informacion_general
Domingo 19 de Julio de 2015

Ahora en sólo 10 minutos podés saber si sos celíaco

Son muchas las personas que, sin saberlo, son celíacas, es decir, que no toleran el gluten y les produce trastornos principalmente de tipo intestinal. Tantas como un 75% de los pacientes. Por eso, es importante diagnosticar esta enfermedad y hacerlo de una forma fácil, rápida y no invasiva, algo que hasta ahora no era posible, pues había que acudir a laboratorios específicos y hacerse una biopsia. Pero este objetivo lo ha conseguido un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), que ha creado una prueba que en tan solo diez minutos, y en la misma consulta del médico, permite detectar la celiaquía usando exclusivamente una gota de sangre.
Se llama Celifast y ha demostrado una tasa de acierto en pruebas iniciales en el laboratorio del 100% a partir del análisis de un biomarcador de la sangre. ¿Cómo funciona? Es muy muy parecido al glucómetro, ese aparato que usan los diabéticos para medir su nivel de azúcar en la sangre y que ellos mismos utilizan acercando su dedo para que una aguja recoja una gota de sangre e inmediatamente dé su diagnóstico.
Pero la cosa no se queda aquí. Celifast, además, permite llevar un control de la evolución de la enfermedad, analizando el grado de celiaquía del paciente de manera periódica, así como la evaluación de los familiares directos de un enfermo ya diagnosticado.
A día de hoy esta prueba no se comercializa, pero este proyecto, encabezado por el Grupo de Sensores y Biosensores de la UAB, se ha alzado con un premio en el concurso Valortec de ACCIÓ, la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat. La investigadora María Isabel Pividori explica que "ya estamos en la fase de validación clínica y preparando la mejor manera de comercializar esta tecnología".
Una compra mucho más cara
Aunque las cifras de celíacos no están del todo claras, pues no hay un registro específico más que aquellos que se inscriben en las federaciones, actualmente se calcula que un 1% de los españoles lo padece, con el doble de incidencia en mujeres que en hombres. Se presenta en personas genéticamente predispuestas y se caracteriza por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.
Los síntomas más frecuentes son pérdida de peso y de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento... Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico.
No hay otro tratamiento que seguir una dieta estricta sin gluten. Y, pese a que cada vez son más frecuentes este tipo de alimentos y están muy bien etiquetados, la cesta de la compra se encarece muchísimo, tanto como un 288,56%, una media de 1.468 euros más al año, según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Para ellos no existe en España ningún tipo de sibvención que ayude a soportar este gasto extraordinario.
Fuente: ideal.es