informacion_general
Viernes 26 de Febrero de 2016

Se termina el mito de que los "opuestos se atraen" cómo una fórmula exitosa de pareja

El estudio de la universidad de Kansas indica que las personas quieren evitar el conflicto y "buscan compatibilidad para que las parejas perduren en el tiempo".  

"Los polos opuestos se atraen", dice el dicho que muchas veces se repite entre amigos y pareciera ser la clave del éxito para encontrar a la otra mitad. Sin embargo es poco probable que si no hay aspectos en común, haya buena compatibilidad y crecimiento de la pareja.

Una investigación de las universidades de Kansas y Wellesley en Massachusetts en Estados Unidos, confirmó mediante un estudio que las personas con características diferentes tienden a tener relaciones mucho más fructíferas y perdurables en el tiempo. Es decir, que en la elección mutua, sobreviven a largo plazo las parejas que son afines los unos a los otros.
 
Los expertos reclutaron a un total de 1.523 parejas -independientemente de si estaban involucradas amorosamente o de si se trataba de pares de mujeres o de hombres- y le pidieron a cada uno de ellos que conteste una breve encuesta sobre sus rasgos de personalidad, actitudes, valores, actividades recreativas y consumo de alcohol o drogas.
 
Con estos datos, los investigadores calcularon el porcentaje de similitud entre ellos según ciertos aspectos importantes de las relaciones de pareja como la cercanía, la intimidad, y el tiempo de relación, descubriendo que la frecuencia de estas variables alcanzaba el 86%. Angela Bahns, profesora asistente de psicología en la Universidad de Wellesley, y Chris Crandalla, profesor de psicología del establecimiento de Kansas, fueron los autores principales del artículo, el cual ofrece un rotundo cambio de paradigma en donde el descubrimiento más sorprendente encontró a las relaciones de personas más favorables si sus integrantes coincidían en muchos aspectos.
 
Tras realizar un seguimiento de los voluntarios del estudio, determinaron que el 23 por ciento volvió a tener contacto con su "pareja" y que ese porcentaje había presentado precisamente en el cuestionario un alto nivel de características compatibles o de similitudes.