informacion_general
Martes 25 de Agosto de 2015

Creyeron que había muerto, la sepultaron y escucharon gritos dentro de la tumba

La familia se desesperó al escuchar a Neysi Pérez, hondureña de 16 años. Destrozaron la tumba y la rescataron en medio de un gran dramatismo. La adolescente estaba embarazada y había sido enterrada con su vestido de novia

Los familiares de una joven de 16 años que murió y fue desenterrada un día después porque aseguran “estaba viva” aún no se explican qué pasó.
El insólito caso se dio en ciudad de La Entrada, en Honduras. Nelsy Yamileth Pérez Gutiérrez (16) fue sepultada en un cementerio de esta localidad. Al otro día, los familiares la desenterraron porque su marido escuchó ruidos dentro de la tumba y alertó sobre lo ocurrido.
Sus familiares aseguran que la joven, que tenía dos meses de embarazo y había sido enterrada con su vestido de novia, fue sacada del ataúd aún con vida y llevada a una clínica privada de Copán, pero al llegar murió.
Se llamó a las autoridades, se hizo el levantamiento de ley y posteriormente el cadáver se trasladó a la morgue en San Pedro Sula.
Segunda vez
Finalmente la joven fue sepultada por segunda vez pero los familiares de Nelsy aún no comprenden lo ocurrido.
“No logramos entender qué pasó. Creemos en Dios y lo que creemos es que ella fue sanada de sus enfermedades”, dijo un pariente que prefirió omitir su nombre.
Explicaron que Rudy David Gonzales, marido de Nelsy, visitó la tumba de su mujer un día después de enterrarla y escuchó ruidos que provenían de la tumba. “Él fue el que oyó primero y después llegó contando que se oía algo adentro, pero quizá sintió miedo”, aseguró el pariente. Desde ese momento entró la duda y se empezaron los trámites para abrir la tumba y verificar el estado de la que creían muerta. “Tal vez si en ese momento hubieran hecho algo, ella estaría viva; pero cómo para saber”, cuestionó. Los parientes describieron a Nelsy como una joven alegre y sana, por lo que no saben explicar qué enfermedad le provocó la muerte. Donde construyen la nueva tumba aún se mantienen las coronas y flores que le colocaron a la muchacha después de su sepelio el jueves, incluso la tapadera del ataúd, que según los parientes estaba empujada, permanece en el lugar.
Fuente: LaPrensa