Política
Domingo 13 de Marzo de 2016

Holdouts: mayoría de diputados por Santa Fe avala el acuerdo

Los legisladores de Cambiemos y el Frente Renovador, a favor del proyecto oficial. Solo se opondrían los seis representantes del FPV 

No será una votación más. Con altísimas probabilidades, Diputados dará media sanción el próximo martes a un proyecto de ley que busca pagar y cerrar un capítulo de disputa jurídica con los fondos buitre, acreedores de la Argentina. 
 
De los 19 diputados nacionales por Santa Fe, 13 votarían a favor de la propuesta macrista. Solo los seis miembros del bloque del FPV votarán en contra, defendiendo un dictamen propio, de minoría. 
 
Todavía permanece la indefinición formal de los diputados socialistas Hermes Binner y Alicia Ciciliani, que expresó: “Lo estamos debatiendo”.
 
Si no hay sorpresas, el desenlace de ese debate desembocaría en una votación favorable en general al dictamen de Cambiemos. Y con algunas objeciones parciales en particular, dentro de los 12 artículos que presenta el proyecto de ley oficialista.
 
Cambio de paradigma 
La salida diseñada por la Casa Rosada implica un cambio de paradigma respecto al tratamiento del problema de la deuda externa que desplegó el gobierno anterior durante 12 años. De pagar con recursos propios, obtenidos por la economía nacional en sus transacciones con el mundo, el nuevo bloque mayoritario de poder de la Argentina consagra el reingreso al vínculo con los organismos internacionales de crédito.
 
Con la expectativa, así se expresa, de conseguir flujos de inversión que permitan avances estructurales y a largo plazo; que se traduzcan, a su vez, en desarrollo.
 
En el FPV, en contrario, entienden que endeudarse con determinados bancos y organismos de crédito no traerá desarrollo. “Con el pago a los buitres empieza una película de terror que ya vimos, que conocemos el final”, planteó el diputado Marcos Cleri consultado para esta nota. Y agregó: “Con este arreglo convertimos a los buitres (7 por ciento) en héroes, y al 93 por ciento restante en buitres”.
 
 
Con una sentencia a favor de los buitres en los tribunales de Estados Unidos, el macrismo optó por acelerar una solución que implicará detener los efectos nocivos de su incumplimiento –de la sentencia–, a la vez que tomar nueva deuda –emisión de bonos– por una cifra aún no definida con precisión en la letra de la ley, pero en cualquier caso cercana a los 15 mil millones de dólares.
 
Luego de México en 1995, será la mayor toma de deuda de un país emergente de los últimos 20 años. 
Justamente colocar el monto de la deuda a tomar, en el dictamen, es parte de la exigencia del bloque aliado principal de Cambiemos, el Frente Renovador (FR). “Conseguimos incorporar en el texto del proyecto los destinos precisos de la deuda a tomar así como el monto”, explicó a este cronista el rosarino Alejandro Grandinetti, diputado que participa en la primera línea de negociación de su bloque. 
 
Bonos 
Sin embargo, la letra actual del artículo 6º del proyecto de ley que obtendría media sanción el próximo martes dice: “Se autoriza la emisión de bonos del Tesoro de la Nación y/o la contratación de otras operaciones de empréstito público por hasta un valor nominal original de dólares estadounidenses y/u otras monedas que sea necesario para cumplir con los pagos requeridos bajo la presente ley quedando ampliado, en consecuencia, el Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2016”.
 
El monto de la deuda no está, hasta hoy, escrito en el dictamen. De todos modos, la práctica parlamentaria suele indicar que las concesiones de los oficialismos a los bloques aliados –en este caso al FR, y al recientemente formado Bloque Justicialista (BJ)– se entregan gradualmente. “No podemos darle todo de una vez, hay que entender que ellos necesitan presentarse como opositores, si les das todo el primer día, quedan como parte del oficialismo, completamente desperfilados”, explicó un miembro clave de la negociación oficialista.

El santafesino Ricardo Spinozzi –que junto a los diputados Luciano Laspina, Ana Laura Martínez, Gisela Scaglia, Lucas Incicco y José Núñez constituyen el sexteto santafesino del PRO que toca la música de la Casa Rosada–, expresó su satisfacción por “las distintas voces que escuché durante los debates en comisión. Me dieron la tranquilidad de que estamos avalando un buen acuerdo”, contó el venadense a este cronista.
 
“La tranquilidad es mayor cuando veo que miembros del gobierno anterior, que participaron en las negociaciones por la quita de deuda en 2005 (Guillermo Nielsen), nos dicen que este acuerdo es bueno, o como el mismo Mario Blejer (economista, cercano a Scioli durante la campaña de 2015), que también apoya la salida que estamos proponiendo”, abundó.
 
Satisfacción 
Por su parte, Laspina, actual presidente de la comisión más importante de la Cámara de Diputados, Presupuesto, expresó su satisfacción por las jornadas de debate de la última semana, de las que fue uno de los actores principales, que derivaron en la firma del dictamen de mayoría. “Aceptamos modificaciones que mejoran el dictamen, cuestiones técnicas. Creo que es el modo que debe trabajar el Congreso”, valoró. Laspina anticipó, por lo demás, que pudo conocer –a modo de anticipo, se conocerá en las próximas horas– el dictamen jurídico de la Procuración del Tesoro que venía siendo esperado con expectativas por diputados de los distintos bloques. 
Los abogados de ese organismo del Poder Ejecutivo despejarían los fantasmas sobre presuntos reclamos judiciales ulteriores, a este nuevo acuerdo, de bonistas que hubieran ingresado en los canjes de 2005 y 2010, o bien que no estén ingresando con el lote actual de los denominados holdouts.
 
Además de los diputados del PRO, FR y PS, también votarán a favor el dictamen de Cambiemos los diputados Mario Barletta y Hugo Marcucci (ambos UCR) y Ana Copes (PDP), los tres ingresados a la Cámara con la boleta del Frente Progresista.
Rodolfo Montes / Uno Medios

Comentarios