Policiales
Martes 15 de Diciembre de 2015

Incautaron más de 100 mil pesos en pirotecnia de venta no autorizada

Fue en un allanamiento en un local comercial de San Carlos Centro. Los vecinos denunciaron el caso por miedo a que explote el depósito. Todo el material secuestrado ocupó dos camiones y fue trasladado a la sede de la Brigada de Explosivos de la Policía.

Este lunes, agentes de la División Judicial de la Región 3ª de la Policía santafesina, allanaron un local comercial ubicado en la zona céntrica de la ciudad de San Carlos Centro, y secuestraron dos camiones completos de pirotecnia, ya que su venta al público no estaba autorizada. 
El juez de faltas, Ángel Darío Marini, fue quien ordenó el allanamiento del lugar que carecía de autorización para comercializar esos elementos, y tampoco el depósito en el que estaba almacenada la mercadería reunía las condiciones exigibles para esos productos. 
Frente al sitio allanado hay una escuela privada, funciona un boliche, un depósito de cartón y casas de familia en ambos laterales. 

El terror del vecindario
La semana pasada, vecinos de la ciudad de San Carlos Centro, que viven en inmediaciones de la esquina de 25 de Mayo y Moreno, denunciaron que en un comercio se vendía gran cantidad de pirotecnia, y además presumían que en los depósitos tenían acopiado material, con el consiguiente peligro en el caso de que un accidente produjera una explosión del local. 
La novedad fue puesta en conocimiento del juez de faltas Ángel Darío Marini, que valoró la situación planteada y la potencial situación de peligro social, y le ordenó al comisario mayor Néstor Fabián Angelini, el allanamiento del local por la presunta infracción a la Ley Provincial 10.703 del Código de Faltas en lo que refiere a la habilitación para la venta de pirotecnia. 
Ayer, durante la mañana, el comisario mayor Angelini estuvo al frente del procedimiento cuando llegaron al negocio, exhibieron la orden de allanamiento librada por el juez de Faltas, y junto con los suboficiales peritos y especialistas de la Brigada de Explosivos comenzaron a revisar el tipo de pirotecnia que estaba a la venta, las condiciones de conservación, ya que conlleva peligro su manipulación.
Además, faltaban las autorizaciones expresas para la manipulación de este tipo de productos, como así las condiciones generales de los depósitos en los que estaba almacenada la mercadería.
Una vez que los agentes de la Brigada de Explosivos constataron cada uno de los extremos que le fueron indicados en la orden de allanamiento, notificaron a los propietarios del local y la mercadería que esta última sería secuestrada en su totalidad.
 Los vecinos que viven en inmediaciones, ayer por la mañana, observaban con asombro el despliegue policial, y además que la totalidad de la mercadería secuestrada fue cargada en dos camiones, en un trabajo que se realizaba lentamente para evitar la explosión. 
El juez de faltas Marini deberá evaluar, por la cantidad de pirotecnia secuestrada, si la causa no es girada por presunta infracción de la Ley Nacional 20.429 de armas y explosivos.

Juan Trento/UNO Santa Fe/ jtrento@uno.com.ar

Comentarios