A fondo
Miércoles 01 de Julio de 2015

La crisis en Grecia, desde una mirada local

Como en la noche del pasado 24 de diciembre de 2001 en Argentina, ayer Grecia cayó finalmente en default ante los acreedores internacionales.
La incertidumbre se apoderó esta semana de los ciudadanos griegos y la comunidad internacional sigue con inquietud el desarrollo de la crisis en Grecia, que podría ser un lastre para toda Europa. En Argentina, la crisis del país helénico se analiza desde el recuerdo vivo de hace 14 años atrás. 
El desplome de las Bolsas europeas, el corralito financiero que fijó en 60 euros el límite a las extracciones y el incumplimiento en el pago de 1.600 millones de euros que vencía este martes, por créditos del Fondo Monetario Internacional, son las situaciones que hoy relacionan a la crisis Griega con la de nuestro país.
Como en Argentina
Al respecto, el profesor de Macroeconomía y director del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL, Néstor Perticarari, indicó en el aire de "La X FM 103.5" que “desgraciadamente para los griegos, su situación es similar a la de Argentina en 2001”. 
Entre los motivos que llevaron a la crisis, señaló la decisión de Grecia de ingresar a un bloque comercial y monetario como la Comunidad Europea, que implicó resignar a su propia moneda en un proceso que no fue acompañado por una adecuada política fiscal. “Recién en 2009 se conoció el problema de que los números que ofrecía Grecia –auditados por firmas internacionales- resultaron no ser lo que se decía. Es decir que el nivel de endeudamiento era mucho más alto que el que estaban declarando, y que el nivel de déficit fiscal que tenían que cubrir con ese endeudamiento también era más alto que el que se daba a conocer”, explicó Perticarari. 
En ese contexto, criticó “la miopía del Banco Central Europeo, del Fondo Monetario y el Consejo de la Comunidad Económica que empezaron a exigir la solución del problema a través del ajuste fiscal, que llevó a la economía griega a una continua recesión desde 2009 hasta la fecha, haciendo que perdieran en este período el 25 por ciento del producto”; una caída similar a la que experimentó la economía argentina en el proceso que derivó en la crisis de 2001.
Argentina en Grecia
Pese a esta comparación, los argentinos que se encuentran hoy en Grecia ven que esta crisis no es "tan caótica", como sí lo fue de este lado del mundo y donde derivó en un estallido social, económico y hasta político, con cinco presidentes en sólo diez días. 
Desde el país helénico, la argentina María Eugenia Francisco, quien se encuentra estudiando en la ciudad de Salónica comentó a Diario UNO que "están bastante tranquilas las cosas" y agregó que no esperan "que hayan disturbios o manifestaciones al nivel del 2001". "Mucha gente apoya al gobierno de Tsipras, así que más que ver manifestaciones para que se vaya, vamos a verlas en apoyo a las políticas que adoptó, aunque no todos están de acuerdo", explicó.
En cuanto a la incidencia de la crisis en su estadía comentó que "como estudiante becada por el estado griego me afecta igual que a los griegos, porque cobro un sueldo del estado. Así que cuando les reducen a ellos, me reducen a mi también".
Sobre las medidas
A la hora de analizar las medidas que se han intentado para salir de la crisis, el profesor Perticarari explicó que “han sido más de lo mismo”, y volvió al ejemplo argentino: “Grecia está a punto de salirse del euro; y eso implica volver a su moneda, y a un nivel extremadamente depreciado. Recordemos lo que ocurrió en nuestro país cuando se salió de 2001 con una moneda fuertemente depreciada, con la mayor parte de la gente en la pobreza, la caída de la demanda y el consumo. Eso se está viendo en Grecia hoy mismo: negocios que no venden, cajeros cerrados, gente sin dinero”. A esa compleja situación agregó que el país “tiene una economía que funciona mucho con efectivo, está poco bancarizada. Entonces al cortarse la circulación de efectivo ocurre lo que pasó en Argentina, donde mucha gente que vivía del efectivo de los demás a través de las “changas”, se quedaron sin ingresos, y eso genera una caída muy profunda de la economía a plazos muy cortos”. Y concluyó que en este sentido “el panorama no es alentador para Grecia en ninguna de las dos salidas: ni la que le ofrecen la Comunidad Europea, el Banco Central Europeo o el Fondo Monetario Internacional; ni la de dejar el euro y recuperar su moneda”.
Contrapropuesta
Este miércoles confirmaron que el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, envió a sus acreedores una nueva propuesta con una serie de modificaciones a la formulada por estos. 
El texto enviado a la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), publicado por el diario británico Financial Times, asegura que Grecia "está preparada para aceptar" las condiciones de la oferta europea.
 

Comentarios