarias para mantener un liderazgo.
—¿Esas condiciones la pueden reunir algunos de los postulantes?
—Me gustaría esperar porque tal vez surja alguna otra figura, o que haya un abanico de posibilidades como para que uno pueda apoyar al que considera el mejor. Pero también conocer la posición respecto a las instituciones en este caso a la nuestra. Nosotros no nos encolumnamos detrás de una figura, sino que apoyaremos a aquella persona que lleve propuestas que sean beneficiosas en este caso para Colón.
—La realidad es que hasta aquí existen un par de candidatos pero restan conocerse las propuestas...
—Con el nombre no alcanza, tiene que ser una persona representativa y que nos dé a los clubes la oportunidad de competir de manera limpia y sana y que siempre gane el que deportivamente hizo mejor las cosas. Y que eso implique que existan premios y castigos, que las mejores administraciones sean las que tengan los mejores éxitos.
—¿Está de acuerdo con que en la próxima temporada haya seis descensos para reducir de manera más rápida la cantidad de equipos en Primera División?
—Me gustaría que sea un poquito más gradual, que no sea tan violento de un año para el otro porque tal vez una contingencia extra en algún club lo lleva a tener una mala campaña y eso lo condena definitivamente. En cambio con que el torneo llegue a ser de 20 o 22 equipos sí estoy de acuerdo.
—¿Qué cantidad de socios tiene Colón y cuántos son los que abonan de manera regular para sostener el día a día del club?
—Bueno ese es un problema que tenemos que resolver, debemos seducir a los simpatizantes para que se transformen en socios. Vamos a implementar una campaña agresiva para la inscripción de socios en el sentido de darles oportunidades a todos, incluyendo a la gente del interior. Con ellos nos reunimos en estos días y le pedimos su opinión para luego llevar a la Asamblea un cambio en el Estatuto para que el socio del interior sea calificado como socio activo de la ciudad y que todos puedan tener participación en el acto eleccionario teniendo voz y voto y eso nos va a fortalecer como institución. Mucha gente del interior puede ser el trampolín para que muchos simpatizantes se transformen en socios. Cuando me fui en la anterior gestión estábamos entre 21.000 y 22.000 socios, lamentablemente después de lo que se dice la década perdida nos precipitamos a un mínimo impensado. Hoy estamos creciendo pero muy poquito, pero debemos concientizarnos que para decir que Colón es grande cada simpatizante tiene que transformarse en socio, no hay alternativa y más teniendo en cuenta que el campeonato sí o sí se va reducir en cuanto al número de equipos y en ese caso tendremos que tener un piso muy importante en el caudal de socios. No podemos pretender ser un club grande con simpatizante solamente, el club grande lo hace la cantidad de socios.
—¿Cuántos socios son los que pagan regularmente su cuota, excluyendo a los que se asocian en función de los resultados deportivos y que se podría llamarlos socios golondrinas?
—En este momento de los socios de "fierro" que yo les digo hay alrededor de 13.000, pero con eso no podemos pensar en participar con continuidad y permanencia. Para aspirar a codearnos con los grandes tenemos que tener un piso de 25.000 socios y sabemos que se puede lograr. Si hace 10 años atrás teníamos 22.000 hoy pensar en 25.000 no es una utopía sino que es una realidad. Pasa que el simpatizante viene muy golpeado, de muchas frustraciones y por eso es tarea nuestra de los dirigentes revertir esa angustia que tuvo durante tanto tiempo y devolverle lo que se merece. Y con trabajo y seriedad lo vamos a lograr.
—Parece muy poco para una ciudad tan futbolera y un club con tantos hinchas como Colón tener apenas 13.000 socios...
—Si nosotros nos fijamos en Rosario y en Córdoba respecto a la cantidad de socios que tienen, nosotros no podemos estar atrás. Creo que eso es un tema que debemos revertir.
—Si bien es cierto que un sábado a la tarde atenta contra la cantidad de hinchas que van a la cancha, ante Arsenal llamó la atención que no hubiera más gente teniendo en cuenta la campaña del equipo y que venía de ganar en Rafaela...
—Creo que si el equipo contagia y perdura en los primeros puestos hará que la gente entre a cambiar. También tenemos que darles facilidades a los socios con los medios más modernos y aplicar la tecnología. Tratar de que sea más accesible, rápido y ágil asociarse al club y eso es a lo que apuntamos. Nosotros debemos tener un caudal de socios estables durante los 12 meses, no golondrinas.
—¿Le gusta cómo juega Colón?
—Sí me gusta, porque cosecha puntos y para mí eso es lo importante
—¿Siente que desde los medios se lo critica demasiado al equipo y que se le pide más de lo que puede dar?
