Educación
Sábado 22 de Octubre de 2016

Kaskinen: "En Finlandia, el eje del sistema escolar es el maestro"

Miradas. Especialistas en educación llegaron a Santa Fe para compartir su experiencia sobre las claves del éxito de su país. Buenos salarios, compromiso, capacitación y prestigio son las claves para tener a los mejores docentes

La educación de Finlandia es una de las mejores del mundo. Por lo menos eso muestran los resultados de evaluaciones internacionales como las pruebas Pisa –siempre cuestionadas en la Argentina–. Especialistas en la formación de formadores de la Universidad de Tampere de ese país estuvieron en Santa Fe para dar inicio al seminario de posgrado "La escuela e identidad del director"; y compartieron las claves que han generado que todo el mundo mire el sistema escolar finés.
Docentes muy formados, con prestigio social y salarios altos; la inversión del 12 por ciento del presupuesto nacional en educación; y una escuela gratuita en el sentido amplio y real de la palabra (los alumnos no solo no pagan cuotas sino que también se les brinda el material de estudio y la comida), son algunas de las claves del éxito del sistema educativo finés, según resumieron.
Pasi Kaskinen, vicepresidente de la Universidad de Finlandia, remarcó que la transformación educativa comenzó en 1970. "Nuestro país no tiene demasiados recursos y, por eso, tuvimos que usar nuevas capacidades. Lo que tenemos es tecnología y educación; y decidimos invertir en eso. Una parte importante es el trabajo en la formación de los docentes, tiene que ser de excelencia", dijo.
En ese sentido, detalló que allá los docentes hacen una carrera de grado y una maestría universitarias. Y remarcó que hay un riguroso proceso de admisión para quienes se inscriben como educadores, ya que se apunta a que solo puedan llegar al título quienes tienen verdadera vocación por la educación.
"El eje del sistema escolar es el maestro, si el docente no es lo suficientemente competente no importa si las premisas y los programas están bien. Pero si el entorno no es perfecto, un buen docente puede compensar los requerimientos de los alumnos", marcó Kaskinen.
Y acotó: "El proceso de selección de los estudiantes es muy avanzado. Solo las mejores personas son elegidas para convertirse en docentes. La universidad tiene un ingreso muy complejo que analiza no solo el rendimiento académico sino también el desempeño de los aspirantes en las entrevistas personales que les realizan".
En ese sentido, Risto Honkonen –decano de la Facultad de Educación– detalló: "Solo el cinco por ciento de quienes aplican para convertirse en docentes es aceptado. Es muy importante que el estudiante demuestre compromiso y motivación".
A lo que Marita Mäkinen–directora de Formación Docente de la Facultad de Educación de la misma universidad– añadió: "Eso hace que el docente y la profesión sean muy admirados y respetados en la población. Y ese es uno de los motivos por los cuales son tantas las personas que aspiran a convertirse en docentes. Les da estatus y respeto".
Para ser más gráfico, Eero Tapani –docente e investigador especialista en Formación Docente de la Universidad de Tampere– ejemplificó: "Este año, para ser docente de primaria tuvimos 1.600 aspirantes y admitimos solo 80. Pero cuando hablamos de docentes de áreas específicas como matemática o ciencias, los aspirantes no son tantos. Los inscriptos para ser docentes de secundario varían de acuerdo a la materia".
Los especialistas coincidieron en que el ingreso tan riguroso genera que la tasa de egreso de las carreras docentes sea muy alta, de casi el ciento por ciento. "Y la gran mayoría realiza maestrías después", resaltó Mäkinen. Y Kaskinen agregó: "Las personas que se anotan en la carrera tienen una motivación muy especial para ser docentes. Realmente lo desean, no es solo una cuestión de trabajo, así que todos se reciben y perfeccionan".

