informacion_general
Miércoles 01 de Abril de 2015

Las diez razones por las que es muy adecuado dormir desnudos

Desde bajar de peso hasta para mejorar la vida sexual son algunos de los aspectos por las cuales acostarse sin ropas es una muy buena opción, aún con muy bajas temperaturas.

Los problemas de temperatura corporal, el insomnio, muchas cuestiones relacionadas con la vida sexual están directamente ligadas al dormir. Muchas de ellas tienen que ver con el cómo se duerme. No se habla ya de la calidad del sueño, sino como se viste uno a la hora de dormir.

Por eso, numerosos estudios y ensayos plantean que dormir totalmente desnudos ayuda desde adelgazar como a mejorar la calidad de vida sexual. Aquí una lista de las ventajas de acostarse sin nada de ropa, aún con bajas temperaturas.

1) Adelgaza

La grasa marrón, aquella que protege al cuerpo contra el aumento de peso, ayuda a quemar el exceso de calorías al generar calor. Así, un estudio publicado en la revista Diabetes determinó que dormir en una habitación fresca (y también fría) produce la activación de la grasa marrón ayudando a perder peso a un ritmo mucho más rápido que en una habitación cálida.

2) Ayuda a descansar mejor

Ciertos tipos de insomnio han sido asociados con una mala regulación de la temperatura corporal. Un trabajo efectuado por el Instituto de Estudios del Sueño de Los Angeles (EE.UU) señala que dormir con pijama, con el consecuente aumento de temperatura corporal, no solo afecta al ciclo de sueño sino que también inhibe la llegada del sueño profundo. Dormir desnudo ayuda pues a regular la temperatura corporal y que el sueño sea plácido, reconfortante. Como si fuera poco, se refuerza la memoria en esta fase ya que el cerebro trabajará tranquilamente.

3) Mejora la vida sexual

Una experta naturista estadounidense, Natasha Turner, norteamericana, concluyó que dormir piel con piel permite la liberación de la hormona del amor, la oxitocina, lo que hace que nos despertemos mucho mejor al día siguiente, con mejor humor y también con más apetito sexual, ya que la oxitocina aumenta considerablemente los deseos de practicar sexo. Esta liberación por el contacto con la piel de nuestra pareja al dormir produce además una reducción de la presión arterial, una mejora de la motilidad intestinal y ayuda también a aliviar el estrés.

4) Fuente de juventud

Las hormonas anti-envejecimiento y la melatonina, esa sustancia que segregamos de forma natural, que por la noche ayuda al organismo a regular nuestros ciclos del sueño, se liberan mucho más fácilmente si tenemos una adecuada temperatura corporal. Para mantener nuestra temperatura corporal por debajo de 21 ° C dentro de la cama la mejor forma es... dormir desnudo.

5) Es más saludable

Según un estudio de la National Sleep Foundation, dormir desnudo regula los niveles de cortisol que previene el aumento de presión arterial y colesterol, el apetito, las interrupciones de sueño o la bajada de la libido, entre otras cosas. Además, cuando duermes con pijama o bajo mantas pesadas impides la liberación de la hormona del crecimiento, por lo que se obstaculiza el proceso de reparación nocturna de huesos, músculos y piel.

6) Se protegen los órganos sexuales

Dormir sin pijama puede reducir problemas tales como infecciones por hongos. Según explica el experto Austin Ugwumadu, del hospital St George’s de Londres, "este hongo (hongos vaginales) ama los ambientes cerrados y cálidos, así que es recomendable usar ropa suelta o preferiblemente no llevar nada en absoluto". Para los varones, dormir desnudos mejora la fertilidad ya que los testículos mantienen una temperatura adecuada.

7) Mejora la autoestima

La mejor estrategia para personas con problemas de autoestima debido a su físico es dormir desnudos. Este gesto tan simple ayuda a mejorar la confianza y la autoestima al acostumbrarnos a ver nuestro cuerpo tal cual es cada noche al irnos a dormir.

8) Mejora la circulación

Las cinturas elásticas de los pantalones de pijama o en los tobillos, los puños de las mangas o los pliegues en los camisones provocan una mala circulación de la sangre en todo nuestro cuerpo. Para evitarlo, no hay nada como desprenderse de la ropa para dormir.

9) Disminuye el riesgo de diabetes

Un estudio publicado en la revista Diabetes concluyó que dormir en una habitación fresca (o más bien fría) disminuye el riesgo de sufrir diabetes. El experimento llevado a cabo durante el estudio determinó que las personas que mantuvieron una temperatura fresca estable durante el descanso presentaban una mayor estabilidad de los niveles de azúcar en sangre y una mejora en la sensibilidad a la insulina.

10) Produce ahorro

El costo de un pijama, el de su lavado... Cuestiones menores pero que podrían evitarse si uno durmiera desnudo.