—Particularmente y esta es una opinión muy personal creo que los puntos no se logran de casualidad, se logran a través de una disciplina táctica. Tenemos un cuerpo técnico de jerarquía, muy serio y responsable que cuida al máximo todos los detalles. Y esa es la manera de lograr éxitos deportivos, e incluyo en esos detalles tener un plantel de jugadores que están consustanciados con los objetivos y que son muy buenas personas. Se conformó un muy buen grupo y los éxitos llegan cuando se dan todas esas circunstancias. Por lo cual estamos en el lugar que merecemos estar, porque el grupo y el cuerpo técnico son capaces de hacerlo.
—¿Siente que se creó una comunión entre el cuerpo técnico, los jugadores y los dirigentes y que hay un sentido de pertenencia?
—Seguro, nosotros vemos que esas ganas de hacer las cosas bien nos están llevando a ser un equipo competitivo.
—¿Tiene esperanzas en un futuro que Tomás Sandoval sea un patrimonio importante para el club, habida cuenta que con apenas 17 años ya tiene dos goles en Primera en pocos partidos?
—Yo creo que Colón tiene varios juveniles que apuntan para ser figuras y eso también se logra con un cuerpo técnico de jerarquía como el que tenemos que los sepan llevar de a poquito y que no se apresuren. La contención de los chicos también es una tarea que la están cumpliendo muy bien.
—¿Está trabajando por Colón más de lo que pensaba antes de asumir como presidente?
—Sin lugar a dudas que más, cuando uno prende el celular a la mañana ya aparece el primer problema y se apaga a la noche con el último problema y en el interín hay que solucionar un montón de problemas. Y a uno que le gusta ser ordenado y tratar de hacer las cosas bien, no puede dejar de estar atento para intentar solucionar todas las cosas.
—Lo bueno es que dentro de la Comisión Directiva todos están encolumnados dentro de un mismo proyecto a diferencia de lo que sucedió en la primera mitad del año...
—Nosotros fuimos bien claros cuando hicimos la propuesta electoral, estamos detrás de un proyecto con tres puntos importantes y lo estamos cumpliendo en la medida que podemos. Hasta ahora vamos bien y esperemos que esto perdure.
—Más allá de la buena relación que mantienen con el Órgano Fiduciario y con la jueza, ¿sigue manteniendo la postura de salir del Salvataje Deportivo para que el club tenga mayor autonomía?
—Nosotros tenemos buena armonía y estamos trabajando de buena manera con el Órgano Fiduciario, pero sabemos que son pasos legales que debemos cumplir a rajatabla y eso nos lleva tiempo y a veces nos impide tratar de estar en otra cosa para que podamos lograr otro tipo de recursos para salir más rápido de esta situación agobiante en lo financiero.
—¿Lo imagina a Colón para algo más importante que mantenerse en Primera?
—Yo creo que una cosa lleva a la otra, si seguimos de esta manera en algún momento podemos tentarnos de pensar en otra cosa, pero no debemos olvidarnos del objetivo que es muy claro y es que cuando termine el torneo tengamos un colchón de puntos para no tener tantos sobresaltos como en los últimos años.
—Con nueve fechas jugadas, ¿se imaginaba estar arriba en la tabla de River e Independiente y compartir la posición con Racing y a un punto nada más que de Boca y San Lorenzo?
—Cuando hablamos la primera vez con el cuerpo técnico nos preguntó cuál era el objetivo y nosotros le dijimos claramente que era estar dentro de los 10 primeros equipos y hasta ahora eso se logró, esperemos que eso se pueda mantener en el tiempo.
—¿Quedó algún resquemor respecto a los Clásicos que no se pudieron jugar y por qué no se pudieron jugar?
—La verdad que es una pena no haber podido jugarlos, nosotros hubiésemos preferido que se jueguen, pero se dieron situaciones que no pudieron consustanciarse y hay que aceptarlo de esa manera. Esperemos que en el futuro tengamos la posibilidad de jugar más de dos Clásicos por año.
—¿Siente el respaldo del hincha en el día a día?
—Nosotros sentimos que estamos respaldados por la gran mayoría de la gente y aquellos que no vierten opinión a través del silencio también es un apoyo.
—¿Es bueno que no se hayan alzado críticas desde la oposición?
—Dentro del club hay gente que participó de la contienda electoral en otras listas y que están trabajando con nosotros, porque desde el primer día dijimos que íbamos a hacer una gestión de puertas abiertas. Hay gente que trabaja desde el anonimato pero muy bien y entre todos debemos sacar las cosas adelante y reforzar que somos un club grande.
—¿Después de tantos años le costó adaptarse al día a día del club?
—No, para nada, uno se engancha con esto y la verdad que estamos a full (sonrisas), no hay manera de escaparse de las responsabilidades que uno tiene.
—Si bien falta un mes y medio para que termine el año, no me equivoco si digo que el 2016 será un año muy especial para usted y que el balance es muy bueno...
—Estamos bien, pero la realidad es que queremos estar mejor.






F

Comentarios