Policiales
Martes 15 de Marzo de 2016

Imputaron a una médica por el caso de Daiana Buratti

El fiscal Apullán imputó a una pediatra que trabajaba en el Sanatorio donde murió la niña de cinco años. Sus padres esperan mayor velocidad en la Justicia

La muerte de Daiana Buratti sigue vigente en la Justicia santafesina. A tan solo un año y siete meses del deceso de la niña de cinco años en el Instituto del Diagnóstico, el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Roberto Apullán, imputó a una doctora que prestaba sus servicios en aquella oportunidad donde la joven falleció. Dicha imputación se dio el pasado viernes en la sede de la Fiscalía Regional. La acusación por parte del funcionario judicial apuntó al delito de “encubrimiento” ya que sostuvo que la doctora ocultó una prueba que aportaría información respecto de las circunstancias que tuvo el hecho. 
 
Vale recordar, que esta imputación se suma a las otras dos, donde resultaron siendo acusados dos enfermeros -un hombre y una mujer- por el delito de “homicidio culposo” debido a que habrían tenido intervención en la preparación de la medicación -cloruro de potasio- aplicada en la joven Buratti mientras se encontraba internada. Fue por ello, que se les adjudicó haber “violado el deber de cuidado de una paciente”. 
 
Hasta el momento, son solo tres los involucrados que tiene la causa, aunque no se descarta que haya más imputados por la muerte de la nena de cinco años. De todas formas, la imputación jurídica que se le adjudica desde la Fiscalía del MPA a los participes del hecho, no dispone de una posible medida de prisión preventiva, ya que las personas acusadas, no cuentan con antecedentes penales y además porque no existe un posible riesgo de fuga. 
 
 
Jamás imaginaron aquel final
La muerte de Daiana Buratti sucedió el 28 de agosto del 2014. La nena de cinco años había sido internada en el Instituto del Diagnóstico tres días antes del hecho, tras padecer una infección urinaria. Desde aquel entonces fue asistida por médicos y enfermeros hasta su fallecimiento. 
 
Luego de conocer la triste y lamentable noticia, sus padres denunciaron ante la policía una presunta mala praxis de parte de los profesionales que asistieron a la niña en el sanatorio. 
 
Seguirán denunciando
Tras conocerse la noticia de que una médica había sido imputada en la causa, Diario UNO dialogó con Leandro Buratti, el padre de la joven fallecida. Con críticas hacia la Justicia, el progenitor de Daiana sostuvo que “la Justicia ha sido muy lenta” desde que sucedió el trágico episodio hasta la actualidad. En esa línea señaló que si a una familia le sucede lo mismo, esta deberá esperar mucho tiempo para que exista una verdadera condena. “El mensaje que está dando la Justicia es que si una persona lleva a un ser querido a cualquier clínica de la ciudad de Santa Fe y se lo matan, por más que luchen legalmente, les va a llevar mucho tiempo hacer justicia. Es como que ellos son asesinos de guante blanco”, expresó.
 
Amparado con todas las pruebas recolectadas a lo largo de todo el proceso judicial, Buratti indicó que los resultados hepatológicos de la joven, enviados a la Universidad Nacional de Buenos Aires, confirmaron que murió a causa de una presunta mala praxis. “Nosotros siempre fuimos con la verdad”, admitió el padre de la niña. 
 
 
En tanto, recordó que aquella noche había un niño, también internado al lado de Daiana, y el mismo casi muere luego de recibir una medicación aplicada por los enfermeros del Sanatorio. “Le colocaron la misma sustancia que a nuestra hija y casi se muere”, explicó a este diario.
 
Con el reclamo firme
Por otro lado, Buratti anticipó que las marchas y manifestaciones hacia el Instituto del Diagnóstico continuarán próximamente. “Es más, para alertar a la sociedad. Si nosotros hubiéramos visto a padres manifestarse frente a esa clínica, ese día yo no la hubiera llevado a mi hija allí”, destacó. “Todas nuestras marchas fueron pacíficas”, aclaró.
Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios