mundo
Martes 09 de Febrero de 2016

Insólito: tiró un caimán en un restaurante y terminó preso

WEST PALM BEACH, Florida, EE.UU. (AP) -- Los caimanes han sido utilizados para zapatos, maletines, mascotas universitarias, almuerzos y ahora, dicen las autoridades, armas mortales.
Joshua James, de 24 años, fue arrestado y acusado el lunes de agresión con un arma mortal sin intención de matar después de que autoridades de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida dijeran que en octubre lanzó un caimán de un metro (3,5 pies) de longitud a través de una ventana de comida para llevar en un restaurante Wendy's en el condado Palm Beach. También fue acusado de posesión ilegal de un caimán y robo menor. El martes se le fijó su fianza en 6.000 dólares y se le ordenó no tener contacto con animales.

El agente de vida silvestre Nicholas Guerin dijo en su informe que James llevó su camioneta tipo pickup hasta la ventana como a la 1:20 de la madrugada del 11 de octubre. Después de que un empleado le entregara su bebida, lanzó el caimán por la ventana y se fue manejando. Nadie resultó herido. Guerin capturó al animal y lo liberó en la naturaleza. Dijo que James fue rastreado con base en los videos de vigilancia y una compra que efectuó en una tienda cercana.
Guerin escribió que, durante un interrogatorio en diciembre, James aceptó haber lanzado al caimán. Agregó que le dijo que había encontrado al animal a un lado de la calle y lo subió a su pickup.
La madre de James, Linda James, le dijo a la televisora WPTV que las acciones de su hijo fueron una "broma estúpida".
"Hace cosas así porque cree que es gracioso", dijo. Agregó que su intención no era lastimar y no tiene "problema con entregarse". Los números de teléfono que aparecen en el directorio telefónico para la familia de James estaban desconectados el martes.
James P. Ross, profesor emérito del Departamento de Ecología y Conservación de la Vida Silvestre de la Universidad de Florida, dijo que un caimán de un metro podría pesar entre 9 y 13,5 kilos (20 y 30 libras) y su cuerpo rígido podía propinar un golpe sustancial si cae sobre alguien.
Agregó que la mordida del caimán podía compararse con la de un perro y es improbable que cause lesiones serias o arranque un dedo, aunque sí podría desgarrar tendones. Probablemente la mayor preocupación sería una infección si la herida no recibe atención médica, dijo.
"Es poco probable que el caimán 'ataque' a gente y más probable que tome una actitud muy traumatizada y a la defensiva", dijo. "Puede, y muy probablemente lo haría, intentar morder y lanzarse hacia cualquiera que se le acerque, y puede girar su cabeza y mandíbula entre 30 y 45 centímetros (12 y 18 pulgadas) en casi cualquier dirección".

Por Terry Spencer / Associated Press

Comentarios