informacion_general
Sábado 08 de Agosto de 2015

Dictaron una ordenanza de difícil cumplimiento: "prohíbe morirse" a personas mayores de 75 años

La norma promulgada por un intendente italiano establece que los ancianos que no se cuiden o que sigan hábitos perjudiciales para la salud paguen más impuestos.

El autoridades municipales de la localidad italiana de Sellia promulgaron una insólita ordenanza en la que se establece la "prohibición de morirse" a todas las personas mayores de 75 años. Según los registros de esa población, la normativa incluiría a casi el 60 por ciento de la población.

El objetivo de esa ordenanza de difícil cumplimiento es frenar la despoblación e invitar a sus vecinos "a preocuparse de su salud", según declaraciones del propio alcalde de la localidad, Davide Zicchinella.

En ese sentido, el mandatario comunal, que es médico pediatra de profesión, remarcó: "Nosotros hemos hecho esta ordenanza no para bromear, sino seriamente. Porque Sellia, como muchas localidades del sur de Italia, padece despoblación".

Según publica el portal del diario ABC de Madrid, mediante esa ordenanza el Ayuntamiento creó todo un sistema para hacerse cargo de la salud de sus vecinos que incluye la apertura de un centro sanitario, un ambulatorio para las analíticas y una red de transporte de personas al hospital más próximo y cercano, el de Catanzaro.

Pero a cambio de estos servicios, los ciudadanos deberán cuidar su salud con el fin de mantener este servicio y de detener la despoblación en el lugar.

"La vida es un valor universal, pero en un pueblo pequeño cada uno debe hacerse cargo de su propia salud porque, además de tener un valor por sí misma, tiene un valor colectivo. Si un pueblo se hace pequeño, demasiado pequeño, no puede continuar en pie", sostuvo Zicchinella.

De acuerdo a lo establecido por la norma, aquellos que las autoridades detecten que no se cuidan o que siguen hábitos perjudiciales para la salud deberán, sencillamente, pagar más impuestos.

Al ser consultado sobre cómo identificará a los vecinos díscolos que no se curen, el mandatario aseguró que el Ayuntamiento "tiene registros, sabe quién se hace análisis y quién no, quién se cuida o se descuida".

Durante la conversación, el alcalde defendió sus políticas que, a su juicio, han hecho que su municipio se sitúe a la vanguardia en muchos aspectos.

Por ejemplo, subrayó que en 2010, cuando él solo llevaba un año de mandato, Sellia fue el primer pueblo de la región de Calabria al separar para reciclar el 73,6 por ciento de su basura, lo que le valió el premio de la organización ecologista Legambiente.

Además, entre otros logros, en 2011 Sellia fue el primer pueblo calabrés y uno de los primeros de Italia, según destacaron en el Ayuntamiento, en ofrecer gratuitamente internet a todos los vecinos.

En Italia, la edad media de los habitantes supera los 44 años, según el Instituto de Estadísticas italiano, Istat, y la población registra en los últimos años un crecimiento prácticamente nulo que tiene como consecuencia una población envejecida.