santafe
Viernes 25 de Diciembre de 2015

Inminente puesta en marcha del comando unificado

Lo confirmó el secretario del Consejo de Seguridad Interior, Gerardo Milman. Luego del acta firmada esta semana, Nación y Provincia ajustan los detalles para la coordinación de la actuación de las fuerzas federales en Santa Fe

Según estiman desde el Consejo de Seguridad Interior de la Nación y desde el Ministerio de Seguridad provincial, la próxima semana ya se podría implementar el Comando Unificado para la planificación operativa y coordinación territorial de las operaciones que realicen los diferentes grupos de seguridad en la provincia.
Este acuerdo marca un perceptible cambio de clima entre las autoridades nacionales y provinciales, muy diferente a la gestión anterior. Este compromiso también significa un trato igualitario por parte de la Nación para Santa Fe, respecto de las otras provincias corriendo con los gastos del personal desplegado en la zona.
“Dentro del acta que firmamos esta semana en Rosario con el ministro Pullaro figura la construcción de este importante Comando Unificado, y es muy probable que la semana que viene podamos constituirlo”, afirmó Gerardo Milman, secretario del Consejo de Seguridad Interior de la Nación.
“Nosotros creemos que en Santa Fe, y en particular la ciudad de Rosario, la situación de seguridad es tan compleja que amerita trabajar cooperativamente entre provincia y Nación”, precisó el funcionario.
Por otra parte, ante rumores de retiro de tropas federales de Rosario, las autoridades de seguridad nacionales salieron a aclarar que solo se trata de un recambio de efectivos por las fiestas de fin de año, y que ese movimiento no estaría afectando sustancialmente la cantidad de agentes federales abocada a custodiar la seguridad en la ciudad y en la provincia.
“No es un rumor, es una realidad. Hubo un cambio de guardia. Son efectivos que se fueron a pasar las fiestas con sus familias, y, de la misma manera, llegaron a la ciudad efectivos provenientes de la provincia de La Pampa. Y luego de las fiestas, volverán los otros efectivos. Lo importante es que el número general no se modificó sustancialmente”, se encargó de remarcar.
El funcionario destacó que la preocupación no debe pasar por cuestiones particulares, o por el apellido de un gendarme, sino por la cantidad de agentes que siguen integrando el operativo de apoyo a la provincia. “Hubo un cambio de efectivos, una cosa normal en estos operativos. No siempre son los mismos gendarmes los que están en cada provincia, van rotando. No hay ninguna circunstancia especial, nada más la licencia por las Fiestas”, explicó Milman.
 Vale repasar que, apenas asumió el ministro de Seguridad provincial Maximiliano Pullaro, le comentó a este diario (el 10 de este mes) que “en este momento hay alrededor de 3.000 agentes federales, y pretendemos que se mantenga ese número en nuestra provincia, pero con un trabajo coordinado con la Nación”.
En ese sentido, los números que expresó Milman lucen en cierta concordancia. “En la provincia de Santa Fe hay alrededor de 1.200 gendarmes, 1.400 policías federales, y 100 de prefectura”. En ese marco de distribución reveló que “las ciudades de Santa Fe y Rosario son las que mayor caudal de gendarmes tienen”. Y profundizando, recalcó que “alrededor de 600 gendarmes son los que están trabajando en Rosario”.
Milman se mostró satisfecho de poder trabajar en conjunto con el ministro Pullaro para poder despejar todas las dudas que surgen en este tipo de situaciones. “Siempre le queremos transmitir calma a la gente. Más allá de este recambio que se produjo, no hay diferencias entre los agentes que actuaban hace unos días, y los de ahora. Es solo que fueron a tener contacto con sus familias por las fiestas, y fueron debidamente reemplazados por otros efectivos”, subrayó el funcionario nacional en declaraciones radiales.
En tanto, otro de los puntos significativos que le interesaba recomponer al gobierno provincial es la relación y los trabajos coordinados con el Estado nacional. En ese sentido, Milman recordó que esta semana estuvo en Rosario con el ministro de Seguridad provincial. “Firmamos un acta para trabajar juntos en los temas que incumban a Rosario y a toda la provincia”.
El secretario nacional comentó que el objetivo de mediano y largo plazo es que los elementos de Gendarmería puedan regresar a sus lugares de trabajo originales, lo mismo que los agentes de Prefectura y la Policía Federal. “La idea que llevamos adelante es fortalecer a la Policía de Santa Fe, para que pueda garantizar la seguridad de los ciudadanos. Pero, hasta que esa situación no se haya resuelto, no vamos a dejar indefensos a los santafesinos. Vamos a hacerlo paulatinamente, a medida que podamos ir fortaleciendo a la Policía de la provincia, para que puedan reemplazar a las fuerzas federales, y estas puedan volver a sus lugares de origen”, sostuvo Milman.

Comentarios