La escuela
Al momento de pensar la organización de la jornada escolar, los fineses tienen en claro que en los primeros seis años de vida de los niños lo central es el juego. Por eso la primaria comienza a los siete años –y con ella el aprendizaje de la lectoescritura, por ejemplo.
Además, en el primario, la jornada es de cinco horas y, luego, los alumnos tienen tarea para hacer en sus casas. De todas maneras, antes de regresar al hogar muchos participan de clubes de artes, idiomas o deportes que la municipalidad coordina con las escuelas.
Mäkinen aclaró que la jornada escolar está pensada en función de que los días en Finlandia son más cortos y las actividades extracurriculares son porque en la mayoría de los hogares ambos padres trabajan y los chicos no se pueden quedar solos.
Aunque eso no implica que la familia esté ajena a lo que ocurre en el aula. Se realizan, al menos, dos reuniones semestrales con los adultos responsables de los niños; hay consejos de padres que están en contacto permanente con las familias; y los docentes y los padres tienen un programa que les permite intercambiar mensajes sobre cualquier cuestión que deba ser abordada en conjunto.
Sobre las características de los primeros años de formación, Tapani detalló: "En Finlandia creemos que en el nivel inicial los chicos necesitan jugar. Promovemos el juego de los niños y la creatividad. Eso es invertir en el desarrollo, son las bases de la escuela también. Es una decisión histórica que el primer grado los chicos lo empiecen a los siete años. Pero eso implica que hemos invertido en preescolar".
Y Honkonen siguió: "Si bien la primaria empieza a los siete años, la obligatoriedad comienza en el nivel inicial. Así que no hay demasiada diferencia (con el sistema argentino)". También hizo hincapié en que las maestras de nivel inicial, que trabajan con chicos de uno a seis años, tienen títulos de posgrado; por lo que la instancia de juego está pensada con una perspectiva de aprendizaje.
Para los especialistas en educación de Finlandia es importante aclarar que todas las políticas deben estar orientadas a brindar el acompañamiento a los estudiantes. "Nosotros hacemos gran énfasis en la igualdad y la justicia social. Tenemos un principio que marca que ningún chico puede aprender por sí mismo. Nosotros tenemos un sistema de apoyo muy importante para que cada niño pueda alcanzar su mejor rendimiento", insistió Mäkinen.
"El 12 por ciento del presupuesto nacional se destina a costear la educación", explicó Tapani. Eso implica no solo los gastos de funcionamiento de las escuelas sino también los libros, los materiales de estudio y el almuerzo de todos los estudiantes. "Hemos llegado a un equilibrio en el que vemos que es la inversión justa. Está comprobado que si dedicamos más del presupuesto no repercutirá en una mejor educación", agregó Honkonen.
Por último, los fineses coincidieron en que las evaluaciones estandarizadas internacionales, como Pisa, les permiten controlar que todos los alumnos de su sistema educativo estén recibiendo las mismas oportunidades educativas, independientemente del contexto social.
De todas maneras, remarcaron que no llegan a Santa Fe con la intención de replicar sus experiencias sino con el objetivo de darlas a conocer y de interiorizarse sobre lo que los directivos que participan del seminario han estado haciendo para pensar, en conjunto, estrategias que sean útiles a cada realidad escolar.

Primer seminario internacional acreditable en la maestría
El lunes comenzó el seminario de posgrado "La escuela e identidad del director", dictado por especialistas de la Universidad de Tampere de Finlandia, que será acreditable a la Maestría en Políticas Públicas en Educación: Formación de Directores, cuyo inicio será en 2017 en la Universidad Nacional del Litoral
"Es muy lindo poder discutir y poder aprender unos de otros. En este momento no conocemos muy bien el sistema santafesino pero vamos a aprender sobre la educación local, el sistema y la formación de docentes", remarcó Marita Mäkinen.
Y Eero Tapani agregó: "Compartir las experiencias es muy importante. Nosotros comparamos las nuestras con las suyas y sus docentes y directores van a poder conocer nuestras experiencias. Después van a poder evaluar cuáles son buenas y cuáles no. Eso es fructífero".
Ellos serán los encargados de dictar el seminario que llegará a 70 directores de escuela de todo el territorio provincial. "No vinimos a decirles cómo tiene que manejar la educación. Hay tantas diferencias y el proceso educativo depende de tantas cosas... Por eso es muy importante conocer las experiencias que tienen", insistió Mäkinen, antes de conocer a los docentes que participarán de la instancia de formación.

Comentarios