Santa Fe
Lunes 03 de Octubre de 2016

"Hay acuerdo entre Nación y Municipio para recuperar el edificio del Correo", dijo Corral

Fue en el marco de la recorrida que realizó por el emblemático inmueble junto al secretario de Obras Públicas del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Daniel Chaín. El funcionario nacional anticipó que el inicio de las obras podría ser "un hecho inmediato".

En el marco de una agenda de trabajo intensa que compartieron el intendente José Corral y secretario de Obras Públicas del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Daniel Chaín, este lunes al mediodía ambos funcionarios recorrieron las instalaciones del Correo Argentino a los fines de analizar el proyecto de restauración y puesta en valor del edificio emplazado en Av. 27 de Febrero y Mendoza que será financiado por el gobierno nacional.


La visita incluyó la planta baja del edificio, donde actualmente funcionan las dependencias de la Administración Provincial de Impuestos (API), el primero y el cuarto piso. En referencia a la recorrida, el mandatario local destacó que "ya hay un acuerdo entre Nación y Municipio de recuperar este lugar emblemático para aprovecharlo con las dependencias del Estado Nacional que están en diferentes sectores de la ciudad".


Emblema necesario

Por su parte, Chaín añadió: "Basta mirar el estado en el que se encuentra el inmueble para darse cuenta que hay que restaurarlo. Éste es un edificio magnífico de una época de la arquitectura del modernismo argentino. Es una pieza importante. Pero hay que reconocer que lo que pasaba entonces es que la arquitectura avanzaba antes que la tecnología. Estos edificios tenían una concepción muy moderna para los materiales que todavía se utilizaban, por eso se deterioran tanto".


En ese sentido, el funcionario del Gobierno nacional anticipó: "Vamos a trabajar para resolver los problema que le generó el tiempo a este espacio. Esta recuperación, además de la puesta en valor patrimonial, le permitirá al erario público ahorrar mucho dinero en alquileres ya que cuando terminemos la obra instalaremos las dependencias nacionales que funcionan en la ciudad, con lo cual el repago de la obra es muy rápido".


En referencia a los tiempos previstos para iniciar las tareas, Chaín sostuvo: "La intención que tenemos es comenzar los trabajos a muy corto plazo". En ese sentido, añadió: "En este momento estamos trabajando en la revisión de toda la documentación técnica que nos acercó el intendente José Corral en propias manos y estamos adaptando detalles a los pliegos de la Nación para que esto pueda llegar a transformarse en un hecho inmediato". Por otra parte, consignó que además de las dependencias nacionales, eventualmente, podrían funcionar oficinas provinciales y municipales. "Por otro lado, creo que este edificio debería tener algún lugar de encuentro para que la sociedad se apropie de este espacio", agregó.


Vale mencionar, que los trabajos de restauración y puesta en valor tendrán un doble objetivo: asegurar la historia del edificio y permitir la innovación tecnológica edilicia de acuerdo a las exigencias de confort y seguridad vigentes para habilitar la incorporación de nuevas funciones. La intervención deberá atender entonces la conservación, respetando todas las normas de seguridad e higiene exigidas para un edificio público.


Tres etapas de intervención

La puesta en valor del edificio está pensada en tres etapas. Por un lado se prevé la restauración y puesta en valor de las envolventes tanto de las fachadas como de las cubiertas. Como primera medida se realizarán los trabajos de desmontaje de elementos no originales del edificio.


Asimismo, se restaurarán las aberturas y cerramientos metálicos perimetrales, tanto los cerramientos de planta baja, como los del basamento y la torre del edificio. Como así también, se restaurarán los sistemas de oscurecimiento, las cortinas de enrollar y los parasoles de aluminio y los revestimientos originales de tipo veneciano y del revestimiento pétreo (travertino). Además se impermeabilizarán todas las superficies de cubierta.


La segunda etapa estará relacionada con la actualización tecnológica de instalaciones y servicios. En tal sentido, se trabajará en el acondicionamiento ambiental, de detección y extinción de incendio, instalaciones eléctricas, redes de datos y afines. Asimismo, se realizarán instalaciones y servicios sanitarios, desagües cloacales y pluviales; provisión de agua fría y caliente. Y también se realizarán servicios e instalación de la circulación mecánica vertical: reemplazo de ascensores y montacargas e intervención y reparación general de la escalera principal existente.


La tercera y última etapa para la puesta a punto del emblemático edificio incluirá la restauración y recuperación del segundo al octavo piso. Esas tareas incluirán: Definir la concentración de las áreas de servicio, y la planta libre para permitir flexibilidad de los usos, demoler y retirar tabiquería y mamposterías divisorias existentes, recuperar los núcleos sanitarios originales y definir los solados continuos en los distintos niveles de la torre.



Un edificio con historia

El Palacio de Correos, adopta rigurosamente los códigos de la arquitectura moderna reconocida también como International Style, "estilo" en el que se inscribe y que tuvo enorme fuerza en la arquitectura argentina de los años '50.


A partir del proyecto para la Ciudad Universitaria de Tucumán (1948), un enorme conjunto de obras públicas y privadas, adscribieron estas formas de la mano de arquitectos inspirados en los nuevos tomos de las Obras Completas de Le Corbusier que en la Segunda Pos-guerra renovaba completamente su lenguaje.


El Palacio de Correos está considerado como un verdadero hito en la arquitectura local, por la peculiaridad de su lenguaje y por su emplazamiento, exento y destacado, en un área que hoy vive una revaloración, asumiendo de procesos urbanos que no hubiesen sido pensables por quienes cincuenta años atrás discutían la pertinencia de su localización con frente hacia la Avenida 27 de Febrero.







Comentarios