Miguel Lifschitz
Lunes 12 de Septiembre de 2016

Imputaron por "incitación a la violencia colectiva" al twitero que fue denunciado por el gobernador

Rodolfo Streinbrecher tuvo que pagar una fianza de 100 mil pesos para quedar en libertad. "Fue una calentura del momento", dijo al cabo de la audiencia imputativa.

Este lunes se realizó en la ciudad de Rosario la audiencia imputativa a Rodolfo Antonio Steinbrecher, el hombre denunciado por amenazar al gobernador Miguel Lifschitz vía Twitter. Rudy Kentton –tal es su apodo en la red social Twitter– fue imputado por incitación a la violencia colectiva contra el gobernador. Tras una audiencia encabezada por el juez Juan Carlos Curto, quedó libre al pagar una caución de 100.000 pesos, que ya fue depositada en el Banco Municipal de Rosario.

El hombre declaró ante la Justicia durante unos 15 minutos y dijo que sus expresiones contra el mandatario provincial fueron "un exabrupto", "una opinión sin intención de incitar a la violencia".

Steinbrecher no podrá salir del país sin autorización de la Justicia santafesina. El hombre manifestó que trabaja para asesorar empresas internacionales y por eso viaja por varios países del mundo con varios pasaportes a su nombre.

"Trabajo en el exterior. Asesoro a empresas. Tengo pasaportes con varias nacionalidades pero son míos", declaró el imputado a la prensa al salir de la audiencia.

Por otra parte, Rudy Kentton se quejó por la causa iniciada en su contra y manifestó ante el juez que el gobernador abusó de su autoridad. "Mandó a allanar mi casa por un tuit. ¿Por un tuit se allana la casa de alguien?", expresó consultado por los periodistas que lo aguardaron a la salida de la audiencia.

Sobre los tuits en contra de Lifschitz, añadió: "Me calenté y tuve un exabrupto. Yo soy humanista y defiendo a la gente con moral, como la diputada Stolbizer o Elisa Carrió pero no trabajo para organizaciones ni para Mauricio Macri ni para nadie".

Comentarios