Policiales
Jueves 27 de Octubre de 2016

Imputaron a una mujer por torturar a sus hijos de 2, 4 y 6 años

Por el hecho ya había sido detenido el padrastro de los pequeños. Ocurrió en Concepción del Uruguay.

Días atrás, un hombre fue detenido en Concepción del Uruguay por golpear brutalmente con una manguera a una nena de 2 años y a su hermano de 4, hijos de su pareja.



Por esta razón, fue imputado Ernesto Norberto Albeyra, de 37 años, con importantes antecedentes penales, a quien se le dictó la prisión preventiva y fue remitido a la Unidad Penal N° 7 de Gualeguay, donde permanece alojado.

El hecho fue descubierto tras un llamado al 102, en el cual una vecina alertó a la Policía que dispuso la intervención de personal de la Comisaría del Menor y la Mujer, concurriendo a la vivienda ubicada en inmediaciones de la intersección de las calles 12 de Octubre y 24 del Oeste.


Según informó el portal 03442, la audiencia se desarrolló a puertas cerradas y se supo que Albeira acusó también a la madre de los niños de las terribles golpizas y los malos tratos, lo que llevó a la Fiscalía a cargo del doctor Mariano Budasoff a profundizar la investigación, llegando así al entorno familiar.

Los dos niños estuvieron internados por las lesiones que presentaban y fueron retiradas del hospital por su madre sin la alta médica y por eso ahora la causa tomó un giro.


Es que la Fiscalía logró recabar datos que llevaron a diferentes testimonios, en su mayoría vertidos ante el Ministerio Pupilar, donde se constató que estos niños no solo habían recibido castigos por parte de su padrastro, sino que además fueron torturados por su propia madre.


Lo más llamativo fue conocer que a la nena de 2 años y el niño de 4, se sumaba un hermanito de 6 años, que a raíz de los castigos sufridos, se lo había llevado días antes su padre biológico, siendo este el que más lesiones presentaba, incluso quemaduras.


De esta manera, este miércoles se realizó una audiencia en sede judicial, con la participación del Copnaf y el representante del Ministerio Pupilar en donde se imputó a la mujer por estas lesiones en perjuicio de sus propios hijos, agresiones que no solo eran recientes, sino que ya venían ocurriendo desde tiempo atrás.


En la audiencia se habría hecho el pedido a la jueza interviniente, de la imposición de medidas de restricción y protección para evitarle a los pequeños nuevos sufrimientos por parte de la propia madre.


Al parecer, fue la madre de las criaturas que reconoció su problema de adicciones y pidió ayuda para recuperarse y poder ser una buena madre.


Dada la situación, se dispuso que los chicos quedaran bajo custodia de familiares y se prohibió el acercamiento de la mujer, para evitar mayores inconvenientes, teniéndose prevista la realización de futuras Cámaras Gesell.



Comentarios