Colón
Sábado 15 de Octubre de 2016

"Hay que ser más regulares"

El DT Paolo Montero habló luego de la primera derrota en Primera División, reconociendo que "las caídas son pura y exclusivamente del técnico y las victorias son de los jugadores". Además, mencionó que "ahora lo importante es estar bien de la cabeza"

"Tengo conclusiones de tristeza. Hicimos un primer tiempo bastante bueno, pero en el segundo tiempo no sé lo que pasó. Lo analizaremos ya mañana más en frío. Así que como digo siempre, a seguir mejorando. Es una lástima haber perdido contra un rival directo", comenzó diciendo el entrenador de Colón, Paolo Montero, luego de la primera derrota en el campeonato. Lo hizo de la manera habitual, sin rodeos y con mucha autocrítica, pensando también que esto puede ser el golpe de efecto para ir en busca de una mejor recuperación.
"En el segundo tiempo buscamos con la velocidad de Bernardi pensando que Vélez saldría a buscar el resultado, cosa que luego logró. La idea era que se pueda aprovechar alguna contra, lástima que no se pudo. Luego opté por el ingreso de Iberbia, para mejorar la marca en el sector izquierdo de la defensa, pero no resultó. Con esos dos cambios lo que quisimos hacer es mantener un orden y pegar con contras rápidas, aunque no se logró. La realidad es que a veces los cambios funcionan y otras veces no, como en esta ocasión, siempre sabiendo que el rival también juega y por eso hay que darle méritos. Hay que felicitar a Vélez que se llevó un triunfo importante y nosotros, con tranquilidad, analizaremos qué pasos tendremos que dar. Tenemos otro rival directo el sábado que viene con Patronato y somos conscientes de que hay que mejorar para conseguir los próximos tres puntos", agregó.
Siguiendo con la radiografía del partido, el estratega charrúa reconoció: "Por momentos encontramos los espacios para manejar la pelota. El equipo fue más compacto y en ese sentido, digo que el primer tiempo fue mucho mejor que el segundo. Me duele mucho este resultado. En otros partidos también nos generaron situaciones y siempre supimos cómo superarnos. Sabemos que el torneo argentino es muy competitivo, contra delanteros de mucha jerarquía y nivel, como hoy con Barcos y nos puede pasar que se nos haga complicado. Hay que seguir trabajando con el fin de que nos creen menos situaciones de gol y en base a eso, plasmar un planeamiento ofensivo para marcar en el área rival".
Muchas veces los técnicos, con el fin de quitarle presión a los jugadores se arrogan ser responsables en cada derrota, pero en este caso Montero fue todavía más claro: "En este sentido, las derrotas son responsabilidades mías. Las caídas son pura y exclusivamente del técnico y las victorias son de los jugadores siempre. Acá todos estamos trabajando gracias a los jugadores, porque si mañana deciden no jugar más y hacer un paro –literalmente, claro está–, nos quedamos sin trabajo. Entonces hay que entender cómo son las cosas".
"No es justo tampoco mandarle un mensaje al plantel de que habrá muchos cambios, porque no hay que olvidarse de que venimos de cinco resultados positivos, sabiendo que aún tenemos que seguir trabajando. Así que no sería justo", explicó sobre si volverá en los duelos que vienen con la tradicional línea de cuatro en defensa.
En final, manifestó: "Buscamos ser un equipo alto. Es un riesgo que también los rivales estudian y, a medida que te empiezan a conocer, tenemos que probar nuevas cosas y estar atentos. Hay que saber que cuando vamos tenemos que saber cómo volver y en qué posiciones. En conclusión, por lo hecho en el segundo tiempo, pienso que el resultado fue justo. De ahora en más tenemos que ser más regulares, porque sino nos va a costar más de la cuenta. Lo más importante es estar bien de la cabeza".

Comentarios