pais
Lunes 13 de Junio de 2016

Hay temor por protestas de camioneros durante el fin de semana largo

Camioneros y empresarios retomarán la paritaria el miércoles. Por el momento no hay avances en las negociaciones.

Dirigentes de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y representantes de las cámaras empresarias del sector retomarán este miércoles las negociaciones paritarias en el Ministerio de Trabajo, en el marco de la conciliación obligatoria vigente y la amenaza de convocatoria a nuevas protestas gremiales a nivel nacional.
Este lunes existía "marcada preocupación" entre los empresarios, quienes no descartaron la posibilidad de que el gremio convoque "no a un paro pero sí al trabajo a reglamento o el quite de colaboración en todas las ramas del transporte para el fin de semana largo". Así lo señaló a Télam Juan Aguilar, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), quien señaló que una nueva protesta es de "difícil pronóstico, pero no imposible", y aseguró que "no hubo avances en las negociaciones".
El tardí­o acatamiento gremial de la conciliación obligatoria dictada por la cartera laboral el viernes último -casi doce horas después- en el conflicto por reclamos salariales provocó desabastecimiento durante el último fin de semana, en especial en el interior del territorio nacional y en el Gran Buenos Aires.
Sindicalistas y empresarios retomarán el diálogo a partir de las 14 del próximo miércoles en Trabajo, aunque las partes están muy lejos de lograr un acuerdo, ya que el gremio exige un 42 por ciento de mejora salarial y las cámaras ofrecieron tan solo el 28 en tres tramos o cuotas, lo que fue "absolutamente rechazado".
La organización sindical que lideran Hugo Moyano y su hijo Pablo también demanda un bono que compense la quita salarial producida por "la injusta aplicación del impuesto a las ganancias".
La Federación Nacional de Trabajadores Camioneros cumplió la semana anterior un paro de 48 horas en la rama combustibles -que luego amplió a la de recolección de residuos y barrido- en demanda de un aumento salarial del 42 por ciento, la modificación del impuesto a las ganancias y un bono compensador por ese tributo.
"El sindicato no reclamó un monto determinado para ese bono compensador, que debe suplir la quita de dinero a los trabajadores como consecuencia de la aplicación de ganancias. El gremio otorgó a los empresarios la posibilidad de que propongan una suma razonable para comenzar las negociaciones", había explicado el viernes a Télam Sergio Jerez, secretario de la rama combustibles.
Sin embargo, Aguilar aseveró que los sindicalistas exigieron un bono compensador de 17 mil pesos, lo que es "imposible", dijo.
Moyano (h) mantiene latente la posibilidad de sumar a la protesta de la rama combustibles a los trabajadores de caudales, bebidas, alimentos y aguas gaseosas si "no hay respuestas positivas".
"A muchos trabajadores camioneros se les descuenta entre 5.000 y 17.000 pesos mensuales por la aplicación del nefasto tributo", aseguró el hijo del jefe de la CGT Azopardo, quien convocó a un Congreso gremial para este jueves a fin de decidir las acciones a seguir luego del encuentro paritario de este miércoles en Trabajo.
La Fadeeac, que reúne a unas 45 cámaras y negocia paritarias con Moyano, ya adelantó que las demandas son "imposibles de cumplir". El sindicato reclama una mejora salarial del 42 por ciento, en tanto las cámaras que integran la Federación ofrecieron un 28 anual en tres tramos de 14, 7 y 7 por ciento, lo que fue rechazado.
El gran interrogante es si Moyano se inclinará por redoblar la apuesta para el caso de que el miércoles no alcance un acuerdo. De decidir la convocatoria a un nuevo paro nacional o a otro tipo de protestas a partir del jueves o viernes -en el inicio de un fin de semana largo de cuatro días, que provocaría el desabastecimiento total de combustibles-, debería enfrentar luego la posibilidad de sanciones económicas, ya que la Ley 14.786 de conciliación obligatoria rige desde el viernes último.
Sin embargo, Moyano ya explicó que la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner en su momento regresó de Brasil para sancionar al sindicato, en el marco de un paro de similares características, y multó a la organización con 4.800.000 pesos. "El gremio judicializó esa sanción y, finalmente, no prosperó y ganó su presentación gremial", reseñó. Moyano, quien advirtió de ese modo que no le teme a otra posible amenaza en ese sentido.
Fuente: Télam

Comentarios