Policiales
Viernes 13 de Mayo de 2016

Imputaron al brasileño líder de una banda de piratas del asfalto

  La fiscala de Esperanza le atribuyó haber robado a camiones que pasaban por la ruta 19. El hombre tenía pedido de captura y fue detenido en Tigre

Luego de haber sido detenido por la Gendarmería en Tigre, provincia de Buenos Aires y traído a la ciudad de Santa Fe por la Policía de Investigaciones y la Tropa de Operaciones Especiales , el líder de una banda de piratas del asfalto de nacionalidad brasileña, Alessandro Garske Pereira (39), fue imputado este viernes en la Sala Nº 4 de Tribunales por una serie de delitos cometidos en la provincia durante 2015. La imputación estuvo a cargo de la fiscala del departamento Las Colonias, Clelia Trossero, quien llevó adelante la investigación junto a otros fiscales. La calificación jurídica fue “robo calificado con empleo de arma de fuego agravado por ser en poblado y en banda y por privación ilegítima de la libertad”. 
 
Un hombre buscado
Garske Pereira fue acusado de liderar una banda que operó en la provincia durante el año pasado. Él, junto a otras personas, marcaban los camiones en la Aduana de Corrientes con Brasil y luego realizaban atracos sobre la ruta nacional 19. Allí le robaban la mercadería y raptaban al chofer.
 
El pasado 5 de mayo, el brasileño oriundo de la ciudad de Uruguayana –y nacido en la ciudad de Alegrete–, terminó detenido en un control realizado por Gendarmería en la localidad de Tigre (Buenos Aires). Cuando la fuerza federal lo aprehendió y averiguó sus antecedentes, se dio cuenta que pesaba sobre él un pedido de captura. Fue así que terminó alojado en la Comisaría Nº 2 de esa localidad bonaerense mientras que se informó la situación a la Justicia santafesina. 
 
 
Ya en Santa Fe, el brasileño fue llevado el miércoles a Tribunales, donde se le iban a imputar los delitos –ver aparte– pero cuando el juez le quiso explicar el proceso judicial, Garske Pereira dijo “no entender”, por lo que la defensa, a cargo de María Soledad Estrada –Servicio Público de la Defensa Penal–, solicitó un traductor, situación que determinó que la audiencia imputativa sea postergada. No obstante ello, la defensa interpuso un hábeas corpus referido a la detención del acusado. Finalmente durante la mañana del viernes se realizaron las audiencias. 
 
Los hechos 
Al líder de la banda se le atribuyó haber sido partícipe de cinco robos a camiones que transitaban por la provincia de Santa Fe. Los mismos fueron efectuados, mayormente, en la ruta nacional 19. El primero sucedió en el mes de abril, cuando un camión con destino a Chile, cargado con cacao en polvo, fue interceptado por los integrantes de la banda a la altura de San Jerónimo del Sauce. Los mismos, dispararon con armas de fuego en cuatro oportunidades para amedrentar al chofer. Una vez detenido el rodado, el conductor, encapuchado, fue llevado en una camioneta hacia un depósito. 
Posteriormente fue trasladado a un campo cercano a la zona rural de Armstrong –departamento Belgrano– donde fue abandonado, mientras que el camión apareció unos días después en un galpón de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, en el limite interprovincial con Buenos Aires. La banda siguió operando en la provincia unos meses después. Tanto es así, que el 30 de junio un camión, también chileno, fue abordado en la autovía 19, cuando transportaba herramientas. Su chofer también volvió a ser llevado y abandonado en Armstrong. 
 
Por su parte, el 10 de septiembre, otro camión trasandino volvió a ser asaltado en adyacencias a la localidad de Angélica en el departamento Castellanos. En esa ocasión fue uno cargado con lijas y demás elementos. Aquel se descargó en la localidad de Roldán, mientras que el chofer terminó siendo abandonado en la autopista Rosario-Santa Fe. Un mes después, los piratas hicieron lo mismo con una camioneta que transportaba productos comestibles. Finalmente, cometieron su último ilícito en noviembre cuando robaron una camioneta con ropa y su conductor fue dejado en la localidad de Maciel. Para el 25 de ese mes, unos diez integrantes fueron arrestados en una serie de allanamientos realizados. Uno de estos, Osvaldo López Pereda, correntino de 57 años, falleció una semana después en el hospital José María Cullen. 
 
En cuanto a los demás, Ramón Bernardino “Cacho” Almirón, transportista de 44 años, y Richard Ariel Solís, de 42 y empleado del Complejo Terminal de Cargas de la Aduana en Paso de los Libres, firmaron un juicio abreviado a dos años de condena en suspenso por marcar los camiones. Mientras que los demás detenidos, Juan Cruz Mogordoy, Mauro Darío de María, Rubén Dionisio Rodríguez y Ariel Leandro Tognolo, continúan imputados en la causa. 
 

Vale recordar que una mujer brasileña de 35 años también fue detenida en febrero de este año pero recuperó su libertad tras pagar una fianza de 180 mil pesos.
 
Siguen prófugos
Continúa evadido de la Justicia el otro líder de la banda, Germán Ringel y su mujer. Los dos oriundos de Rosario. Cabe señalar que Ringel, con el brasileño imputado este viernes, fueron condenados por la Justicia Federal de Salta en 2008 por piratería del asfalto también. 
Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios