Judiciales
Miércoles 11 de Octubre de 2017

Imputaron al novio de la maestra asesinada y el lunes definen si queda en prisión

El fiscal que instruye la causa, Andrés Marchi, le atribuyó la autoría a Fernando O., el cual, en la madrugada del lunes, iba junto a la docente oriunda de Emilia.

El fiscal de la Unidad Especial de Homicidios, Andres Marchi, imputó al novio de la joven docente asesinada con un disparo de arma de fuego en la jornada del lunes por la noche en la circunvalación.

La imputación se dio esta tarde en la sala 1 del subsuelo de tribunales. Allí el fiscal le atribuyó a Fernando Ezequiel O. el delito de homicidio doblemente calificado por el uso de arma de fuego calificado por el vinculo tras sospechar que el joven fue el encargado de ejecutar el arma que causó la muerte de Jésica Ronsoli de 24 años. Por su parte, el joven acusado se abstuvo a declarar.

Tras imputarlo como el autor material del hecho, Marchi solicitó al juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi, una nueva audiencia para pedir la medida cautelar de prisión preventiva para el imputado.

La misma fue acordada con la defensa del muchacho para el próximo lunes a horario a determinar por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ). Según se informó, la fecha de debate de la prisión preventiva se dio tras solicitar la duplicidad de los plazos de detención del, hasta ahora, único detenido por el crimen de Ronsoli.

• LEER MÁS: Quedó detenido e incomunicado el novio de Jésica Ronsoni, la maestra asesinada ayer

Ronsoli, una joven oriunda de Emilia (departamento La Capital), apareció muerta en la noche del lunes. Su cuerpo presentaba un impacto de bala en la zona del parietal derecho y además tenía otra herida de arma de fuego en una de sus muñecas.

El cuerpo se encontraba en una camioneta, tipo utilitaria, la cual fue hallada por agentes de la Comisaría Nº7 en adyacencias de circunvalación y su cruce con la avenida Teniente Loza, en el norte de la ciudad.

Los agentes también encontraron herido a la pareja de Ronsoli, quien por ese entonces fue derivado al hospital José María Cullen. El mismo presentaba varios rasguños en la zona del cuello.


Tras ser analizado por médicos del nosocomio provincial, el acusado permaneció arrestado por disposición del fiscal Marchi. Posteriormente, cerca de las 21 del lunes, el funcionario judicial ordenó su detención para luego imputarlo en tribunales. Hecho que sucedió esta tarde, pasadas las 16.30.

Por el momento, el arma de fuego que fue utilizada para ultimar a Ronsoni sigue sin aparecer pese a que buzos tácticos y pesquisas de la Sección Homicidios rastrillaron una laguna ubicada a metros de donde fue encontrado la camioneta.