Santa Fe
Viernes 30 de Septiembre de 2016

"Hay industriales que apagan las máquinas y se hacen importadores"

Lo afirmó el director provincial de Internacionalización de Sistemas Agroindustriales, Sergio Buchara, presentó ayer nuevos datos sobre el ingreso de productos al país y advirtió sobre su impacto.

El 25 de julio pasado el Ministerio de la Producción y la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) presentaron el Observatorio de Importaciones debido al alarmante ingreso de productos foráneos y su impacto en la producción nacional y santafesina en particular.
Ayer se presentó en Rafaela un nuevo informe del Observatorio y hay datos muy llamativos. En diálogo con Diario UNO el director provincial de Internacionalización de Sistemas Agroindustriales, Sergio Buchara, brindó detalles de cómo se incrementaron las importaciones de algunos productos entre el 1 de enero de este año y el 20 de septiembre pasado respecto al mismo período del año anterior. El dato más llamativo fue el de las esponjas de cobre que subieron un 21.584%. "Fue un importador que consiguió abrir varios contenedores", refirió el funcionario. Pero tanto en productos industriales, electrodomésticos o productos alimenticios el crecimiento de las importaciones es una constante.
Algunos de los productos importados son las bondiolas congeladas (400%), pollos trozados (732%), queso azul (490%), queso crema (290%), frutillas congeladas y para industrias (139%), zanahorias enlatadas (116%), caramelos duros (208%), chupetines (100%), calefactores eléctricos (146%), exhibidores de bebidas (810%), zapatillas de goma (183%), prendas confeccionadas (51%), algodón sin cardar ni peinar (443%), entre otros.
Al ser consultado sobre si desde que el gobierno de Santa Fe y Fisfe empezaron a advertir del problema hubo una corrección de las políticas nacionales al respecto, Buchara dijo: "No, lo que hay son justificaciones. Dicen que son licencias no automáticas que las tenían desde el gobierno anterior. Pero se siguen autorizando algunas licencias y nosotros se lo hemos informado al gobierno nacional de cómo está pegando en las ramas industriales nuestras. Pero hasta ahora no tuvimos respuestas formales, ni a nosotros ni a las cámaras industriales".
"Por otra parte –agregó– hay cámaras de importadores que promueven todos estos productos que traen y los ofrecen a los industriales que algunos ya están apagando máquinas y transformándose de industriales productores a importadores de los mismos rubros".
"Nos están llegando los comentarios de parte de Fisfe esta opción. Pareciera que estamos en los años 90 porque como no les están dando los números de costos energéticos, laborales y las caídas de ventas de los productos nacionales, están importando ellos los productos acabados como importadores", se lamentó.
Ayer, al cierre de esta edición se desarrollaba en la ciudad de Rafaela una reunión para abordar puntualmente este tema para poder brindar más precisiones. De todas formas, Buchara adelantó que esto está pasando sobre todo en el rubro autopartes y que involucra a los industriales de Córdoba y de la provincia de Buenos Aires, no a los santafesinos.
Otros datos a tener en cuenta son los que aportó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) que aseguró que la actividad industrial registró en agosto una fuerte baja del 5,7% en comparación con igual mes de 2015 y acumuló en lo que va del año una caída del 4,2 por ciento.
Esa información oficial de un organismo del gobierno nacional agrega que, de acuerdo con datos del Estimador Mensual Industrial (EMI), el resultado de agosto representó una leve desaceleración con los dos meses anteriores en los que las bajas habían llegado al 7,9% en julio y 6,4% en junio. La caída industrial no solo debe atribuirse a las importaciones, pero el impacto que tienen los productos foráneos en el contexto que vive la industria nacional hoy se siente más que nunca.
"Estamos sujetos a políticas nacionales. A estas aperturas las está decidiendo el gobierno nacional y es muy difícil la negociación. Nosotros estamos insistiendo en los efectos que están teniendo en nuestras cadenas industriales, pero por ahora está en los niveles de los técnicos que siguen autorizando estas importaciones y de los ministros responsables que no están tomando decisiones", aseguró.
Hasta el momento los principales países de origen de las importaciones son Brasil, China, Vietnam, Chile, Polonia y Marruecos, entre otros.
Al ser consultado sobre cuál es el mensaje que desde la provincia se le da a los industriales, Buchara expresó: "Tanto desde el gobierno como desde el Ministerio de la Producción seguimos informando y presionando a nivel nacional para que esto se detenga por el bien de la industria nacional, de la generación de empleo y de la contención social porque en algunas empresas hay despidos, suspensiones y recorte de horas extras. El mensaje es que tenemos que hacer una fuerza conjunta entre el sector público y el privado para revertir esta situación".


Comentarios