Policiales
Sábado 01 de Agosto de 2015

La condenaron a 12 años por intentar degollar a su vecina

El ataque de María Angélica Fuentes (32) a María Rosa Maiz (67) fue en la ciudad de Junín, en la provincia de Mendoza, durante un asalto. La pareja de la agresora, Cristian Cornejo (40), deberá cumplir 3 años por haber participado en el hecho.

Una mujer fue condenada ayer a 12 años de prisión, por intentar asfixiar y luego degollar a una vecina suya después de asaltarla. La pareja de la condenada recibió una sentencia de 3 años, por participación secundaria. La víctima es una reconocida vecina de la ciudad de Junín, en la provincia de Mendoza, que sobrevivió al ataque milagrosamente después de estar internada varios días en estado crítico. La sentencia se dictó en un juicio abreviado, después de que los imputados reconocieran su responsabilidad en el hecho.
María Angélica Lourdes Fuentes, de 32 años, y su pareja, Cristian Fernando Cornejo Mateos, de 40, fueron condenados ayer por el hecho ocurrido cerca de las 11.30  del 28 de abril de 2014, en pleno centro de Junín.
Ese día María Rosa Maiz, hoy de 67 años y a quien todos conocen como Chiquita, se encontraba en su casa, ubicada en Felipe Calle casi esquina San Martín. María Angélica golpeó la puerta y Chiquita  le abrió. No era raro. Se conocían del barrio y además la dueña de casa se dedicaba a vender joyas y sus clientes venían a visitarla seguido.
Lo que no imaginó Chiquita es que, una vez dentro de la vivienda, Fuentes se le iba a abalanzar y comenzar a golpearla y luego, después de derribarla, cubrirle la cabeza con una bolsa de nailon para asfixiarla.
Casi desvanecida, la víctima fue arrastrada hasta el baño por su agresora. Fuentes había cargado todo lo que podía en una bolsa cuando se dio cuenta de que Chiquita aún no había muerto. Entonces, hizo algo extraño: llamó por teléfono a su pareja, Cristian Cornejo. En el juicio los dos reconocieron que se había producido esa charla, pero no dijeron qué hablaron. Incluso desde el baño,  y semiinconsciente, la víctima también escuchó que Fuentes hablaba con alguien por teléfono.
Después de cortar la comunicación, María Angélica metió la mano en su cartera, sacó un cuchillo y fue hasta el baño. Allí le hizo un profundo tajo en el cuello a su víctima. Luego, con dinero y joyas en su poder, se fue a su casa, que quedaba a poca distancia.
Entre tanto, muy malherida, la víctima logró llegar hasta una ventana y pedir auxilio antes de desvanecerse definitivamente debido a la pérdida de sangre.
Un vecino que pasaba por la vereda escuchó a Chiquita y pidió ayuda a otras personas que estaban cerca, que lograron abrir la puerta de la casa, atendieron a la mujer y llamaron al 911.
Mientras la víctima era intervenida quirúrgicamente en el hospital Perrupato, la policía logró las primeras pistas. Algunos vecinos habían visto a María Angélica saliendo de la casa de Felipe Calle. En un primer allanamiento en la casa de la sospechosa se descubrió parte del botín y la detuvieron. Horas después también cayó su pareja.
La acusación original contra ambos fue la de coautores, pero el fiscal de cámara Mariano Carabajal, con la causa ya en juicio, entendió que resultaba imposible probar que Cornejo hubiera tenido una participación directa en el hecho y lo consideró partícipe secundario.
Por una propuesta de la defensa y con la aceptación del fiscal, se llegó a un juicio abreviado después de que los imputados reconocieran su responsabilidad en el hecho.
Ayer los camaristas José del Pópolo, Viviana Morici y Armando Martínez dictaron la condena por homicidio en grado de tentativa y robo agravado, aceptando el acuerdo entre las partes, aunque decidieron imponerle a Cornejo la pena de 3 años en lugar de 5, que había pedido Carabajal.

Enrique Pfaab / pfaab enrique @diariouno.net.ar
 

Comentarios