informacion gral
Jueves 31 de Marzo de 2016

Se arrojó al Atlántico para intentar alcanzar a nado el crucero en el que viajaba

Una mujer de 65 años se encontraba en Portugal y el barco, con su marido a bordo, partió sin ella. La señora fue rescatada por un grupo de pescadores a 500 metros de la costa.

Una jubilada británica estuvo a punto de perder la vida al arrojarse al oceáno Atlántico nadar durante varias horas para intentar darle alcance al crucero que había partido con ella y en el que, también viajaba su esposo.

Susan Brown, de 65 años, se encontraba de Madeira, en Portugal, cuando vio que su barco zarpaba sin ella. Creyó que su marido se encontraba en el interior y al verse sola decidió lanzarse al agua para dar caza a su crucero Marco Polo.

De acuerdo al periódico The Telegraph, la mujer fue rescatada por un grupo de pescadores después de que hubiera estado unas cuatro horas nadando. Los trabajadores contaron a favor para lograr salvarle la vida que había luna llena y que el mar esta calmo, lo que permitió escuchar claramente los gritos desesperados de la mujer, quien se encontraba a unos 500 metros de la costa.

Brown fue llevaba al hospital de Funchal con graves síntomas de hipotermia, aunque los médicos lograron estabilizarla. De todos modos, un grupo de psiquiatras le prestaba ayuda para para intentar explicar el incidente. Por el momento, no se le ha podido tomar declaración.

El jefe de la autoridad portuaria, Félix Marques, cree que la mujer sigue viva porque pudo utilizar su bolso lleno de aire a modo de salvavidas. El accesorio la mantuvo a flote cuando empezaron a fallarle las fuerzas en los brazos.

La mujer llegó al archipiélago esa misma mañana en el barco Marco Polo junto a su marido. Venían de un crucero por el Caribe y hacían escala antes de regresar a casa. En Portugal se especula con que una discusión del matrimonio pudo propiciar la confusión de Susan previa a lanzarse al agua.