informacion_general
Lunes 24 de Agosto de 2015

¿Son más sexys los hombres bien vestidos?

¿Qué buscan las mujeres? aunque las respuestas sean diversas, sí existe un factor común: el estilo. Una especialista explica a Infobae el impacto de "la primera impresión"

Ver a un hombre bien vestido es algo que, inevitablemente, atrae. Un traje a medida, unos zapatos de cuero o un simple jean con una chaqueta deportiva son la llamada perfecta para dar una segunda mirada. Pero, ¿por qué no se puede evitar la atracción?
"La mujer interpreta que el hombre es cuidadoso, pulcro, que busca trabajos que lo llevan a un éxito o a un buen pasar económico y se convierte en muy deseable y es bien recibido en muchos aspectos. Sin embargo para ser verdaderamente deseables, no sólo en apariencia, y despertar confianza, hace falta algo más que buena presencia física", asegura a Infobae la licenciada en psicología Adriana Guraieb, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
En ese contexto, el sitio norteamericano EME de mujer, elaboró un listado de las cinco razones que convierten a un hombre bien vestido en "irresistible".
-Dan una muy buena primera impresión: se dice que es la que cuenta, y aunque no siempre es correcta, es la que permanece. Ver a un hombre vestido con pantalones "de dormir" y una camisa rota no despertará las ganas de iniciar una conversación, sin importar qué tan buena persona pueda ser. Si no atrae al inicio, no hay chispa.
-Su aspecto impecable lo hace aún más deseable: a la mayoría de las mujeres les encanta un hombre que sea orgulloso de su apariencia, sin ser un narcisista; pero alguien que se tome un tiempo para arreglarse va a atraer a muchas más personas.
-Su ropa da una idea sobre su personalidad: los hombres con estilo son capaces de usar los detalles de la moda para dar una señal de quiénes son y qué cosas les gustan. La elección de prendas, las combinaciones y los colores dicen mucho de su personalidad.
-Emanan confianza: la ropa empodera.
-Lucen sexys: los hombres bien vestidos entienden cuáles son las piezas que los favorecen y les sacarán provecho a cada prenda para lucir de la mejor manera las 24 horas del día.
La sociedad ha ido cambiando y los gustos tanto estéticos femeninos como masculinos, también. "Con el avance de los metrosexuales, de la cosmética masculina, se han modificado los estereotipos. Los hombres que se preocupan por su imagen, que cuidan su físico, que están en una armonía estética al vestirse, logran atraer más atención que aquellos no cuidan su apariencia física", agrega la licenciada.
Aunque hace una salvedad al respecto: "No lo es todo. Un hombre atento, que sepa escuchar, que recuerde si su novia, pareja o conquista, tiene un exámen, si lleva una flor a un encuentro, logrará la complacencia de la mujer. La empatía, el ponerse en el lugar del otro, genera una optimización en la comunicación. También los buenos modales, la educación, la inteligencia son garantías de que una mujer se sentirá atraída, y si el caballero en cuestión tiene ideas propias y las puede fundamentar, entonces seguramente tendrá una serie de características arrolladoras a la hora de la seducción".
Tal como sugiere Guraieb, hay una serie de muchas otras características que los vuelven irresistibles:
-Atención: esta cualidad que no muchas personas poseen (sean hombres o mujeres), es muy apreciada por el colectivo femenino. Recordar una fecha especial como el cumpleaños o aniversario es muy importante para la mayoría de las mujeres, que también valoran mucho a los hombres detallistas: una caja de bombones o un ramo de flores.
-Imagen cuidada: las mujeres de hoy, cada vez valoran más el cuidado de la imagen masculina. Un peinado bonito, ropa con estilo y algo muy importante: un buen perfume. El perfume masculino, si está bien escogido, suma muchos puntos.
-Comprensión y empatía: las mujeres encuentran en los hombres comprensivos y empáticos un gran apoyo y se sienten a gusto con ellos, que es lo más importante. Esta cualidad, que bien se puede aplicar a cualquier persona, hombre o mujer, parece que no siempre se encuentra tan fácilmente en una relación. El egoísmo lleva a la gente a poner por delante sus necesidades y no comprender los menesteres de los demás.
-Comunicación: está científicamente demostrado que las mujeres son más comunicativas que los hombres, aunque como en todo siempre hay excepciones. A ellas les encanta pasar largos ratos charlando de cualquier tema con sus amigas y adoran a los hombres con los que pueden conversar largo y tendido.
-Confianza: la confianza es uno de los aspectos más importantes en cualquier relación. Tener confianza para contar cualquier cosa y para mostrarse como uno realmente es sin fingir es clave para ganarse a la gente. Además, un clima de confianza favorece que la otra persona también se muestre natural y se encuentre cómoda.
-Educación: un hombre educado, que tiene modales en la mesa, que respeta el turno de palabra y que se dirige a los demás con respeto es irresistible. La caballerosidad también parece un punto muy positivo muchas mujeres: que les abran la puerta del coche o del restaurante, dejar elegir el sitio a ellas, ofrecerle el abrigo si tiene frío. Esos gestos que parecen haber quedado anticuados son deseados por un gran número de mujeres.
-Hombres deportistas: no se trata sólo de tener un cuerpo atlético o fibrado, aunque también es un aspecto muy valorado. Los hombres deportistas a los que les gusta realizar actividades al aire libre son mucho más divertidos que aquellos que no quieren salir de casa porque prefieren ver la televisión.
-Inteligencia: si a la educación se le suma la inteligencia, el cóctel puede ser arrollador. Un hombre inteligente es irresistible para muchísimas mujeres que prefieren relacionarse, evidentemente, con personas espabiladas que tengan cosas que aportar. Un hombre que sabe de historia, de cine, de música o de actualidad participará en charlas mucho más interesantes que quien no tiene intereses culturales.
-Personalidad: en psicología, tener personalidad es lo opuesto de ser el 'hombre masa', es decir, tener un perfil psicológico muy específicos y delimitado. Los 'hombres masa' son impersonales y no destacan en nada. Por eso, los hombres que tienen sus propias ideas y las manifiestan o tienen un gusto estético peculiar vuelven locas a muchas mujeres. No hay más que ver al excéntrico actor Johnny Deep a quien las chicas adoran.


Fuente: Infobae