informacion_general
Martes 21 de Abril de 2015

Google se suma a la búsqueda y le rinde homenaje al mítico monstruo del lago Ness

Ochenta y un años después de la primera supuesta imagen de la bestia, el gigante Google se suma con la conocida aplicación Street View a la búsqueda de Nessie. 

Hace 81 años el Daily Mail publicó una fotografía hecha por Robert Kenneth Wilson. En dicha imagen se podía ver como una figura, de cuello alargado, asomaba de una superficie acuosa. Cuando esa fotografía vio la luz, los habitantes de las Tierras Altas de Escocia no lo dudaron: la figura pertenecía al monstruo del Lago Ness.
Si bien se comprobó años más tarde que la imagen era falsa, la semilla del monstruo ya estaba sembrada y miles de turistas y cazadores de mitos se acercaban al lago escocés para explorarlo y encontrar alguna evidencia de ese mito.
Según el diario El Mundo de España, Nessie, como lo apodan los lugareños, se dejó ver al menos una vez al año desde 1925. Sin embargo, este 2015 es significativo, ya que es la primera vez en todo este tiempo que el habitante más famoso del lago no ha sido visto por nadie, aproximadamente desde el 2013 con una fotografía capturada por los servicios de mapas de Apple, que finalmente resultó ser una confusión.
Sin embargo, fue Google el último en intentar lo que nadie ha conseguido: capturar gráficamente al verdadero monstruo. Para ello desplazó a un equipo de sus socios en este proyecto de Catlin Seaview Survey, que bucearon por las profundidades del lago, capturando una gran cantidad de imágenes durante su recorrido. Mientras, en la superficie, un barco hacía lo propio a lo largo de los 37 kilómetros que abarca.
Cualquier usuario interesado en escudriñar las profundidades del Lago Ness podrá hacerlo con la conocida aplicación de Street View, y quizás encontrar de esta manera algún indicio de que 'Nessie' sigue en las aguas del lago escocés.
Este es el homenaje que le dedica hoy Google a Nessie, además de un doodle en su buscador, en el que puede apreciarse al monstruo como una especie de submarino, manejado a pedales por extraterrestres, con la clara intención de que la popularidad del monstruo no decaiga.
El lago Ness está formado por varias masas de agua interrelacionadas, incluyendo el río Oich al sur y los Bona Narrows al norte. El curso se extiende a lo largo de 37 kilómetros al suroeste del pueblo de Inverness y, aunque no es el mayor lago de Escocia por superficie ni profundidad, es el que tiene mayor volumen de agua, ya que alberga más agua dulce que todos los lagos de Inglaterra y Gales juntos.
Con casi 243 metros de profundidad, se puede encontrar todo un mundo debajo de la superficie, lo que fomenta más la leyenda de Nessie.