santafe
Jueves 28 de Abril de 2016

Investigan cómo llegaron escombros con restos de ataúdes a Alto Verde

“Desconcertados”. Es material del Cementerio Municipal utilizado para afirmar los suelos. El municipio inició un sumario administrativo para determinar lo que sucedió. En Colastiné Sur se encontraron crucifijos, herrajes y placas con nombres 

Al igual que gran parte de la ciudad, muchas calles de tierra de Alto Verde sufrieron los intensos días de lluvia. Por tal motivo, el municipio decidió arrojar escombros sobre calle Roberto Galarza para afirmar el piso. Los vecinos aprobaron la medida, aunque nunca imaginaron que el material podía venir acompañado con restos de ataúdes.
Funcionarios municipales se acercaron al lugar luego de la denuncia de los vecinos y pudieron comprobar la presencia de herrajes, placas de nichos y partes de ataúdes. Representantes de la Municipalidad sostuvieron que los restos óseos hallados no serían de humanos, aunque no lograron confirmarlo y por lo tanto serán analizados. 
 
Sobre los escombros
En el Cementerio Municipal se llevan trabajos de vaciamiento en diferentes espacios que encuentran un grado de deterioro importante. El protocolo indica que una vez vaciado completamente el espacio, y luego de haber cumplido con todos los procesos legales, se procede a la demolición del lugar pero corroborando que no hayan quedado restos de ningún tipo. Desde el municipio desvincularon la situación con el accidente ocurrido en el 2015, cuando se derrumbó una sección de la necrópolis local.
En diálogo con Diario UNO, el secretario de Desarrollo Social, Carlos Medrano, informó que se iniciará un sumario administrativo para investigar lo que sucedió. “Las demoliciones se deben realizar con los sectores vacíos de cualquier resto óseo o de cajones”. Consciente del suceso, Medrano expresó que “no debería haber pasado” y señaló: “Pudo haber existido alguna mala intención en algún momento o quizás cuando se retiró algún cajón para la cremación quedaron algunos restos. Pero todo el material se tiene que retirar”.
El funcionario aclaró cómo se realiza el procedimiento. “Se debe sacar el cajón completo, se vacía el lugar. No debería quedar nada, ni siquiera los herrajes”, describió Medrano, y agregó: “Es un lugar que nosotros lo dábamos como completamente vacío. Por eso nosotros iniciamos un sumario administrativo para que nos expliquen la situación”. 
Con respecto a la posibilidad de que los restos óseos encontrados sobre calle Galarza sean de humanos, sostuvo: “Yo no tengo la certeza. Los restos en principio no serían de humanos, sino de animal; igualmente se deberá investigar”. 
El proceso de vaciamiento de los diferentes espacios y nichos terminó la semana pasada y la demolición comenzó el martes de esta semana. Ante la demanda de escombros en muchos sectores de la ciudad, parte de los materiales fueron arrojados en Alto Verde. “No son restos del derrumbe del 2015. Son las viejas construcciones que se están demoliendo para el proyecto nuevo de un corredor verde. Son construcciones con altísimo riesgo de derrumbe y están cercadas, no están habilitadas”, manifestó Medrano. Según el responsable del área social del municipio, trimestralmente, y previa notificación, se procede a realizar el vaciamiento de los espacios. 
En horas de la tarde, fuentes confirmaron al matutino que en Colastiné Sur los vecinos encontraron crucifijos, herrajes y placas con nombres sobre la calle principal del barrio, a pocos metros de la Vecinal.

Vecinos de Alto Verde “perplejos” por el hallazgo 
“Estaba mirando sobre el tapial cómo estaban tirando los escombros. Cuando pasa la máquina veo que algo brillaba y me crucé para ver qué era, y vi una de las manijas de ataúd”, relató en diálogo con Diario UNO Delia, vecina de Alto Verde.
La calle Roberto Galarza había sufrido las consecuencias de tantos días de lluvias en la zona y, con buen tino, el municipio procedió a arrojar escombros para afirmar el suelo. “Estábamos contentos porque nos iban a rellenar el camino, pero lo rellenaron con partes del cementerio”, contó indignada al matutino. 
La vecina de Alto Verde manifestó que ante la sorpresa, se pusieron a recolectar los elementos encontrados. “Después pudimos juntar un montón con los vecinos y los dejé en la puerta de mi casa. Cuando vinieron los municipales se llevaron todo”, afirmó.
Consultada sobre los restos óseos hallados, Delia dijo: “Juntamos un par de huesos pero no sabemos si son de personas. Después vino la policía y se los llevó. Molesta y preocupada, la vecina de Alto Verde finalizó: “Es una contaminación bárbara. Por eso estamos indignados, por la posible contaminación”.

Comentarios