Policiales
Jueves 26 de Mayo de 2016

Investigan la microventa de la marihuana del camión de Arroyo Leyes

En el Tribunal Federal. La causa que tiene detenido a Carlos El Chueco Villalba por comercio de drogas ya pasó por el ofrecimiento de pruebas. Ahora solo falta la fecha de juicio 

Carlos El Chueco Villalba (52) tuvo, el 16 de mayo pasado, una primera audiencia que lo lleva camino al juicio oral, por venta de estupefacientes. Junto con Luis Gabriel Cantero (50), fueron detenido el 5 de junio del año pasado, cuando la policía realizó dos allanamientos en San José del Rincón.
 
Sin embargo, los estrechos vínculos de Villalba con el policía Alejandro Agüero, detenido en el marco de la investigación por el camión con más de una tonelada de droga encontrado en Arroyo Leyes el 2 de noviembre del 2014, plantean como hipótesis que parte de ese cargamento podría haber sido la droga que vendía Villalba en el distrito de la Costa. Sobre todo, teniendo en cuenta que en la investigación por el camión de Arroyo Leyes, Villalba está procesado como uno de los que colaboró –con su camión Mercedes Benz rojo– en hacer desaparecer más de la mitad del cargamento.
 
 
Debajo de la garrafa
Los datos que acercaron a los investigadores hasta El Chueco, fueron aportados por los testimonios de varios agentes que estuvieron en el procedimiento de Arroyo Leyes aquel 2 de noviembre, que contaron en el lugar además del famoso camión Iveco, que transportaba un container rojo con la inscripción Hamburg Sud, en aquel basural ubicado al costado de la ruta 1, había otros dos vehículos: un camión Mercedes Benz 1114, con la cabina roja y un utilitario Peugeot Partner. 
 
Según la reconstrucción que hoy obra en la causa, en medio del operativo, ambos vehículos desaparecieron, así como las dos personas que los custodiaban. Uno de ellos era el agente Alejandro Agüero, apodado El Aguja, que cumplió funciones en la sección Inteligencia de Drogas Peligrosas (está acusado directamente de integrar la banda narco que trajo a Santa Fe el cargamento) y el otro era Juan Carlos Villalba. Con los datos de la patente del camión de cabina roja, para los investigadores no fue difícil ubicarlo. Los vecinos de San José del Rincón lo reconocieron porque con ese camión, Villalba transporta chatarra y todo tipo de materiales en desuso.
 
 
Así fue que el 5 de junio, los agentes realizaron dos allanamientos: uno en una despensa de Cantero,ubicada al fondo de un pasillo de calle Independencia 2200 y el otro en la casa de Villalba, en calle Inés Álvarez 1345, donde encontraron casi 900 gramos de marihuana debajo de una garrafa. 
 
Los dos negaron que la droga les perteneciera. Cantero dijo que la marihuana que encontraron en su casa, debajo de una cama, pertenecía a su cuñado y Villalba dijo que él no vio el allanamiento y que los estupefacientes habían sido “plantados”.
 
El operativo fraguado
Mientras tanto, la investigación por el camión de Arroyo Leyes también se está acercando al debate oral. El expediente ingresó al Tribunal Oral Federal el pasado 6 de mayo, y el 19 de este mes se notificó a la fiscalía. Por lo que se estima que en los próximos días también se podría llamar a las partes para que realicen el ofrecimiento de pruebas.
 
En este caso, las imputaciones son también para 10 policías. Alejandro “El Aguja” Agüero (cumplió funciones en la sección Inteligencia de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones) está acusado por infracciones a la ley Nº 23.737 que sanciona la tenencia y tráfico de estupefacientes. El fiscal cree que Agüero integró la banda narco que trajo a Santa Fe el cargamento. 
 
 
Mientras tanto, el delito por el cual fueron procesados Cristian Hang (47 años y jefe de Orden Público,) y Martín Díaz (51 años y jefe de la 8ª Zona de Inspección) es el de encubrimiento agravado y falsificación de instrumento público. 
 
Concretamente, el juez Reinaldo Rodríguez, quien dictó el procesamiento, consideró que había pruebas suficientes para indicar que Hang estaba enterado de que Agüero había sido detenido por agentes de la comisaría de Arroyo Leyes como integrante de la banda y que no hizo nada para recapturarlo. En principio, la investigación indicaría que Díaz sí alcanzó a estar en el lugar y hablar con Agüero pero no quedó establecido si Hang personalmente dialogó con Agüero o no.
 
Las imputaciones alcanzan también a Iván Dulio Papini (34); Matías Ezequiel Zoratti (36); Claudia Rosana Moreira (28); Mauro Dionisio Ruoppulo ( 28); Fabián Ricardo Manjka (43); Luciano Andrés Astrain (29) y José María Murguia (45). A todos ellos, el fiscal Rodríguez les adjudicó haber agregado datos falsos en el acta de procedimiento, y haber omitido toda referencia a la detención y posterior evasión de Agüero y Villalba y la presencia de vehículos distintos al camión Iveco en el lugar de los hechos.
Gabriela Albanesi / galbanesi@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios