mundo
Miércoles 01 de Abril de 2015

Hasta un descendiente de Falkland pide que se llamen islas Malvinas

El descendiente del hombre en cuyo honor los ingleses bautizaron a las islas escribió una carta a la embajadora Alicia Castro, en la que sostiene que tiene "la esperanza de alcanzar finalmente una solución...

El descendiente del hombre en cuyo honor los ingleses bautizaron a las islas escribió una carta a la embajadora Alicia Castro, en la que sostiene que tiene "la esperanza de alcanzar finalmente una solución pacífica" para el conflicto. Lord Lucius Falkland, un descendiente del hombre en cuyo honor los ingleses bautizaron con su apellido a las islas Malvinas, escribió una carta a la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, en la que sostiene que tiene "la esperanza de alcanzar finalmente una solución pacífica" para el conflicto, según publicó ayer el diario Página/12.

Descendiente de Anthony Cary, quinto vizconde de Falkland, en cuyo honor los ingleses bautizaron las islas en el siglo XVII, Lord Lucius Falkland envió a la embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, una carta difundida ahora por primera vez, en la que califica de "piratería" la ocupación británica y apoya una salida negociada.

En marzo de 2013, vísperas del referendum convocado por el gobierno británico en las islas Malvinas, la embajadora Castro envió tres mil cartas e igual número de correos electrónicos a parlamentarios británicos, miembros del cuerpo diplomático, académicos y periodistas. Acompañado del documento "Las Naciones Unidas, la Cuestión Malvinas y el principio de libre determinación" y de una copia de la resolución 2065 de la Asamblea General de la ONU, el mensaje de Castro dejaba en claro que Argentina respetaba la identidad y el modo de vida de los habitantes de las islas, pero era tajante respecto de la soberanía. "Son británicos, pero el territorio en el que viven pertenece a Argentina", subrayaba la embajadora.

La carta reiteraba el llamado al diálogo entre los dos Estados, exigido "por la comunidad internacional por medio de 40 resoluciones de las Naciones Unidas desde 1965". Una de las respuestas más sorprendentes de esta iniciativa fue la carta que recibió el 25 de marzo de 2013 del descendiente de Falkland. "Estoy completamente de acuerdo con lo que dice", señalaba, tras agradecer el mensaje.

Historia del nombre. En su carta, Lord Falkland relataba la historia del nombre en inglés de las islas. "La conexión histórica de mi familia con las islas en el siglo XVII es curiosa y poco conocida o entendida aquí en Gran Bretaña. Mi antepasado tuvo un papel decisivo en la elaboración de un consorcio de inversionistas para tratar de recuperar valiosos restos de naufragios en la costa suroriental de América del Sur. Esto parece haber sido un esfuerzo semioficial a través de su alto cargo como Primer Lord del Almirantazgo y Tesorero de la Armada", explicaba.

Esta búsqueda de tesoros perdidos en altamar en 1690 llevó al primer contacto británico con las islas. "Las islas, que no tenían nombre, fueron entonces llamadas islas Falkland por el líder de la expedición y creo que empezaron a aparecer como tales en las cartas de navegación marítima, ¡casi como piratería, me atrevo a sugerir!", relata Lord Falkland.

La colonización de los mapas de navegación no le sirvió de mucho al antepasado de Lord Falkland, cerebro económico de la expedición. El famoso diarista del siglo XVII, el parlamentario Samuel Pepys, se refirió a él en términos claramente peyorativos. En marzo de 1694, el vizconde Falkland fue arrestado y enviado a la Torre de Londres por peculado (malversación de fondos), donde murió de viruela poco después, a los 38 años.

El futuro de las islas que otorgó a su nombre una módica inmortalidad británica tendría varias vueltas de tuerca en los siglos siguientes. La última, en estos días, es la decisión del gobierno de su majestad de invertir 180 millones de libras en la defensa de las islas ante lo que el secretario de Defensa británico Michael Fallon llamó una "fuerte amenaza" de Argentina. El canciller Héctor Timerman respondió que el gobierno argentino presentaría una denuncia ante el Comité de Colonización de Naciones Unidas -lo que ocurrió anteayer- para "seguir demostrando que América latina y el Caribe han decidido ser una zona de paz".

Las elecciones del 7 de mayo son el trasfondo de esta embestida británica, como indicó la embajadora argentina Alicia Castro. "Es sabido que la Argentina, que reclama el diálogo y la negociación, no constituye una amenaza bélica para los habitantes de las islas Malvinas. En el contexto electoral, el gobierno conservador quiere agitar el fantasma de 1982 para reflotar la figura de Margaret Thatcher, quien -pudiendo evitar la guerra- prefirió asegurar con la victoria su rédito electoral", dijo la embajadora.

Comentarios