Colón
Domingo 17 de Julio de 2016

Hizo bien los deberes

Colón se impuso este domingo por 3-0 a su homónimo de San Justo y, de esta manera, se metió en los cuartos de final de la Copa Santa Fe, donde enfrentará a Unión. Los tantos del Sabalero fueron anotados por Nicolás Leguizamón, Nicolás Silva y Gerónimo Poblete, desde los 12 pasos

En la previa la única incógnita estaba dada en las distintas motivaciones que tenían cada uno de los equipos y en la forma en que iban a encarar el partido. Por lo demás estaba absolutamente claro que entre Colón y Colón de San Justo no existían ningún tipo de equivalencias. Más allá de que el Sabalero pusiera en cancha una formación alternativa, reforzada por la presencia de Germán Conti y Gerónimo Poblete.
Y en este caso la lógica se hizo presente en el Brigadier López, dado que en ningún momento el elenco sanjustino pudo oponer una férrea resistencia y el primer gol de Colón llegó por decantación. Se notó de manera muy concreta la diferencia en cuanto a la categoría y también en el aspecto físico.
No en vano, uno es un equipo de la Primera División y el otro actúa en la Liga Santafesina. Por ello en ningún pasaje del encuentro estuvo en duda el resultado final y a partir del primer tanto que marcó Nicolás Leguizamón las cosas se simplificaron para el conjunto que dirige Paolo Montero, a quien se lo observó, sobre todo en el primer tiempo, dando permanentes indicaciones.
Apenas iniciado el juego el equipo local estuvo muy cerca de ponerse arriba en el marcador tras una muy buena maniobra por el sector derecho y un centro preciso de Nicolás Silva que Leguizamón no pudo conectar bien. La idea de Montero, tal cual lo había manifestado desde su llegada, era parar a los marcadores centrales en la mitad de la cancha y que sea un equipo corto.
Y al menos en este partido lo pudo llevar a cabo con la presencia de Conti y Cristian Saín bien adelantados y tratando de jugar por abajo, sobre todo por las bandas con la llegada de Pablo Cuevas por derecha y Osvaldo Arroyo por izquierda.
Precisamente de esa manera llegó el primer tanto cuando se jugaban 14': Arroyo metió un centro por la izquierda que no pudo conectar Tomás Sandoval, pero por detrás apareció Leguizamón quien, casi debajo del arco, empujó el balón para establecer el 1-0 y de esta manera poder debutar en la red con la camiseta de Colón.
Puntajecolon.jpg

Ese gol no modificó la postura del Conquistador que, pese a estar en desventaja, siguió esperando y tratando de agrupar mucha gente detrás de la pelota. Sabiendo que el rival era más intentó no desprotegerse en el fondo y es por eso que siguió adoptando una actitud cautelosa. Colón movía la pelota de un lado al otro, con paciencia y sin abusar de los pelotazos.
A la hora de atacar elegía el tándem compuesto por Cuevas y Silva; y precisamente el lateral formoseño estuvo cerca de marcar el segundo tanto, pero su remate de media distancia encontró la respuesta del arquero Fernando Núñez, quien desvió el balón hacia un costado.
Y un minuto más tarde, nuevamente por el sector derecho, desniveló el Sabalero y esta vez el remate de Mosquito Silva se desvió en el cuerpo del defensor Wilfredo Moyano y descolocó a Núñez, ya que la pelota se le coló por arriba. Se jugaban 32' y Colón ganaba 2-0 de manera justificada.
Sin embargo, el equipo de Montero no se conformó con la ventaja y siguió mirando el arco de enfrente, fue así que Cuevas, de muy buen primer tiempo, estuvo a punto de decretar el tercero, pero una excelente respuesta de Ibañez con los pies se lo impidió. Y dos minutos más tarde, Franco Leys, desde media distancia, sacó un furibundo disparo y el balón impactó en el travesaño.
En ese primer tiempo fue muy notoria la diferencia entre ambos equipos e incluso el resultado pudo haber sido más abultado. Es obvio que el segundo tiempo estuvo de más, dado que el elenco del Portón del Norte no estaba en condiciones de revertir la historia. No obstante, esa segunda etapa fue un poco más pareja, porque Colón sacó el pie del acelerador y el partido se aquietó.
Eso indudablemente que benefició al conjunto dirigido por Mauricio Vegetti, que se sintió un poco más cómodo y no tan asediado por el dominio del Sabalero. En las filas del equipo de San Justo se destacó la movilidad del delantero Ignacio Infante, quien mostró algunas cosas interesantes en el manejo del balón.
Y por otra parte fue el que más se animó a atacar, cuando se jugaban 12' del complemento remató desde varios metros y el balón se fue cerca del caño izquierdo del arco custodiado por Andrés Bailo. Fue muy poco lo que generó el Conquistador de mitad de cancha hacia adelante, ya que le faltó sorpresa y decisión.
ColonSj.jpg

Cuando se disputaban 19' y poco pasaba frente a los arcos, Mariano Páez, quien había ingresado en el primer tiempo en reemplazo de Maximiliano Baroni, derribó dentro del área a Víctor Casado y Carlos Boxler no dudó en sancionar la pena máxima. Resultó una falta innecesaria dado que el volante sabalero se abría y no estaba perfilado hacia el arco.
El balón lo fue a buscar Casado, también lo pidió Sandoval, pero finalmente el encargado de ejecutarlo fue el capitán Poblete quien, con mucha tranquilidad, ejecutó el penal y puso el balón cerca del palo derecho, mientras que el arquero se inclinó hacia el costado izquierdo.
Un 3-0 acorde a lo que había sido el trámite del partido, después de esa acción pasó poco frente a los arcos y ya el Sabalero no arriesgó demasiado y se dedicó a cuidar el físico, por ello Montero realizó tres variantes, haciendo debutar a Brian Pérez, Juan Francisco Bauza y Joaquín Giovanini. Justamente, el primero de ellos fue expulsado por una dura infracción cuando fue al piso de manera muy fuerte e impactó a un futbolista del Conquistador.
Colón ganó sin ningún tipo de sobresaltos, tomó el partido con la seriedad que se requería y ahora en el horizonte asoma nada menos que Unión para jugar, según está estipulado, el 23 y 30 de julio, aunque los Rojinegros no están dispuestos a respetar esa fecha y pedirán hacerlo en setiembre.

Comentarios