Ovación
Martes 22 de Marzo de 2016

Ideólogos de un triunfo histórico

En la vuelta al trabajo luego de la goleada ante Colón por 3 a 0, Madelón formó como en las viejas épocas de futbolista profesional junto al grupo de trabajo que día a día lo acompaña. “Ellos son muy leales y están identificados con el club, además tienen hambre de gloria”. subrayó el técnico

Seguramente esta semana se puede comparar a la que no hace mucho tiempo también vivió la mayoría de este plantel, de la mano del actual cuerpo técnico que conduce Leonardo Madelón cuando lograron el ascenso a Primera División. Sin dejar de lado a cada uno de los auxiliares que conforman el grupo de trabajo Tatengue. 
 
Y está más que claro también que en lo que respecta a las actividades que desarrolla un plantel en su preparación de campo, no solamente está el entrenador o conductor como en este caso es Leo Madelón, sino que hay detrás personas que se ponen también el overol.
 
En la vuelta del plantel profesional a las actividades, Ovación conversó con el DT Rojiblanco sobre cómo se vive después de lo que fue el contundente e histórico 3-0 ante su histórico rival Colón.
 
 
“Nadie puede negar que lo que logró el equipo quedará en la historia, porque jugamos un partido metidos al máximos y teníamos mucha confianza en que si hacíamos dentro de la cancha lo que habíamos entrenado y conversado las cosas se iban a dar para nosotros. Fue lo que sucedió, pero ojo y repito porque no es frase hecha, llegamos con confianza no confiados, que es una cosa muy distinta”, disparó el entrenador de la Avenida.
 
Más allá de analizar fríamente lo que fue haberle ganado a la formación que conduce Darío Franco, en el primer trabajo de esta semana  este matutino juntó a todo el grupo que se mueve alrededor del técnico y para los que el mismo Madelón dejó una reflexión sobre ellos.
 
“Los muchachos son aplicados, leales y tienen una personalidad bárbara… Son agradables y están metidos al cien por ciento cada uno en sus funciones. Y otro punto que hay que destacar es la humildad que tienen para entrenar junto a los jugadores, acá nadie se cree más que el otro y eso tiene su resultado… Por eso nunca bajan los brazos y son positivos en todo momento”, enfatizó Madelón ayer cerca del mediodía y una vez terminada la actividad matutina de los jugadores.
 
 
—Es clave la unión que también debe tener un cuerpo técnico.
—Y sí, es clave porque son los que  también me apoyan en cualquier tipo de circunstancias, ser entrenador o conductor de grupo no es fácil y menos en el fútbol argentino… Ellos están comprometidos conmigo y sobre todo con Unión. Porqué acá todos queremos hacer que el club crezca y para eso hay que tener cimientos con una base fuerte y sólida.
 
—¿Cómo es el día a día?
—Cambiante, eso está claro porque va de la mano con los resultados pero más allá de ganar, empatar o perder, la convicción y la contracción al trabajo es total. Ellos me conocen tanto que saben cuándo dejarme solo y cuándo dar la palabra justa. Son permanente consulta mía porque ven muy bien el fútbol. 
 
—¿Y ahora, qué?
—Y ahora nada, de la misma forma que siempre. Que no suene a otra frase hecha, pero antes no éramos los peores del mundo y ahora tampoco somos los mejores de todos. Ganamos el Clásico, en forma legítima y demostrando que fuimos superiores al rival, sobre todo en el segundo tiempo. La inteligencia de los jugadores fue clave para terminar con un resultado contundente y que quedará por siempre en la historia de este Unión-Colón, pero acá  debemos estar con la mente puesta en lo que queda del torneo, y en el puntero Lanús… Vamos a trabajar para quedarnos con los tres puntos en nuestra cancha.
 
—Pero ganaron un Clásico.
—Y lo sabemos y festejamos a nuestra manera, pero en menos de un mes hay otro y también vamos a querer ganarlo. Sería un error creérnosla. Acá es todo trabajo grupal.
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar / Ovación

Comentarios