Política
Miércoles 09 de Marzo de 2016

Ganancias provocó el primer cortocircuito entre Cambiemos y Sergio Massa

La intención del oficialismo de sacar un dictamen de mayoría de la comisión bicameral de Trámite Legislativo para avalar el decreto que elevó el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias fue el detonante.

La coalición Cambiemos y el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, tuvieron hoy en el Congreso, el primer cortocircuito que frustró la intención del oficialismo de sacar un dictamen de mayoría de la comisión bicameral de Trámite Legislativo para avalar el decreto 394/16 que elevó el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

“No vamos a entrar en el juego de él sino no gobernamos. Hoy tomamos la responsabilidad de gobernar”, advirtió un importante legislador al ser consultado sobre la decisión de no atender el reclamo del massismo de postergar una semana más el tratamiento del DNU firmado por el presidente Mauricio Macri.

El jefe del interbloque Cambiemos, el radical Mario Negri, relativizó el costo político del desplante del diputado massista Raúl Pérez, que se abstuvo de acompañar el dictamen del oficialismo y dejó al kirchnerismo cerrar la reunión con un dictamen con ocho firmas, al afirmar que “el DNU no corre ningún riesgo”.

Incluso, el titular del bloque macrista, Nicolás Massot, también resaltó que “el decreto es ley hasta tanto sea derogado” para lo que se necesita el rechazo de ambas cámaras, por lo que indicó que “no hay una ninguna posibilidad de que el decreto sea derogado”.

Una importante fuente advirtió que “la decisión que tomó Massa de no acompañar al oficialismo en el dictamen del DNU la respetamos” pero apuntaron que “es un paso que puede ir en contra de lo que pretende” de establecer un mínimo no imponible de 60 mil pesos.

“Sergio va a jugar en forma permanente así porque tiene la ventaja de que no tiene que gobernar. Además si a Massa lo corres te deja dando vueltas”, añadió.

Pérez argumentó que la actual legislación que regula el Impuesto a las Ganancias “está mal y el decreto presidencial está mal, pero valoramos el decreto porque si lo rechazamos le generamos un inconveniente a las provincias”.

“Todo el mundo sabe que hay que cambiar Ganancias. Todo el mundo sabe que hay que cambiar las escalas. El presidente dijo el primero de marzo que la reforma va a ser este año. Por eso pedimos tiempo, el martes terminamos el tema de los holdouts y el miércoles presentamos el proyecto de ganancias”, argumentó.

Un legislador oficialista develó el malestar que reina en Cambiemos con el jefe del Frente Renovador y apuntó que “a Sergio no le viene saliendo mal que el Gobierno se traslade a Tigre como si fuera Puerta de Hierro” cada vez que necesita los votos para aprobar alguna propuesta, pero advirtió que en esta ocasión “comete un error que lo apega a La Cámpora”.

Por su parte, Negri protestó porque “quieren rechazar un decreto que le mejoro la situación a millones de argentinos solo porque no es una solución de fondo” y acusó que “están prefiriendo que todo vuelva a 2015 cuando Cristina (Fernández) fijó en 15 mil” pesos el mínimo no imponible.

“Aprobar el DNU no es incompatible con que se trate un proyecto y todos incluyen el tema de las escalas”, señaló el legislador cordobés, quien remarcó que “el decreto sigue más vivo que nunca”.

Fuentes parlamentarias confiaron que el oficialismo hizo un esfuerzo para convencer a Pérez para que acompañe el dictamen, incluso antes de la sesión se reunió con Negri, quien sólo logró que el massista retire un dictamen en contra del DNU presidencial para cambiarlo por una abstención.

Incluso, el legislador bonaerense aseguró que “hay proyectos en estado parlamentario parecidos al que define el Frente Renovador como uno de Lilita Carrió”

Desde el macrismo se planteó que la propuesta “se debata de manera federal así como en la coparticipación, en este tema hay que incluir a los gobernadores porque los afecta directamente”.

Lo cierto es que la pulseada por el DNU llegó hasta la discusión reglamentaria porque el oficialismo sostenía que había dos dictámenes de minoría, ya que entendía que la oposición pese a tener ocho firmas no superaba la mitad más uno de la comisión que la integran 16 legisladores.

El senador peronista Juan Manuel Abal Medina respondió, en diálogo con DyN, que el oficialismo “tiene una interpretación creativa” del reglamento, pero aclaró que “el dictamen de mayoría es simplemente el que tiene mayor cantidad de firmas”.

Comentarios