Policiales
Domingo 22 de Mayo de 2016

Hay 141 causas por los vehículos incendiados en Santa Fe capital

Así lo revelaron los datos a los que tuvo acceso Diario UNO. Una radiografía de los hechos investigados 

Desde la Fiscalía encargada, desde hace más de un año, a investigar la cantidad de automóviles incendiados en la ciudad de Santa Fe y alrededores, informaron que desde el 2014 hasta el 2 de marzo del 2016, hay 141 causas tramitadas en la Justicia provincial. Las mismas se encuentran con la investigación en pleno trámite, mientras que otras fueron archivadas a la espera de algún dato que permita reabrirlas nuevamente para continuar con la pesquisa.
 
Abiertas y con curso judicial
Según los datos oficiales a los que pudo tener acceso Diario UNO, en la Fiscalía, a cargo de Estanislao Giavedoni, hay 108 causas que se encuentran “En Trámite” donde varias de ellas tienen imputados y algunas condenados. La mayoría de ellas se iniciaron en el 2015 y hasta el momento fueron acusadas varias personas. A su vez, también fueron detenidos menores de edad, los cuales terminaron siendo puestos a disposición de la justicia de menores.
 
 
Dentro de los casos más relevantes, se destacan el del incendio a la camioneta oficial perteneciente al Secretario de Control municipal, Ramiro Dall Aglio, hecho ocurrido el 30 de octubre del 2015 sobre calle Tucumán al 2820. Por aquél episodio fue condenado un dirigente político, Roberto Acosta, alias Cachorro, quien confesó haber cometido el incendio. A su vez, también fue condenado otro hombre por medio de un juicio abreviado con relación a un hecho de similares características. 
 

 
Por otro lado, se encuentra con curso judicial, un siniestro sucedido el 25 de junio de 2015 en un predio judicial dependiente de la Unidad Regional I, ubicado en Avenida Teniente Loza del Barrio La Tablada. Por aquel episodio fue imputado un oficial policial, Martín G., ya que el fiscal consideró que el agente estaba a cargo del espacio donde fueron incendiados 26 automóviles. 
 
Archivados
Dentro de los datos emitidos por la Fiscalía del Ministerio Público de la Acusación, se desprende que hay 33 causas que fueron archivadas en la Justicia. Esta situación se divide por tres circunstancias: 1) el desinterés del titular o el poseedor en relación al vehículo que fue siniestrado, esto significa que no tiene intenciones de que se continué con la acción penal; 2) las compañías de seguro pagaron la indemnización por el siniestro; 3) al no tener ningún tipo de información sobre el vehículo incendiado no se pudo continuar con la pesquisa por lo cual debió ser archivada al no haber datos sobre el titular o el poseedor del rodado. 

Cabe destacar, que estas 33 causas que pasaron a ser archivadas podrán ser abiertas en cualquier momento, siempre y cuando, la víctima del hecho aporte un dato que permita reabrir la investigación. 
 

“Cada caso es una historia”
Según el fiscal abocado a este tipo de delitos en la ciudad, Estanislao Giavedoni, no se descarta la hipótesis de que exista una persona piromaníaca, pero a lo largo de la investigación se detectó que cada caso “tiene una historia” detrás. “Son múltiples las causas que hay detrás de cada hecho. Hay muchos casos que son pasionales, otros laborales y también por problemas de venganza”, explicó Giavedoni. 
De todos modos, sentenció: “Salvo en casos muy puntuales, el 95% de los casos diría que son vehículos que están abandonados o en muy malas condiciones y no pueden circular”.
El otro ángulo: cuando los dueños queman
A lo largo de este tiempo de investigación, la Fiscalía determinó que hubo varios episodios en los que los automóviles fueron quemados por sus mismos propietarios. “Hemos detectado que fue la propia víctima la que realizó el siniestro. Quizás porque el vehículo no estaba en condiciones para andar. En estos casos, por lo general, la causa queda archivada porque el que quema es el propio titular con lo cual no hay delito”, contó a Diario UNO el fiscal Giavedoni. Cabe recordar, que el 14 de diciembre de 2015, una Renault Kangoo de color verde apareció incendiada en Avenida General Paz al 8900. El dueño, oriundo de Buenos Aires, denunció que se la habían robado, pero tras una investigación se constató que fue él mismo quien incendió la camioneta para cobrar el seguro.

Estafa. Su propietario le había encendido fuego. 

Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de Uno

Comentarios