informacion_general
Domingo 26 de Julio de 2015

La ciencia explica por qué se suben casi dos kilos con la paternidad

Si bien se promueve un estereotipo de hombre más saludable, llamado Fofisano o Dad Bod -"cuerpo de padre"-, un estudio revela por qué aparece la famosa 'pancita' luego del primer hijo

Un primer estudio científico siguió por más de 20 años a los hombres -a partir de la adolescencia- y durante 20 años, para explicar por qué su cuerpo se vuelve más 'fofo' después de la paternidad.

El estudiante de biología de la Universidad de Clemson, Mackenzie Pearson, fue quien viralizó el concepto de "fofisano" -adaptado del término Dad Bod en inglés, algo así como "cuerpo de padre"-, que rápidamente se popularizó. Significa lograr "un buen equilibrio entre una panza de cerveza pero saludable. Ir al gimnasio, pero no privarse de comer pizza de vez en cuando".

Y de acuerdo a los científicos, Pearson no está nada errado. El secreto de un organismo "más humano, natural y atractivo" es exclusivamente producto de ser padre.

En un estudio publicado en American Journal of Men's Health, el doctor Craig Garfield, pediatra de la escuela de medicina en la Universidad de Northwestern, junto con sus colegas, analizaron una base de datos de 10.263 hombres desde sus 12 años de edad por un término de 20 años. El equipo observó cómo cambió el índice de masa corporal (IMC) según se fueron o no convirtiendo en padres y, para los que lo hicieron, si vivían o no con sus hijos.

El resultado dio que ser padre, viviendo o no con los niños, estaba vinculado a un aumento aproximado de 1.800 kilogramos. Por el contrario, no tener hijos, se asoció con una pérdida de peso 600 kilogramos para un hombre de 1,80 metros.

"Es una mirada única a la influencia de este fenómeno social. Convertirse en padre, tiene un marcador biológico e impacta en el índice de masa corporal", dice Garfield. "Realmente la paternidad es un potencial factor determinante de la salud en los hombres".

Ante la tendencia que implica llevar una vida más saludable, Garfield señala que muchos hombres dejan de fumar, toman menos alcohol y tratan de ser más medidos cuando se convierten en padres, pero puede haber otros factores asociados con el cuidado de los niños que contrarresten esas buenas intenciones. "Estar rodeado niños implica tener alimentos ricos en calorías y muchas veces, comer sus sobras".

"Desde mi punto de vista, no tendríamos tantas pizzas en la casa si los niños no estarían alrededor, y no tendríamos los brownies que mi esposa hace si ellos no estuviesen", dice Garfield. "El tener niños alrededor cambia la comida en la casa. Pero eso se puede revertir si se es capaz de encontrar tiempo para salir y hacer ejercicio y dormir lo suficiente y cuidarse a uno mismo."

Los papás, por supuesto, no son los únicos en experimentar estos efectos. Pero el estudio ayuda a explicar el aumento de peso que se da con el tiempo. Si bien la tendencia de los 'fofisanos', más relajados con una apariencia saludable pero real, cobra cada vez más adeptos -famosos incluídos- vale la pena prestar atención a los alimentos, al ejercicio y a los hábitos de sueño para mejorar la salud, incluso si este aspecto tiene su propio atractivo físico.

Fuente: Infobae

Comentarios