informacion_general
Lunes 22 de Febrero de 2016

La vuelta a clases es el momento ideal para comenzar con los hábitos saludables en la alimentación

Los padres tienen que idear las viandas con ensaladas, tartas, arroz, puré de calabaza, como así también milanesas al horno, pollo y un sándwich en algunas ocasiones. Luego de las vacaciones, en donde se toman algunas licencias, ahora es el momento de sumar frutas a la mochila de los más pequeños de la familia.

Los niños en edad escolar requieren una alimentación saludable debido a que se encuentran en etapas de desarrollo y crecimiento.
Las viandas que los pequeños llevan al colegio, deben ser variadas y sabrosas, incluyendo los alimentos de todos los grupos del óvalo nutricional: cereales, frutas y verduras, leche y derivados, carnes y huevos, azúcares no procesados, aceites y agua. Desde la Carrera de Nutrición de la Facultad de Medicina de Fundación Barceló, sostienen que el inicio del ciclo lectivo es el momento ideal para comenzar a implementar hábitos saludables que se mantengan durante el año.
Sin duda la alimentación de los más pequeños de la casa se ve afectada por las vacaciones, ya que no solo les perturba los cambios de horarios sino que en muchas ocasiones, cambian el lugar dónde realizan sus comidas principales. Por ejemplo cuando van de colonias, a la casa de amigos o en algún lugar de veraneo dónde se comen comidas rápidas como sándwiches, empanadas, panchos, choclos, hamburguesas, etc.

Plan
Al pensar en preparar una vianda es importante tener en cuenta alimentos con nutrientes. Se puede incluir verduras, ensaladas, distintas tartas, arroz, puré de calabaza, como así también milanesas al horno, pollo y un sándwich en algunas ocasiones. De postre, se puede sumar una manzana o bananas que son frutas fáciles y ricas para comer y también es importante incorporar postres lácteos como los yogures.
 
 A la hora del recreo, se sugiere considerar barras de cereales, yogures, frutas, barritas de cereal, budines caseros o integrales, entre otros.
 
Además, a la hora de organizar la alimentación de los más pequeños, lo ideal es planificar la comida semanalmente, para poder brindar distintas opciones cada día y tener en cuenta que en esa variedad se puede incluir maíz inflado, frutas secas, galletitas en poca cantidad, etc. Es importante distribuir las galletas o cereales en tuppers o bolsitas individuales para conservarlas en buen estado.
 
Por último, desde la facultad sostienen que “Un desayuno bien completo es fundamental para que los chicos inicien la jornada y además, es importante tener en cuenta los días en que se hacen deportes ya que ahí se debe aumentar el ingreso calórico con alimentos con valor nutricional”.