Ovación
Lunes 18 de Abril de 2016

La Copa se mira y se toca

Karina Suligoy y María Florencia Giorgi visitaron el UNO y posaron con la Copa que obtuvieron luego de ganarle la final a Boca y quedar en la historia del club. La armadora y capitana, junto a la central cordobesa dejaron traslucir su satisfacción y alegría por semejante logro

Luego de la obtención de la Liga Nacional, dos de las protagonistas que jugaron la final ante Boca visitaron diario UNO para describir las sensaciones que tuvieron luego del sábado glorioso. La capitana y armadora Karina Suligoy y la central María Florencia Giorgi mostraron orgullosas la Copa que consiguieron luego de vencer a Boca en una apasionante final para ubicar a Villa Dora en la cúspide del vóley argentino. 
 
Las chicas estuvieron acompañadas por dos de los dirigentes más importantes y que tanto esfuerzo hicieron para disfrutar de este momento como lo son el presidente Alcides Ambroggio y el vicepresidente Adrián Ramseyer quienes desde hace tiempo vienen persiguiendo el sueño que se consumó en el Gorki Grana y que desató la emoción de todos los presentes. 
 
 
 Muchas de las jugadoras campeonas ya retornaron a su lugar de origen y es por eso que la mayoría no pudo estar presente. Micaela Fabbiani se quedó en Capital Federal, Marcia Scacchi viajó a Rosario, Candelaria Herrera retornó a San Juan en tanto que la chilena Cris Vorphal ya se encuentra en su país.
En tanto que las jugadoras que viven en Santa Fe debían desarrollar cuestiones particulares emparentadas con sus estudios. Por ese motivo la voz cantante la llevaron Suligoy y Giorgi, las encargadas de pasear la Copa ante los requerimientos periodísticos. Porque a partir de hoy una de ellas se irá de vacaciones y la otra volverá a su ciudad.

Por lo cual ahora llegó la etapa de disfrutar y relajarse después de tres meses realmente intensos en donde el plantel trabajó en triple turno y entrenaba hasta los días sábados. Además de los partidos oficiales por la Liga, las Doras participaron del Sudamericano en el que salieron terceras y también en los fines de semana que no tuvieron competencia jugaron amistosos. 
 
Una agenda absolutamente comprimida y exigente con viajes que no les dio tiempo para descansar. Es por eso que con el objetivo cumplido se permiten saborear este dulce presente. Ahora lo que viene para Villa Dora será competir a nivel local y tratar de sumar su octavo título consecutivo, como también participar del Torneo Tres Provincias –que ya ganaron– que está conformado por los mejores equipos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.
 
 
Una de las históricas que tiene el plantel es justamente Suligoy quien desde hace siete años que forma parte de las Doras y vivió todo el proceso que llevó al éxito, pero luego de sufrir sinsabores, como ocurre en estos casos, como por ejemplo la final perdida ante Boca el año pasado. Por ese motivo, sin dudas que lo disfruta de una manera muy especial porque estuvo desde el inicio de este ciclo cuando verdaderamente era una utopía pensar en Villa Dora campeón de la Liga Nacional. Pero lo lograron y es por eso que hoy la emoción sigue siendo parte de esta jugadora oriunda de Romang y que se siente tan a gusto viviendo en Santa Fe y siendo parte del club.
 
Las sensaciones de la capitana
A la hora de charlar con Ovación dejó sus sensaciones por el título y se refirió también al futuro: “Fue algo increíble y todavía no caemos, nos seguimos preguntando ¿somos campeonas? Y la verdad que no lo podemos creer. Tanto esfuerzo y sacrifico para coronar una liga que resultó excelente, pero también es un proceso exitoso ya que el primer año que jugamos la Liga salimos cuartas, al año siguiente terceras, en el 2015 segundas y ahora campeonas. Con lo cual fuimos progresando año tras año y eso es muy valorable”, aseguró.

Las chicas tuvieron el apoyo total de los directivos como el presidente Alcides Ambroggio y el vice Adrián Ramseyer / Foto: Mauricio Centurión - Uno Santa Fe
 
Pero además del título, Las Doras también obtuvieron un podio en el Sudamericano que reafirma aún más todo lo bueno que hicieron: “Todos los objetivos que nos propusimos los logramos, en el Sudamericano aspirábamos a estar en el podio y lo concretamos. Además le hicimos partido al campeón y al subcampeón por lo cual no había nada que reprocharse. Y después de eso nos propusimos clasificar primeras en la Liga para obtener la localía que era fundamental por el apoyo que nos brindaba el público. Encima terminamos invictas que en su momento era algo impensado y que es un plus para demostrar que fuimos las mejores y que salimos campeonas de manera merecida”, sentenció.
 
