mundo
Lunes 02 de Mayo de 2016

Hallaron a dos alpinistas encapsulados en el hielo de un glaciar del Himalaya

Hace 16 años ambos habían quedado atrapados en una avalancha cuando buscaban convertirse en los primeros estadounidenses en escalar la montaña. Dos esquiadores los encontraron la semana pasada.

Los cuerpos del alpinista estadounidense Alex Lowe y de su camarógrafo fueron encontrados encapsulados en un glaciar de los Himalayas, 16 años después de su desaparición tras una avalancha.

La semana pasada dos escaladores descubrieron los restos de dos hombres “que todavía están encapsulados en el hielo pero que están comenzando a emerger de un glaciar”, informó la fundación que  lleva el nombre de Lowe.

Lowe, de 40 años, y su camarógrafo, David Bridges, de 29, ambos estadounidenses, fueron arrastrados por una avalancha durante su ascensión al Shisha Pangma, una cumbre de 8.027 metros ubicada en la parte china de los Himalayas.
Ambos alpinistas estaban intentado ser los primeros estadounidenses en descender de la montaña en esquí.
Conrad Anker, que sobrevivió a la avalancha y se casó con la  viuda de Lowe y adoptó a sus tres hijos, dijo que este hallazgo es  “un alivio y permite dar vuelta la página”. La familia va a viajar a la montaña para recuperar el cuerpo.
 
 
Esta cumbre, que forma parte de los Himalayas es una de las únicas  14 montañas en todo el mundo que superan los 8.000 m.
“Los padres de Alex están agradecidos de saber que encontraron  el cuerpo de su hijo y que Conrad, los niños y yo vamos a hacer un  peregrinaje a Shisha Pangma”, dijo la viuda, Jennifer Lowe-Anker,  en un comunicado.
La pareja reconstituida se encontraba en Nepal cuando se enteró  de la noticia. Habían viajado al país para supervisar la  construcción de un edificio para el Centro de Escalada Khumbu, una  escuela para formar a nepalíes que trabajan en la montaña.
Este centro fue creado en 2003 para honrar la memoria de Lowe,  un montañista que coronó el Everest dos veces y que tenía fuertes  vínculos con Nepal. Antes de su muerte era reconocido como uno de  los mejores alpinistas del momento.
Tras una incursión en esquí al Aconcagua, la cumbre más alta de  Sudamérica, comenzó a ser conocido como “el pulmón con piernas”.
Los alpinistas David Goettler y Ueli Steck descubrieron los  restos cuando preparaban su ascensión al Shisha Pangma.
Esta cumbre, que estuvo cerrada a los occidentales hasta 1978,  es considerada como una de las montañas sobre los 8.000 metros que  es más fácil de ascender, y muchas empresas que organizan  expediciones recomiendan entrenarse en ella.

Comentarios