Información General
Jueves 13 de Julio de 2017

¿Por qué es peligroso rellenar las botellas de plástico con agua?

Una investigación analizó los recipientes que un atleta reutilizó durante una semana. Los alarmantes resultados y las recomendaciones para su correcto uso

Ya es un hábito adquirido. Utilizar y reutilizar una botella de plástico. Una vez que se termina, se le vierte agua de un bidón de nuevo para usarse. Sobre todo, los pequeños recipientes suelen ser la opción predilecta de los adeptos al running y al entrenamiento. Sin embargo, esconde un potencial riesgo para la salud.

Según Treadmill Reviews, que compila investigaciones de expertos en el mundo fitness, beber un trago de una botella reutilizada sería equivalente a lamer la tapa del inodoro. Por más grotesca que suene la comparación, cada recipiente contiene cientas de miles de bacterias dentro.

La investigación siguió durante una semana las botellas de plástico reutilizadas con las que se hidrató un atleta. Una de ellas, la más contaminada, tenía 900 mil unidades de bacteria. Un promedio que supera con creces, según los expertos, a los que tiene la tapa de un inodoro.


No solo eso. El estudio encontró que el 60% de los gérmenes hallados en los recipientes tenían el potencial de enfermar a una persona. La doctora Marilyn Glenville dijo que los productos químicos allí encontrados "pueden tener efectos en cada sistema del cuerpo" y recomendó que, en lugar de reutilizar las botellas de plástico, se las recicle antes.

El estudio despertó dudas. Se desconoce el tratamiento que tuvieron las botellas. Si estuvieron en contacto con el suelo u otras superficies contaminantes. Tampoco establece una comparación entre los recipientes que se lavaron antes de reutilizar y los que no. Sin embargo, no es la primera investigación que sigue esta línea.

Otro estudio de 2002, publicado en la revista Canadian Journal of Public Health, determinó que dos tercios de las 76 botellas de agua que utilizaban estudiantes de primaria superaban los límites de bacterias recomendados. Algunos de esos recipientes habían pasado hasta seis meses sin lavarse.


De acuerdo a la BBC, "los expertos coinciden en que el mayor riesgo para la salud asociado a la reutilización de las botellas de plástico es microbiológico". Es decir, se produce por el deterioro habitual que provoca su uso diario: una pequeña rotura o grieta en el material resultan lugares ideales para la concentración de bacterias.

En caso de reutilización, Glenville aconsejó comprar botellas de plástico sin Bisfenol A o BPA -un producto químico recurrente en los envases de policarbotano- y enjuagar el recipiente, pero no con agua demasiado caliente ya que libera estos productos químicos 55 veces más rápido de lo normal.

Infobae