Respecto a la final ante Boca expresó: “Con Boca habíamos jugado seis o siete veces y siempre habíamos perdido, por lo cual la final era una especie de revancha y por eso nos gustaba enfrentar a Boca en la final. Lo único que queríamos era ganar y no importaba la manera en que jugáramos, teníamos muy en claro que no podíamos perder este partido, de allí la presión con la que salimos a disputar el primer set. La ansiedad nos jugó en contra en el arranque, pero viendo la cantidad de gente que fue y apoyó en todo momento, no nos permitía irnos con las manos vacías. El público alentó desde las 16.30 hasta que terminó el partido, fue realmente impresionante. Por eso cuando perdimos el primer set nos dijimos entre todas que había que ganar como sea y salimos a jugar con el cuchillo entre los dientes”.
 
Sobre la manera en que ella disfruta este momento al estar desde hace tantos años en el club manifestó: “Es todo muy especial, el equipo del año pasado estaba integrado por chicas que veníamos jugando juntas desde hacía siete años y por eso en la final que perdimos ante Boca nos quedó un sabor amargo porque sentimos que pudimos dar más. Pero quizás el año pasado, el objetivo era llegar a la final y tal vez inconscientemente nos relajamos y nos conformamos con eso. En consecuencia queríamos revancha este año, pero sabíamos que para llegar debíamos recorrer un camino muy largo y además la vara estaba muy alta porque como mínimo nos propusimos volver a jugar la final. En lo personal soy muy exigente y entendía que no había otra opción que volver a estar en una final. Además, este año no se trataba de un Boca invencible y nosotras estábamos muy sólidas al punto tal  que llegábamos invictas, por lo cual de ninguna manera se nos podía escapar el título dado que era coronar un excelente proceso en un partido que fue digno de una gran final”. Sobre lo que viene indicó: 
“El objetivo del torneo local no se negocia, estamos mentalizadas para intentar ganarlo nuevamente, obviamente que va a costar porque se está renovando el equipo, pero nunca dudamos en cuanto a las prioridades ya que siempre vamos por el torneo local para después enfocarnos en los campeonatos que siguen. La idea es seguir ganando todo lo que juguemos”.

Karina Suligoy recibe la Copa de campeón / Foto: Gentileza Zampi Producciones
 
 
La central cordobesa
María Florencia Giorgi jugó muy bien la final ante Boca y con apenas 20 años, se adaptó rápido al plantel y con el correr de los partidos supo interpretar lo que le pedía la entrenadora. En diálogo con Ovación y antes de viajar a su ciudad natal (Oncativo) hizo un balance del título obtenido y habló de su futuro.
 
“Todo comenzó en enero con un plantel que no se conocía pero con el objetivo claro de ganar la Liga y también ingresar al podio en el Sudamericano, sin dudas que se trataban de desafíos muy complicados de lograr. Al principio parecía todo medio oscuro porque no podíamos compactar al grupo, dado que se trataba de individualidades que no lograban ensamblarse. Pero después de un trabajo arduo entrenando en triple turno toda la semana y practicando además los sábados, fuimos sumando partidos amistosos que inclusive algunos perdimos pero nos sirvió para ir conociéndonos. En los primeros partidos de la Liga estuvimos un poco desordenadas, pero el Sudamericano nos ayudó a compactar el grupo a más no poder. El estar una semana juntas y competir ante los mejores equipos de Brasil y Perú nos ayudó mucho para enfrentar la parte más importante de la Liga”, comenzó diciendo.

Florencia Giorgi en pleno festejo post título.
 
Para luego agregar: “Le ganamos a los mejores equipos, nos enfrentamos contra todos y fuimos superiores y eso se logró gracias al trabajo de Lore (Lorena Góngora) y de todo el cuerpo técnico, como también al apoyo constante de toda la directiva y a la gente que nos apoyó en todo momento”. A la hora de repasar los logros obtenidos destacó: 
“Recién le comentaba a Kari (Karina Suligoy) que fuimos al Sudamericano y le ganamos a los equipos de Argentina y también de Uruguay. Y si bien quedamos terceras, cuando lo pensás seguís siendo el equipo mejor clasificado de Argentina, y ahora ganamos la Liga lo cual marca sin discusión que somos el mejor equipo del país. Estamos muy contentas y orgullosas por dejar a Villa Dora en lo más alto del vóley a nivel nacional y porque siempre es mucho más difícil para los clubes del interior poder lograr las cosas y les ganamos a todos no quedó ninguno por enfrentar”. Por último, se refirió a su futuro “Ahora me vuelvo a Córdoba a seguir estudiando (ingeniería química) los dirigentes de Villa Dora intentaron que me quede, pero por el estudio se me hace complicado. Pero en diciembre apenas pueda desafectarme de la facultad voy a volver a Villa Dora, más o menos está firmado el contrato y además a mí no me gusta Buenos Aires. Quería cumplir mi sueño de jugar en un equipo del interior y lo pude cumplir de la mejor manera nada menos que siendo campeón. En estos meses voy a jugar en Córdoba (Universitario) y el año que viene si Dios quiere y todo se da como pretendemos me vendría a vivir a Santa Fe con la posibilidad de traer a mi hermana también y volver a jugar la Liga Nacional”.
Mariano Cassanello / mariano.cassanello@uno.com.ar / Ovación

Comentarios