Ovación
Viernes 22 de Abril de 2016

La Avenida de fiesta: Unión se quedó con el #ClásicoSantafesino

Con un gol sobre la hora del Lucas Gamba, Unión superó a Colón por 1-0, para desatar una nueva algarabía en la Avenida López y Planes. La victoria se sustentó en la figura de Martínez. Mira el gol. FOTOS.

Unión se llevó el segundo Clásico Santafesina del año al derrotar en el estadio 15 de Abril a Colón por 1-0, para sumar su segundo halago en fila y encausar su camino en la Zona 2. En un duelo picante, lo terminó ganando por el agónico Lucas Gamba, cuando ya jugaba con un jugador más por la expulsión de Pablo Vegetti. Sin embargo, el triunfo es inobjetable y ampliamente merecido para los conducidos por Leonardo Madelón, quienes se mostraron superiores.
En pocas palabras, supo cómo jugar este tipo de partidos y le dio a la gente una alegría inmensa, la cual se vio traducida en los festejos en todas las calles de la ciudad. En la próxima fecha, el Rojiblanco, que llegó a los 16 puntos (9º), visitará el vienes a Adolsivi. 
Mucho más
En 10’ de juego, el trámite favoreció a Unión, sobre todo por la presión que impuso en la salida del fondo sabalero, buscando que el inicio ofensivo sea desde Mauricio Martínez, pasando hacia Martín Rolle para que la bocha desemboque en Ignacio Malcorra o Lucas Gamba. Por momentos, el ahogamiento que propuso el dueño de casa casi trae consecuencias favorables, porque a los 12’ Claudio Riaño pifió un remate cuando Jorge Broun estaba en el piso y sin chances.
Dicha acción fue producto de una corajeada de Gamba en el mano a mano con Raúl Iberbia. Fue así como quedó marcado que, por tenencia de pelota, fue el elenco de Leo Madelon fue superior al de Ricardo Johansen.
Y a los 17’, la diferencia continúo intensificándose con la participación otra vez de Gamba y la mala salida del golero de Colón, donde quedó la sensación de que le convirtieron penal a Riaño –por un topetazo de Ismael Benegas– y que Loustau no cobró.
Así el Tate fue claro dominador, sobre todo, porque rápidamente ganó el mediocampo. Y a los 22’, otra vez casi abre el marcador Emanuel Britez, que prácticamente se convirtió en un blooper ya que, frente al arco vacío, le pegó mordido la pelota terminó afuera. Ya en 23’ generó tres opciones más netas de gol y las desperdició, más que nada la última, que fue realmente increíble.
Aunque después de los 25’, el encuentro se aplacó en la intensidad de un Unión que salió decidido a complicarle la vida estratégica a Colón. Lo hizo sin problemas, con el santotomesino Martínez como bandera quitando y distribuyendo en el medio, y con Martín Rolle en el manejo, como los valores más influyentes. De esa manera se apoderaron de la parte coyuntural de la cancha, ante un visitante que titubeó ante cada presión. Lo único malo era que la formación rojiblanca no podía aprovechar las chances claras que tuvo en el primer cuarto de hora.
Aunque en el minuto final, nuevamente Unión casi justifica la clara superioridad que manifestó en todos los sectores de la cancha cuando, tras un centro perfecto de Malcorra cayó en el botín derecho de Claudio Riaño, pero el anticipo finalizó con un tiro desviado. Con esa acción se cerró el primer tiempo, en donde el dueño de casa borró de la cancha a su clásico rival, pero no lo ratificó en el resultado. 
No te deja a Gamba
El inicio de la parte final no fue la misma para el Tate y se debió porque Colón se adelantó en el mediocampo y le dividió el trámite en una zona clave de la cancha. Además, porque ya Martínez, Rolle y Malcorra no recibieron ni jugaron con la pelota con la facilidad que tuvieron en los primeros 45’.
Sin dejar de mencionar que la preponderancia que tuvo Nelson Acevedo no fue la misma. Incluso a los 17’, el Sabalero casi marca la apertura del marcador con un cabezazo frontal de Víctor Figueroa, pero Nereo Fernández estuvo fantástico salvando la caída del arco Tatengue al cerrarle el arco. Otros factores también afrontó Madelón, porque debido a las lesiones de Emanuel Britez y Acevedo, colocó a Agustín Sandona y Mauro Pittón.
Por motivos de bajón futbolístico propio y porque el rival dividió el juego, ya el local tuvo complicaciones para vulnerar el sistema táctico de los dirigidos por Ricardo Johansen que, con muy poco, se animaron e inquietaron, aunque sin demasiados argumentos.
Aunque a los 25’ y, cuando menos lo esperaban en la Avenida, porque el cotejo era trabado, en una acción dividida, Pablo Vegetti le aplicó un codazo terrible al paraguayo Rolando García Guerreño y el juez, sin vacilar, lo expulsó.
El jugar con uno menos no le provocó al Rojiblanco marcar diferencias, algo que siempre suele pasar, porque no le encontró la vuelta para abrir el juego y así vencer la valla de Fatura Broun. Los dueños de casa no fueron claros para llegar al gol.
Hasta que a los 40’ se durmió el fondo Sabalero: jugaron para Lucas Gamba, que se mandó una diagonal a espaldas de Luis Castillo, encaró al arquero visitante y, con un tiro suave y a colocar, hizo explotar al 15 de Abril con el 1-0. Delirio total.

Así se terminaron dando las cosas, con mucho esfuerzo. Porque le costó el doble de trabajo a los hombres de Leonardo Madelón, pero en líneas generales, Unión terminó siendo un justificado ganador y agrandó la diferencia en el historial.
Las cosas son claras, el Rojiblanco se adueñó de los dos clásicos del años, generando una algarabía que durará durante mucho tiempo y que forma parte ineludible de esta gran pasión de los santafesinos, que el Clásico.


Mirá el gol de Lucas Gamba para Unión a los 41' del segundo tiempo: 

Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar

Comentarios