informacion_general
Domingo 26 de Julio de 2015

Un estudio asegura que el uso excesivo de las redes puede crear depresión en los adolescentes

El impacto de Facebook y Twitter en el comportamiento de los chicos. Estar conectados a Facebook más de dos horas diarias de promedio disminuye la salud mental, dice un estudio canadiense.

Los adolescentes que usan Facebook, Twitter y otras redes sociales durante más de dos horas al día de promedio son más propensos a padecer desequilibrios psicológicos, desarrollar un estado de salud general más pobre y tener pensamientos suicidas, según un estudio que trascendió y del que se hizo eco la revista Newsweek.
El citado documento también concluyó que los adolescentes que utilizan las redes sociales durante excesivos periodos de tiempo tienen la tendencia a afirmar que su salud mental no marcha bien. Por lo que sus autores piden a los organismos encargados de la salud pública que hagan más para comunicarse con los jóvenes que pasan horas y horas encontrándose en dichas plataformas.
La investigación, publicada en “The Journal Cyberpsychology, Behavior and Social Networking” analiza los datos sobre estudiantes canadienses por cursos desde los siete a los 12 años o entre 12 y 17 años.
Los investigadores afirmaron que encontraron que el 25,2% de los estudiantes usaban las redes sociales durante más de dos horas diarias.
Los autores del estudio han afirmado que harán falta una mayor investigación, para determinar si la pobre salud mental en los adolescentes puede estar causada o ser consecuencia de un uso excesivo de este tipo de plataformas.
Sin embargo, han recomendado que los responsables públicos de salud sean más activos en esta materia y se busque formar a padres y profesores como una forma de identificar los síntomas de los desequilibrios psicológicos o las tendencias suicidas en los jóvenes.
En opinión de los autores “estos resultados confirman a las redes sociales como lugares en los que se encuentran adolescentes con necesidades de salud”. Añaden que chicos, padres y educadores deben poder acceder “a una información apropiada y al necesario apoyo de fuentes profesionales”.

Cuidado con Facebook
Hay otros estudios que con rigor académico pretenden indagar acerca de la influencia que las redes sociales provocan en el comportamiento de los adolescentes.
Otra investigación publicada en el “Journal of Social & Clinical Pshicology” concluyó que las personas se sienten leve o mayormente deprimidas después de navegar un buen tiempo en Facebook.
La causa se debe a que durante la conexión tienen a emerger comparaciones sociales negativas, sentimientos de inferioridad y envidia con relación a “amigos” que publican sus habilidades, dotes, momentos felices y demás en el “timeline” (tiempo real).
En este sentido, el Servicio Público de Salud británico ha afirmado que los niños que se ponen delante de una pantalla durante más de cuatro horas diarias tenían un particular alto riesgo de desarrollar o potenciar trastornos.
Todas estas ideas fueron desglosadas en un dossier enviado al Parlamento británico y publicado por The Daily Telegraph.
El rotativo inglés destacó las ideas desarrolladas por los expertos, quienes han afirmado que “los adolescentes que gastan más tiempo delante de los ordenadores, viendo la televisión o jugando a videojuegos tienen a experimentar mayores niveles de desequilibrios emocionales, ansiedad y depresión”.
Esta relación “es particularmente negativa entre aquellos que están delante de una pantalla más de cuatro horas diarias”.
El dossier ha sido enviado al Comité de Salud de la Cámara de los Comunes, que está realizando una investigación sobre la salud mental de los adolescentes en Reino Unido.
También las “selfies”
Previo a ambos estudios, meses atrás, se había conocido un tercero que indagaba sobre las personas obsesionadas con las “selfies” (autofotos).
Un estudio publicado por la Universidad de Brunel (Londres) concluyó que los usuarios más obsesionados con compartir imágenes de ellos mismos en múltiples situaciones puede causar problemas psicológicos.
Los investigadores, que recopilaron la opinión y análisis de 555 perfiles de usuarios de Facebook, concluyeron que las personas que constantemente alardean sobres sus aptitudes tienden a estar impulsadas por el narcicismo, al que definieron como un “trastorno psicológico”.
Este estudio destacaba que las parejas que normalmente se muestran más “felices” de forma continuada (publicando constantemente lo que se aman y dónde viajan) puede ser a causa de la baja autoestima.
Los investigadores se encontraron que los usuarios que comparten en Facebook muchas imágenes practicando deporte, al aire libre o en el gimnasio, son los que más “me gusta” reciben.
Esta situación provoca que continúen intentando conseguir la atención que desean. Pero cuando no lo logran comienzan a surgir frustraciones.