Policiales
Jueves 05 de Enero de 2017

Hallan el cadáver de un joven escondido en el interior de la heladera de su casa

El cuerpo sin vida del muchacho, que presentaba una discapacidad motriz que lo obligaba a movilizarse con muletas, fue encontrado por su cuñada.

Un joven de 25 años con discapacidad motora murió asesinado presuntamente a golpes y su cadáver fue hallado escondido dentro de una heladera en desuso en su casa del barrio Constitución de la ciudad entrerriana de Concordia, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.
El cadáver del joven, identificado como José Leonardo Cóceres, fue hallado en la tarde de ayer por su cuñada, quien había regresado de trabajar y fue a buscar unas bolsas de residuos que guardaban habitualmente dentro de esa heladera en desuso en la vivienda familiar ubicada en Cortada 58 y Crisóstomo Gómez, de Concordia, a 260 kilómetros de Paraná y a 430 de la Capital Federal.
Los investigadores del caso determinaron que la víctima vivía en esa casa junto a su hermano, que en ese momento dormía, su cuñada y otras dos personas.
El fiscal de Concordia, Mario Guerrero, explicó hoy a la prensa que la víctima, que por su discapacidad debía movilizarse con la ayuda de muletas, presentaba a simple vista golpes en distintas partes del cuerpo y tras su muerte, fue escondido dentro de la heladera.
"La causa de la muerte no está determinada aún, pero tenía signos de golpes y que después de muerto fue introducido en la heladera como para esconderlo", dijo el fiscal, quien agregó que "esa noche había un solo hermano que supuestamente estaba durmiendo porque no escuchó nada".
Los familiares contaron a los investigadores que hacía varias horas que no sabían nada del joven, pero que eso no les sorprendió porque "era habitual en él salir y ausentarse de su domicilio por algunos días".
"Estamos trabajando sobre cuáles fueron las circunstancias, qué es lo que pasó en la casa", dijo el fiscal Gerrero, quien añadió que este mediodía se estaba realizando la autopsia.
Las fuentes policiales detallaron que esta mañana se levantaron rastros de huellas y otras pruebas en el interior de la casa, pero que no se había producido ninguna detención por el asesinato.
En ese sentido, el fiscal dijo que los pesquisas intentaron recolectar nombres de posibles sospechosos, pero que "a veces en los barrios es complicado porque se conocen por apodos, así que la Policía está movilizándose para tratar de identificarlos y esclarecer pronto el hecho".

Comentarios