santafe
Viernes 15 de Enero de 2016

Garibay sobre el cierre de Sol: “La provincia pierde conectividad”

  El ministro de Infraestructura y Transporte de Santa Fe expresó su preocupación. La provincia le había reclamado a Dietrich mayor cantidad de frecuencias para la región. Las discusión entre los gremios y la compañía pasó a cuarto intermedio

En total, más de 220 trabajadores de la firma que se desempeñan en distintas provincias del país recibieron la noticia. Ante este escenario, los referentes gremiales manifestaron su preocupación y la provincia expresó su desazón por la “pérdida de conectividad”.
 
Desde el gobierno provincial manifestaron su malestar y se vieron sorprendidos por la noticia. Aseguran que en las reuniones mantenidas con Dietrich no se abordó ningún tema relacionado a Sol Líneas Aéreas y que, al contrario, habían solicitado ampliar la frecuencia de vuelos para Sauce Viejo y Rosario. Debido a la temporada estival y la demanda que generan otros destinos, se registraba un vuelo diario de la empresa a Sauce Viejo. 
 
 
“Es una gran pérdida para la región que deje de funcionar la empresa”, dijo el gobernador Miguel Lifschitz en declaraciones a Radio LT8 de Rosario. El mandatario provincial sostuvo que “no se puede tener una mirada solo desde Buenos Aires y que por lo tanto es necesario pensar en un desarrollo hacia el interior”.

En Diálogo con Diario UNO, el ministro de Infraestructura y Transporte de Santa Fe sostuvo que no estaban informados sobre la situación que atravesaba la compañía. “Nosotros no manejamos el acuerdo que tenía Sol con Aerolíneas Argentinas pero hasta hace 24, 48 horas, no habíamos escuchado nada de este tema”, afirmó José León Garibay. Además, destacó que para Santa Fe es un golpe porque disminuye la conectividad de la provincia con el país. 
 

Sauce Viejo. Preocupación en el aeropuerto por la falta de vuelos
 
Por otro lado, recordó que en las reuniones mantenidas con el gobierno nacional no se abordó la problemática. “No lo teníamos en la agenda. Tanto es así que tuvimos con el ministro de Transporte una reunión donde repasamos varios temas. Entre ellos, expresamos el interés de Santa Fe por la ampliación en la frecuencia de vuelos”, dijo el ministro. También, expresó que desconoce por completo el momento económico de la empresa. “No sabemos si se trata de una quiebra, de una convocatoria o si plantearon alguna continuidad”, manifestó. 

Desde la cartera encargada de administrar el transporte en Santa Fe advierten sobre la pérdida de conectividad que tendrá la región. “Entiendo que acá hay que ampliar la oferta de servicios porque la provincia necesita de conexiones –afirmó Garibay y continuó–, todavía no hemos definido cómo vamos a continuar con los vuelos, lo desconocemos”. El ministro de Infraestructura y Transporte de Santa Fe no se desentiende del problema laboral y expresó su inquietud. “Creo que el gobierno debería dar alguna propuesta alternativa para la continuidad laboral en algún lugar. Sería deseable que la Nación analice alguna posibilidad”, señaló el ministro. 
 
 
Acuerdo caído
En el comunicado, la empresa de accionistas privados rosarinos anuncia que “a partir del día viernes 15 de enero del corriente año cesará sus actividades”. Desde la compañía informaron que la cancelación de un convenio firmado provocó las consecuencias. “La decisión se ha generado como fruto de la rescisión del acuerdo de cooperación que fuera firmado con Aerolíneas Argentinas, lo que ha dejado a la empresa en una situación de inviabilidad económica que hace imposible su operatoria”. 
 
En el mensaje, Sol Línea Aéreas argumenta que las autoridades de Aerolíneas Argentinas y del Ministerio de Transporte de la Nación le comunicaron a la firma que decidieron terminar con un acuerdo de cooperación firmado el 11 de agosto de 2015. En este contexto Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación respondió: “Es un terrible escándalo que hemos detectado”. En declaraciones a Radio 10, señaló además que antes de finalizar la conducción de Mariano Recalde al frente de Aerolíneas se firmaron “acuerdos con la empresa Sol en el que se le aseguró una ganancia de 70 millones por año”. 
 
Trabajadores preocupados
El delegado gremial de la Asociación del Personal Aeroportuario (APA) Edgardo  Daccaro manifestó su descontento. En declaraciones a Diario UNO dijo: “Preocupa el futuro de los empleados. Acá Sol tiene seis empleados directos y en la provincia tenemos que andar rondando los 50 empleados”. Si bien desconoce la situación económica interna de la empresa, consideró que la firma “funcionaba bien” y agregó que “Sol servía de apoyo para Aerolíneas Argentinas. Mucha gente lo usaba, con buena demanda de pasajeros y con buena aceptación”. Desde el gremio esperaban con expectativa los resultado de la reunión que se desarrollaba en el Ministerio de Trabajo de la Nación. 
 
En el correo emitido a los trabajadores se anuncia que “Sol Líneas Aéreas cumplirá con todas las obligaciones legales con su personal”. Sin embargo, para los empleados no es suficiente. “Queremos continuar con el trabajo, no queremos cobrar una indemnización”, dijo molesto un empleado. En el aeropuerto de Sauce Viejo trabajan seis personas que desempeñan tareas para Sol. 
 
Cuarto intermedio
Las negociaciones en el Ministerio de Trabajo de la Nación entre los trabajadores y la empresa pasaron a cuarto intermedio. Desde APA señalaron que la firma nunca presentó ante la cartera de trabajo un “proceso preventivo de crisis”, informando al Ministerio y a los sindicatos sobre la situación. Además, gremialistas aseguraron que la empresa no presentó quiebra, sino que “realizó un lock out patronal o cese de operaciones”. 
 
Al finalizar la reunión, quien tomó la palabra fue Edgardo Llano, secretario General de APA. “Dijeron que cerraban la empresa, dejaban de volar y que ponían a disposición de los trabajadores las indemnizaciones y la liquidación final”, dijo el gremialista. Además, se manifestó molesto porque la empresa no siguió el procedimiento de crisis. “Le planteamos al Ministerio y a la empresa si habían hecho el procedimiento de crisis y si habían declarado la convocatoria. La empresa aduce fuerzas mayores para cerrar la compañía y con eso pretende pagar indemnizaciones del 50 por ciento”, expresó. 
 
El gremialista considera que ha sido un procedimiento totalmente ilegal “por las arbitrariedades de la empresa”, ya que “desconocen la legislación argentina”.

Por su parte, el secretario general de Apla, Pablo Biró, dijo que “en el pasado Sol tiene una historia de desprolijidades comerciales, operativas y contractuales”. En declaraciones a Radio LT8 de Rosario, afirmó que “son incumplidores seriales de todos los acuerdos”. Por último, sostuvo que la empresa ordenó que el servicio que venía de Punta del Este no llegue a Rosario “para evitar embargos”. 

Comentarios