Santa Fe
Miércoles 11 de Enero de 2017

Inquilinos e inmobiliarias aseguran que los créditos hipotecarios no convencen

Advierten que las consultas son muchas pero se concretan pocas operaciones. "No hay inmuebles por esos montos, acceden aquellos que tienen un ahorro", afirman

Curioso encontrar puntos de vista similares entre dos sectores que históricamente se los supo encontrar enfrentados. Las miradas son parecidas con respecto al resultado que está dando la oferta de créditos hipotecarios.
Consultoras privadas establecieron que la caída en los préstamos a la vivienda estuvo en el 31% interanual. A pesar de ese saldo negativo, las entidades bancarias destacan que durante los últimos meses del año pasado se observó un incipiente avance en los préstamos que puede resultar una señal de repunte de ese instrumento en 2017.
Los inquilinos consideran que los productos que hay en el mercado no "seducen" o directamente son "inaccesibles" para quienes están detrás del sueño de la casa propia.
Del otro lado, las inmobiliarias sostienen que se "terminó dando" lo que muchos desde el sector "preveían". Sucede que los montos entregados no alcanzan a cubrir el costo total de las propiedades. En este sentido, advierten que quien no posea un ahorro queda afuera de los planes existentes. Afirman que las consultas crecen pero que las operaciones que se concretan son muy pocas o "mínimas".
En diálogo con Diario UNO, el secretario de la Concejalía Popular de Rosario, Ariel D'Orazio, consideró: "Hay un gran desfase entre el valor de una propiedad para la venta y el salario promedio de los santafesinos. Cuando se aplican los intereses, se torna prácticamente inaccesible el crédito o los montos a prestar son insuficientes en relación al valor de los inmuebles".
El presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios de la provincia de Santa Fe, Walter Govone, recordó que el acceso a los créditos se ubica entre los $ 800.000 y $1.100.000. "El tema es que no hay propiedades de esos montos" reconoció Govone, y agregó: "Tenemos muchas consultas pero muy pocas concreciones, casi nulas. No hay inmuebles de esas características y los que hay se encuentran en lugares en los que la gente no quiere ir a vivir. Algunos optan de comprar lo que encuentran con tal de no perder el crédito".
Para D'Orazio, la tasa que se aplica en el actual Procrear (para la compra de vivienda) es incompatible con los valores máximos de ingresos y explicó: "Hoy, una persona que gana más de 30 mil pesos no puede acceder al procrear. Pero una persona que gana menos, tampoco puede acceder porque no le dan los números. Además, con los montos que se otorgan voy a conseguir una unidad que esté a la venta pero en malas condiciones. Por lo tanto voy a tener que poner dinero encima para mejorar el estado de la propiedad".
Para Govone los inconvenientes no son fáciles de solucionar. "El problema que nosotros advertimos es la afectación del 30 por ciento de los ingresos familiares al crédito. Está establecido que si una familia destina más de un 30 por ciento al pago de una hipoteca, a la larga se le puede complicar. Por otro lado, para acceder a un monto mayor hay que alargar los plazos con un crédito a 25 o 30 años y eso hoy no está llegando". Igualmente aclara que las líneas de crédito sirven y son viables para los ahorristas, aunque advierte: "De cada diez que consultan, uno o dos tienen un ahorro propio". El presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios, señaló: "El poder adquisitivo ha disminuido bastante y los inmuebles siempre mantuvieron su valor. El tema no es que hayan aumentado los inmuebles, sino que ha bajado mucho el poder adquisitivo".
El referente de la Concejalía Popular de Rosario consideró "desacertado" dejar de financiar la construcción, como lo hacía el antiguo Procrear. "Muchas familias han invertido en comprar un terreno. El mercado de la construcción dinamiza y genera empleo. Además se necesita un monto menor para tener una casa nueva", finalizó.


Ley de alquileres: ponen en duda su sanción definitiva

Gervasio Muñoz, presidente de la Asociación Inquilinos Agrupados, deslizó que algunos sectores políticos quieren "cajonear" la ley de alquileres que recibió media sanción de la Cámara de Senadores en noviembre pasado. "En el senado Cambiemos votó a favor de la ley de alquileres. En diputados no la quieren votar. ¿Habrán recibido presiones?", manifestó la entidad a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.
Consultado al respecto, el referente de la Concejalía Popular de Rosario, Ariel D'Orazio, dijo a Diario UNO: "Como organización provincial, que forma parte del Frente de Inquilinos Nacional, tenemos el gran objetivo de que en el primer semestre del 2017 tengamos sancionada la ley que dio media sanción el senado por unanimidad. Obviamente que hay operaciones en contra de esta ley pero somos optimistas de que vamos a poder revertirlo y vamos a garantizar de que la Cámara de Diputados le dé media sanción para que antes de junio de este año tengamos una nueva ley de alquileres".
Quienes se sorprendieron con la norma fueron las inmobiliarias, quienes luego de conocer la media sanción de los senadores, comenzaron a dialogar con diputados nacionales para revisar la norma. Walter Govone, presidente de la Cámara de Empresas y Corredores Inmobiliarios de la provincia de Santa Fe expresó: "No es saludable que una ley de alquileres no tenga consenso. Solamente escuchando la problemática de una de las partes. El problema no es con las cámaras inmobiliarios. Nosotros somos intermediarios. En el debate tienen que estar los inquilinos, los propietarios y las inmobiliarias, que escuchamos a las dos partes. Acá se escuchó a una sola parte, eso fue lo que mas nos preocupó.
Entre los puntos más importantes, la ley amplía de dos a tres años el plazo mínimo de los contratos de alquiler; establece que los aumentos de precios sean anuales y que no sean mayores al nivel inflacionario, y elimina el plazo de seis meses para que el inquilino pueda rescindir el contrato sin causa.

Comentarios