Judiciales
Martes 10 de Octubre de 2017

Ordenaron que el policía que mató a un ladrón en barrio Candioti continúe preso

Así lo dispuso el juez Octavio Silva tras el pedido de la Fiscalía que investiga el suceso por el cual el efectivo Emiliano Navarro quedó detenido tras la muerte de un joven que robó y se tiroteó con la fuerza.

Emiliano Navarro, el agente policial que en 2016 ultimó con un balazo en la cabeza a un asaltante de una rotisería, continuará detenido con prisión preventiva luego de que los fiscales del caso, Ezequiel Hernández y Andrés Marchi, solicitaran que permanezca detenido en el penal de la Unidad Penitenciaria Nº 2 de Las Flores.

La orden estuvo a cargo del juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Octavio Silva, quien dispuso que el efectivo que prestaba servicios en la Seccional 3ª al momento del hecho permanezca privado de su libertad al existir riesgos procesales. Puntualmente, el testimonio de uno de los testigos –un trapito– que contó cómo Navarro le disparó a Walter Alarcón, en Maipú entre Las Heras y Alvear, luego de un cruce de disparos.

• LEER MÁS: Irá a prisión un agente que ultimó a un joven que había robado un comercio de barrio Candioti

La resolución judicial fue luego de una audiencia desarrollada esta mañana –en el marco del artículo 225 de revisión de medida cautelar– en los tribunales de Santa Fe, donde los abogados defensores del imputado, Martín Ávalos y Martín Risso Patrón, solicitaron el cese de la prisión.

Navarro permanece detenido desde el 22 de septiembre pasado, fecha en la que el mismo juez Silva ordenó enviarlo a la cárcel. En aquel entonces, la medida dispuesta por el magistrado fue hasta que se realice un "anticipo jurisdiccional de prueba" –generar la prueba antes del juicio– sobre la declaración del trapito que atestiguó en contra del agente. Por esa razón, Silva resolvió la prisión preventiva por 30 días.
homicidio en candioti.jpg
El momento en que Alarcón era trasladado con un tiro en la cabeza al hospital Cullen. 
El momento en que Alarcón era trasladado con un tiro en la cabeza al hospital Cullen.


• LEER MÁS: Caso Alarcón: la defensa del policía dijo que no aceptará que le planten testigos

Tras el dictamen del juez, Risso Patrón sostuvo que la defensa se retiró de tribunales muy disconforme. "Esta fue una revisión de la prisión preventiva que pide la Fiscalía en base a que ya había quedado firme que esto iba a ser solo una prisión preventiva solamente hasta tanto declare este trapito que declaró, después de un año y medio, como testigo que mi cliente ejecuta al delincuente que había robado", señaló el letrado.

"La versión es totalmente inverosímil. El examen del trapito empezó a contradecirse", sostuvo el abogado defensor. "La cuestión que no cierra de ninguna manera y creo que estuvo asesorado por alguien que tuvo acceso al expediente, es cuando dijo que el agente ejecuta con cinco disparos y ahora declara que fue uno solo", remarcó Risso Patrón.

Por último, el abogado consideró que el trasfondo de la denuncia tiene como fin "pedir una indemnización al propio Estado provincial".


Por su parte, el fiscal de violencia institucional, Ezequiel Hernández, aclaró que la acusación contra Navarro es en base al testimonio del trapito. "Lo consideramos verídico y hasta el momento ha sido verificado con el resto de las evidencias que han sido recolectadas en el caso", explicó.